17 de marzo de 2020

GASTRONOMIA : Acamaya, el exótico crustáceo de río mexicano considerado un manjar

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
En los ríos que desembocan en el Golfo de México vive la acamaya, un crustáceo azulado que es considerado todo un manjar en la zona. Su robusta complexión podría describirse como la combinación entre un camarón y una langosta.
Tiene una gran cantidad de carne y mide entre 8 y 15 centímetros. También conocida como pigua, lo más común es encontrarla desde la Huasteca Potosina y la Sierra de Puebla hasta las costas de Veracruz y Tabasco.
El mejor momento para comer acamaya es durante la temporada de lluvias, porque es más abundante —aunque debido a la sobrepesca y la contaminación cada vez son más escasas—.


 Este crustáceo era consumido desde la era prehispánica y en los poblados donde se da lo utilizan como platillo de celebración. Las preparaciones más comunes son caldosas, en salsas picantes. En San Luis Potosí es común que las sirvan fritas al mojo de ajo con serrano y cebolla, en algunas zonas de Veracruz van en salsa verde pero lo más popular son al chipotle. 
   
Aunque en su estado natural son azuladas, una vez cocidas las acamayas se vuelven rojo intenso, son super carnosas van servidas siempre enteras, y con caparazón ya que aporta mucho sabor a las salsas. Como buen platillo mexicano suelen ir acompañadas de frijoles, arroz, tortillas y en algunos zonas plátano frito y el caldito que queda una vez que ya no hay piguas se puede tomar. 
Un plato de acamayas, en el restaurante de la colonia San José Insurgentes al que dan nombre Un plato de acamayas, en el restaurante de la colonia San José Insurgentes al que dan nombre Un plato de acamayas, en el restaurante de la colonia San José Insurgentes al que dan nombre
Debido a su rareza, pesca artesanal y gran tamaño suelen ser costosas, pero si visitas alguna de estas regiones y las vez en el menú no pierdas la oportunidad de probarlas. 


0 comentarios: