21 de septiembre de 2020

COLSON : Investigadora Zuelma Trejo, habla sobre " El escape de las redes"

Las redes sociales se convirtieron en un elemento indispensable en nuestra cotidianidad. Estar conectados a una u otra red es una conducta a la que pocos puede resistirse, de hecho la conexión a las redes sociales pasó de ser un entretenimiento a transformarse en un adicción. ¿Estoy exagerando? No, la adicción a las redes sociales es un trastorno psicológico que se ha estudiado más o menos a partir de 2010. 
 La definición de la misma es muy similar a la que se da para otro tipo de adicciones: falta de control, complicaciones serias en lo familiar, laboral y escolar, así como problemas de salud.  
Al igual que otro tipo de adictos, quienes lo son a las redes sociales no suelen percatarse del problema o creen que pueden controlarlo.
 ¿Cómo identificar a une adicto a las redes sociales en un mundo donde todos estamos conectados? 
Hay algunos indicadores como: el uso obsesivo de las redes sociales, la incapacidad de apartarse de los dispositivos con acceso a las redes, aislamiento físico y/o mental entre otras.
 ¿Por qué se desarrolla esta adicción? 
Las investigaciones que se han hecho al respecto apuntan a tres elementos: reafirmación de la identidad, el reconocimiento de otros y la popularidad. 
Por lo general la importancia que se les da a estos elementos disminuye a medida que las personas crecen y maduran. Sin embargo no se puede generalizar ya que existen adictos a las redes sociales jóvenes y adultos. 
 ¿Por qué nos conectamos a las redes?
, la respuesta es obvia, porque queremos estar conectados, ¿y por qué lo queremos? Esta pregunta ya no es tan fácil de responder porque está ligada a los intereses de la persona que se conecta, aunque por lo general se aducen motivos como el estar en contacto con familiares y amigos, seguir noticias o temas de nuestro interés, o simplemente porque las redes nos atrapan. 
Las redes sociales son una herramienta gratuita porque están diseñadas, sí para facilitar las interacciones sociales, pero también para atraer usuarios hacia sus patrocinadores, de ahí la presencia constante pero sutil de anuncios de todo tipo y el nacimiento de figuras como las influince dedicadas a impulsar tendencias en moda, comida, y muchísimas cosas más. 
Estas personas tienen miles de seguidores que a su vez, son clientes potenciales para los negocios que promueven. 
Las redes están diseñadas para relacionarnos unos con otros pero también se usan para atraparnos en un ciclo de adicción, 
Así que hay que usarlas moderadamente. 

 *Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.

0 comentarios: