8 de abril de 2020

ACTUALIDAD : ¿Qué es la política contracíclica que tanto rechaza AMLO y que tanto querían empresarios?


Centro de Estudios Espinosa Yglesias Logo
Uno de los elementos centrales del mensaje económico a la nación que el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó el pasado domingo, en el que detalló su plan para contener la crisis económica derivada de la contingencia sanitaria, fue su rechazo a la aplicación de una política contracíclica.
El mandatario advirtió que su plan no se ajustaría al modelo neoliberal y su gobierno rompería con el molde de medidas contracíclicas que “sólo aumentan la desigualdad”. 
No hay descripción alternativa para esta imagen
Sin embargo, las medidas contracíclicas están más apegadas al modelo económico keynesiano, que considera que la política económica de un país para salir de una crisis se debería enfocar en el estímulo de la demanda con el impulso del gobierno, la política fiscal y el déficit público. “Una política contracíclica, consiste en gastar, gastar y gastar. 
Que el Estado intervenga en gastar en infraestructura, generación de empleos y mantener los que existen, si el Estado no interviene inyectando liquidez para que se mantengan empleos, lo que ocurre en ausencia de esa política contracíclica que él calificó como neoliberal, siendo que es más de corte keinesiano”, apuntó Enrique Díaz Infante, director de sector financiero y seguridad social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY). 

AMLO presidente ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR
La propuesta del presidente de México se centra en reforzar la inversión pública en las obras de infraestructura ya planeadas por su gobierno, así como los programas de desarrollo social y generar empleo pleno.
Pero las transferencias consideradas en el plan de AMLO no reactivan la economía sino que combaten la pobreza y solventan necesidades básicas.
No hay descripción alternativa para esta imagen
“Una política contracíclica lo que busca es reactivar la economía, es decir, no que la gente siga sobreviviendo sino que las empresas se mantengan a flote, haciendo transferencias vía programas sociales, llegas al segmento de los que están en la parte baja de la pirámide que viven en la informalidad y lo máximo que logran hacer es detonar el consumo, pero no detona la industria de la construcción, como un gasto masivo en la industria de la infraestructura y la construcción además tiene conexiones con otras industrias”, apuntó. 
Imagen
La pandemia del COVID-19 pronostica una crisis no solo de salud, sino económica y social: 21 millones más de mexicanos podrían caer en pobreza derivado de esta pandemia y su impacto en la economía nacional.
Organismos empresariales e instituciones, entre ellas el CEEY, hicieron un llamado al gobierno federal, previo a este mensaje, para integrar una política fiscal que diera un plazo a las empresas para cumplir con sus responsabilidades tributarias.
 “A la luz del tsunami que se viene se esperaba un mensaje de altura y vimos un presidente inercial, perdido en un discurso que fue sacado de una de sus múltiples e intrascendentes mañaneras, sin mucha conciencia de la realidad, ahondando sus programas sociales dirigido a sus clientelas políticas pero que no son las que necesariamente se deben de atender ahorita, me refiero a jóvenes y adultos mayores, ya tienen asegurado el dinero y además dicho sea de paso”, apuntó. 

0 comentarios: