24 de diciembre de 2019

SUEÑO AMERICANO : Es alcanzado por Edith Herrera , en la mera Navidad

Inmigrante mexicana por fin tendrá una muy feliz Navidad con residencia permanente
Los Ángeles.- Edith Herrera tendrá una Navidad muy especial. A pocos días de haber obtenido su residencia permanente, viajará para pasar la Navidad y el resto de la semana en Tijuana.
Ella no ha regresado a México, el país que la vio nacer, desde hace 15 años.
 “Al salir del trabajo este 24 de diciembre, nos vamos a Tijuana a pasar las fiestas con familiares”, dice Oliverio Ibarra Topete, esposo de Edith y quien solicitó la residencia para ella. 
Inmigrante mexicana por fin tendrá una muy feliz Navidad con residencia permanente
Edith Herrera y su esposo Oliverio Ibarra Topete celebran la residencia de EEUU. Edith vino por primera vez a los Estados Unidos en el 2004 con un permiso especial para ver a su madre desahuciada de cáncer, cuyo último deseo era ver a su hija. Tenía entonces 35 años. Estaba casada con un taxista y era madre de dos hijos en México. 
 “Pasé seis meses al lado de ella hasta que murió y la sepultamos. Regresé a Ciudad Sahagún en el estado de Hidalgo, en México, donde me esperaban mi esposo y mis hijos”, dice.
 Sin embargo, después de haber estado una temporada en EEUU al lado de su madre, le dijo a su esposo que mejor se vinieran todos a este país “Allá hay más oportunidades para nuestros hijos”. 
 Agrega, “él me pidió esperarnos a juntar dinero antes de venir, pero como mi permiso se expiraba en una semana, era ahora o nunca. 
Yo no quería entrar indocumentada”. 

                  Edith Herrera y Oliverio Ibarra Topete se conocieron en las clases de ESL. 
Edith se vino a Los Ángeles, y a los seis meses la alcanzaron su esposo y sus dos hijos que en 2004 cuando ingresaron al país, tenían 8 y 6 años.
La familia se instaló en Paramount en el condado de Los Ángeles. A Edith se le venció la autorización para permanecer en el país, y se quedó indocumentada. 
 Como a los cuatro años después de haber inmigrado, Edith se divorció del padre de sus hijos. En 2010, una vez divorciada, decidió inscribirse a las clases de inglés como segunda lengua (ESL), algo que siempre había querido hacer. 
                 
Nunca imaginó que aprendiendo inglés conocería a su segundo esposo, otro estudiante que asistía a tomar las clases de ESL; y que además a través de él, obtendría su residencia. “Dos años después de conocernos, nos casamos. Me gustó mucho porque era un hombre romántico, muy sociable, atento, y de carácter ligero”, dice. 

     Edith Herrera con su abogado de migración Jonathan Strait de la firma legal de Eric Price. 
Oliverio trabaja en la cocina de una compañía de comida del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX), pero además tiene su propio mariachi Charros de Jalisco, en honor a su estado natal en México. 
 “Yo desde niño, soy mariachi. Primero era trompetista, ahora toco el guitarrón. Por mucho tiempo hice giras con artistas por todo el país”, afirma.
Oliverio, quien emigró a este país en febrero de 1979. El 24 de agosto de 2018, Oliverio se naturalizó ciudadano de los Estados Unidos.
Meses después, en diciembre de ese mismo año, presentó la petición de residencia para su esposa. “En febrero de este año me mandaron tomar las huellas; en octubre, me expidieron un permiso de trabajo; a principios de noviembre, tuvimos la cita en Migración mi esposo y yo para verificar la autenticidad del matrimonio”, subraya Edith.
 Y el 11 de diciembre de este año, en la oficina de su abogado de migración Eric Price, le entregaron su tarjeta de residencia.

                   Edith Herrera celebra la Navidad con su residencia permanente.

 “Lloré de la alegría”, dice Edith. “Todavía no me lo creo. En momentos, pienso que todavía soy parte de ese grupo de personas sin papeles que viven con miedo a la deportación. Yo he vivido con ese temor por mucho tiempo”. 
 Cuando la ahora nueva residente recuerda el instante en el cual le entregaron el sobre con su tarjeta greencard, su rostro se ilumina y surge la sonrisa espontánea. “Estoy aún súper emocionada. Agradecida con Dios y con la vida”, expresa.
 Oliverio por su parte dice que con la residencia para su esposa, se les ha quitado una congoja. “En un matrimonio, la pareja son las dos turbinas que manejan un mismo barco”, dice Oliverio. “Si le quitan una, ocurre una desgracia. Y si, si estaba preocupado por una posible separación”. El sueño de esta pareja es abrir una compañía de transporte de carga, pero mientras tanto esta Nochebuena y Navidad se van a celebrar la residencia permanente de Edith a Tijuana. “Vamos a ver si funciona”, dice Oliverio sonriendo.

Edith Herrera y Oliverio Ibarra con una de sus maestras de ESL cuando se conocieron. 
                      La vía más rápida para la residencia
El abogado en migración, Eric Price cuya oficina llevó el caso de Edith, explica que ella no tuvo que salir del país durante su proceso de petición de residencia porque tenía una entrada legal de 2004. Sin embargo, tuvo que pedir un perdón por exceder el tiempo límite permitido en el país. “Felizmente durante la entrevista en el Servicio de Migración y Ciudadanía (USCIS) pudo comprobar un récord limpio, excelente comportamiento, pago de impuestos y que su matrimonio fue por amor”, señala. “Ella podrá hacerse ciudadana en tres años si así lo desea”, precisa. Y ahonda diciendo que el caso de Edith demuestra que una petición de un ciudadano estadounidense es el proceso más rápido y seguro de obtener la residencia permanente con vías a la ciudadanía.
“El consejo es siempre decir la verdad y buscar la representación de un abogado honesto, experto en leyes migratorias e informado de los constantes avances del proceso migratorio. Es importante que el inmigrante colabore con todos los documentos que se le pidan para que el paquete de petición ante USCIS vaya completo y perfectamente presentado. 
 Los matrimonios válidos y por amor, con la ayuda de un abogado, tendrán muchas probabilidades de tener éxito en un proceso migratorio”, sostiene. 
Araceli Martínez Ortega |

https://laopinion.com/2019/12/24/inmigrante-mexicana-por-fin-tendra-una-muy-feliz-navidad-con-residencia-permanente/?

0 comentarios: