1 de abril de 2020

CCE : Urge medidas fiscales de emergencia , incluso diferir declaración del 2019,

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) exigió al Gobierno federal medidas fiscales para enfrentar el período de emergencia sanitaria –que se amplió hasta el 30 de abril– por la pandemia de coronavirus. En un comunicado, el CCE dijo que este lapso tendrá como consecuencia la afectación en la generación de ingresos necesarios para la operación de las empresas.
Adicionalmente, los contribuyentes han estado enfrentando serias dificultades en días recientes en su interacción con los sistemas informáticos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los cuales han resultado insuficientes para propiciar la presentación de las declaraciones anuales a tiempo. Por ello, el sector privado solicitó de manera urgente la emisión de un decreto a través del cual se otorguen diversas medidas.
Uno de los preceptos, señala, es diferir de inmediato la presentación de la declaración del ejercicio de 2019 –tanto de personas físicas como morales– durante 6 meses o permitir enterar el impuesto que resulte en la misma en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.
La segunda medida planteada es permitir la disminución automática de todos los pagos provisionales del ejercicio de 2020. También, permitir el pago de impuestos hasta en 12 parcialidades.
Otra es establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor del Impuesto al Valor Agregado (IVA) aplicable durante todo el ejercicio de 2020.
Asimismo, permitir temporalmente que los contribuyentes puedan compensar de manera universal los saldos a su favor durante todo el ejercicio de 2020.

“Con estas medidas se permitirá que las empresas puedan contar con un mínimo de liquidez necesaria, con la finalidad de preservar las fuentes de empleo”, afirmó el CCE. El organismo empresarial recordó que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado una serie de medidas emergentes de carácter fiscal a los gobiernos, cuya finalidad es evitar que se profundice una crisis económica.
 “Para el paquete fiscal 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Servicio de Administración Tributaria han seguido puntualmente diversas recomendaciones de la OCDE para fortalecer las finanzas públicas y disuadir la evasión fiscal. “Por ello, consideramos que ahora deberían seguir las recomendaciones de dicho organismo para aliviar la situación financiera de los contribuyentes”, subrayó el CCE.


.....................................El sector patronal aseguró que hará un esfuerzo por pagar el salario a sus empleados, según la capacidad de cada negocio, mientras esté vigente la emergencia sanitaria.
 "El sector patronal mantendrá la solidaridad que ha sido reconocida por el Gobierno federal -aún cuando el Gobierno federal no ha sido solidario con el sector privado-, por lo que las empresas, atendiendo a sus condiciones particulares, realizarán el esfuerzo de pagar a sus colaboradores, atendiendo a las distintas capacidades de cada establecimiento o negocio, que pueden ser distintas en porcentajes de salario y en su caso incluir anticipo de pago de prestaciones y otros conceptos o formas", señaló la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). 

Se comprometen patrones a pagar salarios
Lo anterior, aclaró, dependiendo de la capacidad y posibilidades de cada empresario, sin perder de vista que la obligación de ley es pagar desde un día de salario mínimo general, hasta un mes de salario mínimo general. En ese sentido, apuntó que hasta el momento no ha sido aclarado lo suficiente qué tipo de negocios entran en la definición de "actividad esencial" para que sigan operando durante el periodo de contingencia sanitaria. 
"En Coparmex se considera esencial que el Gobierno federal brinde mayor claridad respecto de cuáles son las empresas que se considerarán esenciales o prioritarias que podrán seguir trabajando de acuerdo con la suspensión de labores establecida, puesto que la falta de certidumbre impide a las empresas saber si pueden o no seguir operando", afirmó. 
La Confederación advirtió que se ha dado a la tarea de identificar los efectos jurídicos de la Declaratoria de Contingencia Sanitaria, en materia laboral, dado que dicho decreto permite suspender las relaciones individuales y colectivas de trabajo respecto de las empresas, negocios, establecimientos mercantiles y todos quienes no resulten necesarios para hacer frente a la contingencia.
"Frente a este escenario, Coparmex exhorta a las pequeñas y medianas empresas y a sus socios a que, en la medida de sus posibilidades, privilegien el acuerdo de voluntades entre patrones y trabajadores

0 comentarios: