7 de marzo de 2021

BIDEN : Condena a turisteros mexicanos , a una Semana Santa muy negra , dice la Concanaco


La nueva alerta emitida por el gobierno de los Estados Unidos para evitar que sus ciudadanos viajen a los destinos turísticos de México agravaría más la situación de los negocios del sector, quienes antes de la pandemia recibían a casi 12 millones de turistas, nacionales y extranjeros, dejando una derrama de más de 10 mil millones de pesos durante las vacaciones de Semana Santa.
El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), José Manuel López Campos, indicó que con este serían dos años consecutivos en que los negocios turísticos del país se enfrentarán a una situación adversa en las vacaciones de Semana Santa y Pascua, que este año será del lunes 29 de marzo hasta el domingo 11 de abril. 
 Consideró como un duro golpe al turismo en México las restricciones y alertas de viaje de Estados Unidos, ya que abril de 2020, mes en que fue la Semana Santa solo recibió, según cifras de Datatur, a 2.2 millones de visitantes extranjeros, principalmente de Estados Unidos, número muy por debajo de las cifras registradas en el mismo periodo en 2019, que fue de 8.1 millones de paseantes. 
 Además, en 2020 en los primeros cinco meses, de enero a mayo, se tuvo una caída de 31.4 por ciento en cuanto al turismo extranjero, al recibirse a 27.8 millones de turistas internacionales, contra los casi 41 millones del año 2019, anotó. 
López Campos indicó que las expectativas ahora no son muy favorables para el sector turístico nacional, pues aun cuando se tenía una visión optimista de alcanzar entre hasta 65 por ciento de ocupación en los destinos de playa para las vacaciones de Semana Santa, la alerta de Estados Unidos desincentivará a los turistas, tanto extranjeros como nacionales, a visitar algunos sitios tradicionales de estos periodos vacacionales en el país. 
Señaló que las últimas vacaciones de Semana Santa con cifras altas alcanzadas en México fueron en 2019, cuando los principales destinos de sol y playa en el país registraron ocupaciones superiores a lo previsto, donde Nuevo Vallarta estuvo al 94.5 por ciento de su capacidad, y Acapulco al 93.6 por ciento. En ese año, apuntó, según datos de Sectur, Puerto Vallarta tuvo 91.4 por ciento de ocupación, Playacar 88 por ciento, Cabo San Lucas 87.5 por ciento, Riviera Maya 87.6 por ciento y Cancún 86.3 por ciento. 
José Manuel López Campos subrayó que para el próximo período de Semana Santa los destinos turísticos prevén alcanzar, en promedio, una ocupación de cuartos entre 40 y 60 por ciento, lo cual sería un respiro para miles de negocios que forman la cadena de proveeduría del sector. La OMT resaltó que las recomendaciones que formulen los gobiernos tendrán un papel crucial en la reanudación y la recuperación del turismo en las próximas semanas y en los meses por venir. 


0 comentarios: