30 de abril de 2021

AMAZON : Vencerá a Walmart durante 2025, pero hay un problema que debe resolver



Si una batalla en retail es especialmente aguerrida es aquella que libran desde hace ya varios años Amazon y Walmart.

Ambas marcas están buscando conquistar al sector retail desde diferentes frentes. Mientras una ha decidido ingresar al mercado de los puntos de venta físicos, la otra ha buscado la manera de crecer en el terreno digital.

El factor precio

De esta manera, hemos sido testigos de movimientos y acciones que buscan alcanzar estos objetivos, los cuales tienen una meta común: dominar y dictar las regalas del sector retail en el futuro.

Quizá para Walmart la tarea ha sido más compleja. La reconocida cadena de supermercados ha tenido que modificar un modelo tradicional de trabajo y operación para aterrizar a un espacio que, apalancado en buena medida por Amazon, es aún poco explorado.

Para Amazon es posible que las cosas hayan sido algo más sencillas. Adaptarse a un sistema ya probado y agregar elementos de nueva generación le han permitido comenzar a pisar fuerte en la cancha del retail tradicional.

Aún con estas discrepancias, lo cierto es que la brecha entre ambos jugadores ya desde hace unos años atrás parecía cerrarse de manera importante.

Un indicador importante al respecto es el precio ofrecido por ambos competidores. Hacia 2017, las conclusiones de un reporte entregado por Market Track aseguran que Walmart ya estaba cerrando la brecha de precios en línea con Amazon de manera acelerada. Los precios del primer retailer en aquel momento eran sólo 0.3 por ciento más altos en comparación con el segundo, cifra que se ubica muy por debajo del 3 por ciento calculado al cierre del 2016.

Amazon parece estar perdiendo su ventaja en las guerras de bajo precio en línea en categorías representativas para su negocio. Por ejemplo, de acuerdo con la fuente anterior, los wearables como los rastreadores de fitness y los smartwatches fueron durante 2017 un 6.4 por ciento más baratos en Walmart que en Amazon.

No basta para Walmart 

Lo cierto es que aún este cierre de brecha para Walmart no bastará. Y es que aunque ha conseguido ser competitivo, las generaciones actuales que dominan el consumo parecen estar especialmente alineados con Amazon, lo que ha llevado al gigante minorista dueño de Sam’s a perder terreno.

Un análisis entregado por Facteus, indicaba que aunque durante la primera semana de febrero del año pasado por cada dólar que los compradores gastaron 66 centavos se destinaron a Walmart y 34 centavos a Amazon, para el mes de agosto pasado la distancia entre las cifras se redujo para ubicarse en 55 centavos para Walmart y 45 centavos para Amazon.

En buena medida, este fenómeno responde a la exigencia de los usuarios por recibir de manera casi inmediata sus compras, en donde desde su servicio Prime, Amazon lleva ventaja.

Esta delantera se mantendrá e incluso ya existen proyecciones sobre cuándo Amazon terminará por vencer de manera definitiva a Walmart para coronarse como el líder en retail.

Estas proyecciones han sido dadas por un reciente informe firmado por  Edge by Ascential, el cual indica que hacia 2025, los compradores estadounidenses destinarán 632 mil millones de dólares en productos en Amazon y sus tiendas minoristas afiliadas, cifra que superará los 523 mil millones de dólares proyectados para Walmart, según el informe de Edge by Ascential, que evaluó el valor de todos los productos vendidos por cada compañía en línea y en tiendas a excepción de la gasolina. 

Modelos distintos y un problema

En buena medida esto responde a la diferencia en los modelos de negocio, mismos que aunque tendrán que cruzarse en algún momento, en el futuro inmediato marcarán la diferencia.

La mayoría de las ventas de Amazon se generan gracias a los más de 2 millones de comerciantes externos que utilizan su plataforma para vender mismos que pagan una comisión promedio del 15 por ciento sobre el valor de cada producto vendido.

Por su parte, Walmart crece en e-commerce pero se mantiene como un minorista tradicional que compra productos a mayoristas para venderlos por un precio mayor. Ese “interés” son las ganancias.

Ante una mayor dependencia de Amazon para ganar visibilidad da una ventaja invaluable al gigante del e-commerce.

Luego de entrevistar a 2 mil compradores una encuesta de Sitecore determinó que más de la mitad dijeron que generalmente acuden a Amazon primero para compras en línea antes que los motores de búsqueda como Google. 

Esto demuestra algo que ya se sabe de sobra: No estar en Amazon es prácticamente ser invisible al consumidor.

Un problema a resolver

A esto deben sumarse los esfuerzos de Amazon por optimizar sus tiempos de entrega. La firma se mantiene construyendo centros de distribución para optimizar sus tiempos de entrega y competir con los más de 5 mil establecimientos que Walmart tiene cuando menos en Estados Unidos.

Lo cierto y aunque Amazon pueda ganar, la realidad es que ese triunfo sobre Walmart podría ser efímero y todo por culpa de las nuevas generaciones que aunque con un ADN digital parece estar lejos de esta marca.

De acuerdo con Sitecore, existen más probabilidades que los compradores de la generación Z, que oscilan aproximadamente entre los 15 y los 25 años, se sientan culpables de comprar en Amazon y deseen reducir sus gastos en el sitio.

De manera puntual se estima que el 53 por ciento de los compradores de la Generación Z quieren reducir sus compras en Amazon, seguido por el 49 por ciento de los Milenials, el 36 por ciento de la Generación X y 25 por ciento de los ‘baby boomers’.

Esta culpabilidad tiene que ver con las acusaciones recientes alrededor de Amazon sobre el maltrato a sus empleados, situación que para la marca no debe ser despreciada si en realidad quiere superar a Walmart en el futuro inmediato.

0 comentarios: