9 de junio de 2020

ARTE y PANDEMIA : Demuestra Ignacio de Lucca , que el confinamiento alienta la creatividad


Imagen
En lo más íntimo del confinamiento Ignacio de Lucca retrata situaciones que se volvieron cotidianas durante el aislamiento social obligatorio. "Compongo las imágenes a partir de ¿Cómo explicarle al cuerpo la pérdida de la delicadeza de un abrazo? ¿Cómo explicarles a los sentidos que deben ser fuertes porque, durante un tiempo, el tacto debe reservarse solo para ocasiones esenciales? ¿Cómo explicar con el arte que estamos viviendo en tiempo presente un hecho histórico? 
Técnica: acuarela sobre papel | Formato único: 41x31cm 
                                                          Acuarela sobre papel
Por primera vez en su carrera, el pintor argentino Ignacio de Lucca decidió publicar una obra diaria en su cuenta de Instagram. ¿El objetivo? Acompañar a sus seguidores con postales de gente cercana, querida, en la intimidad de su hogar. 
 “En estos días de aislamiento, como gesto de abrazo y acercamiento posible, estoy retratando a amigos, vecinos. Voy componiendo imágenes a partir de fotos y diálogos que me envían por WhatsApp; ese el punto de partida y luego agrego detalles que tienen que ver con la obra o con algún aspecto del retratado”, cuenta en diálogo con LatamTimes. 

 De Lucca comenzó a pintar estos retratos como una respuesta genuina y espontánea al confinamiento social decretado para prevenir la pandemia de coronavirus. “En lo personal, este proyecto me mantuvo en una situación vital y me ayudó a encontrarle una vuelta a esta situación tan agobiante”, admite. 
Para el pintor, estas obras nacen con un sentido de urgencia. “Este contexto, y en particular el distanciamiento social, me hizo entrar en otra frecuencia en relación a cómo gestar las imágenes de mis obras”, señala.
 En cada posteo, de Lucca acompaña las obras con un texto. “Son las experiencias de los retratados, el feedback que me envían vía WhatsApp. Retratar a gente querida es una especie de acercamiento a distancia, como poner énfasis en una situación afectiva: el abrazo”, detalla. 

La elección de la técnica –acuarela sobre papel- tiene una razón de ser. “Si bien es lo más clásico de mi obra, para esta serie fue fundamental: la acuarela te permite hacer un registro y plasmar con espontaneidad y velocidad”, explica el artista argentino.
                                                  El día después del confinamiento 
El trabajo que Ignacio de Lucca está haciendo durante el aislamiento social será expuesto en un lugar institucional. “Quiero armar una muestra de 40 obras o más. La idea es incluir un registro audiovisual con todas las fotos y videos que sirvieron de inspiración y que me han enviado los retratados por WhatsApp. 
También estarán los textos con el feedback de los protagonistas”, adelanta.

Con la muestra vendrá, además, un libro editado por Cecilia Pahl, cantante intérprete especializada en repertorio del Litoral y compañera de vida del pintor. “Queremos escribir algo sobre la experiencia completa. 
Más allá de las obras y los textos, a mi esposa y a mí nos gustaría compartir las lecturas que nos han acompañado durante esta cuarentena. 
Son textos de escritores, científicos y pensadores que nos han ayudado a entender esta situación, que excede a la pandemia y que tiene que ver con una disrupción del orden de la naturaleza”, sostiene.

                                                El día después del confinamiento 
Ignacio de Lucca nació en Apóstoles, Misiones, Argentina. En 1986 se recibió de Arquitecto en la Universidad de Buenos Aires y once años después fue becario de la Fundación Antorchas para el Programa Nuevos Pintores del NEA.
En 2004 fue seleccionado para participar de la Residencia Paintings Edge Program en California, Estados Unidos, con los artistas Terry Winters, Laura Owens y Elizabeth Murray. Actualmente vive y trabaja en Buenos Aires.


0 comentarios: