17 de junio de 2020

SALUD PUBLICA : Sacan del "wild west" a San Luis, al prohibirse orinar o defecar en público


San Luis, Ariz.- Una ordenanza aprobada por el concilio de la ciudad hará ilegal el orinar o defecar en público, conductas que hasta ahora no podían ser sancionados al no haber una ordenanza que lo prohibiera. 
Los ediles aprobaron unánimemente la ordenanza formulada por el fiscal municipal José De La Vara, y presentada por el jefe de policía, Richard Jessup. “Esto nos va a evitar que el centro sea un lugar para gente a la que no le importa lo que hace”, externo Jessup.
Arizona -explico- no cuenta con un estatuto que prohíba esas conductas, y, al no haber tampoco una ordenanza municipal al respecto, cualquier cargo relacionado con ellas podría no ser sostenible en una corte. Es frecuente que el Departamento de Policía encuentre a personas en esas conductas, pero no hay una forma de castigarlas, se indicó en la presentación para la ordenanza. 

Jessup añadió que esas conductas se ven más frecuentemente en la zona de las calles Main, Archibald y William Brooks, en el primer cuadro de la ciudad, por personas que solo están ahí pasando el tiempo, en ocasiones borrachos. La nueva ordenanza prohíbe orinar o defecar en calles, caminos, carreteras, callejones, banquetas, o parques o sitios públicos, así como en cualquier lugar, público o privado, donde sea visible, y en camiones y otros vehículos de transporte público. 
          Esas conductas, bajo la ordenanza, serán consideradas como delito menor. 
En la presentación de la ordenanza al concilio se indica que la orina puede dejar malos olores, y el acto de orinar en público puede considerarse una exhibición indecente, al exponer los genitales. Indica, además, que las heces pueden transmitir enfermedades. Orinar o defecar en público es peligroso para la salud pública y ofensivo para la sensibilidad de otros, señala el documento. 

Gerardo Sánchez
Cabe mencionar que en año anterior se cerró el Parque de la Amistad, en donde había sanitarios públicos, lo que se mencionó en la sesión como un posible factor que aumenta este problema. El alcalde Gerardo Sánchez dijo que ese servicio es una de las razones porque el parque era necesitado. El sitio fue regresado al gobierno federal, que usará el terreno para la expansión del Puerto de Entrada San Luis I.
                   
 La vicealcalde María Cecilia Cruz sugirió analizar la instalación de baños portátiles en el área, lo que se planteó como posible al menos durante la temporada agrícola, cuando hay más trabajadores presentes que requieren servicios sanitarios.


0 comentarios: