23 de junio de 2021

EMPRESAS : La pandemia cambió lo que bebemos: las empresas apuestan a las hard seltzer



El cierre de bares y restaurantes, el confinamiento y la necesidad de tener hábitos más saludables ante la llegada del coronavirus cambió el interior de los refrigeradores de los mexicanos, que sumaron a sus carritos del super bebidas preparadas y listas para beber. Y las empresas agregaron a sus portafolios productos sin alcohol, hard seltzer, con menos azúcar y menos contenido calórico.
Heineken, Modelo y hasta Coca-Cola durante el año pasado abrieron en México una categoría nueva y que en Estados Unidos gozaba de gran popularidad: los hard seltzer, una mezcla de agua mineral, con un ligero toque de sabor y baja en calorías y contenido alcohólico. Los esfuerzos por ganar a los consumidores fue más allá y las cerveceras también fortalecieron sus marcas ultra ligeras y sin alcohol.

La oportunidad no es pequeña. La consultora Grand View Research estima que el valor de mercado de los hard seltzer fue de 4,400 millones de dólares en 2019, los últimos datos disponibles. La tasa de crecimiento anual compuesta, es decir la que mide el retorno de inversión, será de 16.6% entre 2020 y 2027, por lo que llegará a 14,500 millones de dólares hacia el final de ese periodo.

Heineken entró a esta categoría con Pura Piraña, un hard seltzer que presentó en septiembre de 2020. Grupo Modelo lanzó Michelob Ultra Hard Seltzer en diciembre, mes en el que Coca-Cola Femsa entró al segmento con la marca Topo Chico. No son los únicos jugadores, también está BASIC, del grupo Joseph Roberts, y Fitzer, de emprendedores morelianos.

Yanira Reyes, líder de Analytics de Nielsen IQ, explica que durante 2020 y hasta mayo de este año esta categoría ha crecido de forma constante y ya representa.

En esta categoría, los hard seltzer comparten espacio con otras bebidas refrescantes que tienen una graduación alcohólica de entre 3 y 7 grados. Para Reyes, uno de los aciertos que ha impulsado el crecimiento de las ventas es la disponibilidad en diferentes puntos de venta. “Desde el primer lanzamiento no ha dejado de crecer. Es un boom y lo confirman las diferentes marcas que se han sumado a esta tendencia.(...) Este tipo de productos no sólo crece porque hay oferta y disponibilidad, está acompañado de la demanda. El mexicano está repitiendo, no lo hacen una sola vez”, apunta.

Pero no solo son los hard seltzer. También las cervezas ligeras o ultras y las que no contienen alcohol se han visto beneficiadas durante el último año, dado que cada vez más los consumidores buscan bebidas que tienen menos carbohidratos y calorías, y se comercializan bajo una etiqueta más saludable.

Heineken México tiene en el mercado su cerveza 0.0 o Amstel Ultra y el pasado 14 de junio presentó Dos Equis Ultra Lager, que tiene 94 calorías y 4% de alcohol. “Los resultados en este segmento han sido exitosos. “La tendencia salud y bienestar ha impactado numerosas industrias y hábitos de consumo a nivel global. Esta nueva apuesta viene a robustecer la estrategia de expansión de la empresa”, dijo José Antonio Lie, director de marcas de la empresa, en un encuentro con medios la semana pasada.

Grupo Modelo tiene en su portafolio Corona Ligera y Victoria Chingones, ambas con 1.8% de alcohol. La empresa espera que este segmento represente el 20% de su portafolio en 2025.

Oportunidad abierta

Con un segmento en desarrollo, más jugadores han levantado la mano para entrar con nuevas innovaciones a las bebidas con alcohol. Recientemente, Pepsi presentó la solicitud de registro de Rockstar, la marca con la que pretende comercializar bebidas alcohólicas: cervezas, cócteles y hard seltzers, de acuerdo con un reporte de Bloomberg.

“Van a seguir creciendo los productos en México, todos se suman a la tendencia wellness. Las bebidas sin alcohol están creciendo a doble dígito. Las cervezas ligeras, que son un segmento también muy nuevo, crecen 40% en los autoservicios. Es una tendencia muy marcada y es un paso hacia la innovación recientemente explorado en el país”, declara Reyes.

¿Adiós cerveza?

En 2020, las empresas cerveceras se vieron obligadas a parar sus operaciones durante dos meses, debido a que no fueron consideradas como una industria esencial. Si bien esto fue un detonador para que voltearan a nuevas categorías, las cervezas siguen tendiendo un lugar dentro de las preferencias de los consumidores, dado que otro tipo de bebidas -como los seltzer- tienen un costo más elevado y no son accesibles para todos.

Aunque, eso sí, ante el golpe del COVID-19 la industria cervecera tuvo una caída de 6.2% en exportaciones y de 4.7% en producción en 2020, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y de la Malta.

Marianna Vargas, gerente de comunicación y marketing de la división Worldpanel de Kantar México, comenta que durante el primer trimestre del año, la venta de cerveza ha tenido un despunte en canales como las tiendas de autoservicio, las tiendas de barrio y licorerías, que no son un canal habitual para cerveza, y ahora son 2.8% más de compradores que adquieren esta bebida para el consumo en casa.

“Al tiempo que incrementa el consumo de cerveza, se empezaron a vender otras bebidas alcohólicas, sobre todo relacionadas con las temporadas de ofertas de verano y diciembre, que se consumen por las fiestas o regalos. No vemos una migración y desde el inicio de año ya hay un mayor número de hogares en donde se consume cerveza, por lo que el consumo se está arraigando más al hogar”, apunta.

0 comentarios: