26 de julio de 2019

URBANIDAD : Hablemos de la propina

propinas
Para cambiar de tema y ya no hablar de las locuras políticas de esta bola de ineptos que se nos vienen encima, quisiera tratar un tema diferente, que no es muy importante, pero que sí afecta a muchas personas… y se llama “La propina”. 
Vivimos en un mundo lleno de paradigmas absurdos que nos han endilgado durante años. Cuando das una propina a un mesero, crees que estas ayudando al trabajador y haciendo algo bueno, pero en realidad es todo lo contrario. 

Dar propinas es condenar a un trabajador a no tener seguro social, aguinaldo, liquidación y ningún otro derecho laboral. Y además es solapar a patrones mañosos. 
La propina fue una tranza que se les ocurrió a los ricos hacendados del sur de EEUU cuando perdieron la Guerra de Secesión y se abolió la esclavitud, y les obligaron a contratar empleados negros y pagarles sueldo y prestaciones ”como si fueran blancos”.
Todos pasamos por el dilema de si dejar o no propina, o calcular de cuánto será esta remuneración. Foto: Pixabay.
Entonces crearon un sistema mediante el cual, ese servicio lo pagaran los clientes del negocito. ¿Que listos no? 
Los giros más beneficiadas fueron los restauranteros, hoteleros y ferrocarrileros, quienes “daban chance” a algunos elegidos de entrar a sus establecimientos, ponerles un uniforme, y vivir de las limosnas que les daban los ricos por servirles sus comidas o cargarles sus maletas. 
Afortunadamente, esta modita de tener “propineros” no ha sido aceptada por muchos países europeos que tienen leyes laborales estrictas y un concepto moderno de la justicia.
Platicamos con una exhostess y a un exmesero quienes nos mencionaron las razones por las cuales sí es importante que dejes propina. Foto: Pixabay
¿Por qué en México no imitamos a eso países, en vez de imitar a los americanos? 

Ahora tenemos un grupo nuevo de legisladores que ha prometido eliminar las injusticias sociales. Si la ley dice que todos los patrones deben dar sueldos justos y prestaciones, ¿por qué razón no se vigila y castiga a giros como restauranteros, gasolineros, aeropuertos, hoteleros y valet parkings que no cumplen con la ley laboral?
Como si estos empresarios no tuvieran suficiente margen de utilidad para poder pagar lo justo a sus colaboradores, como cualquier otro empleador.
Ya sé que muchos me van a acusar de codo, marro y miserable por querer hacer desparecer las propinas, pero no podemos negar que esta costumbre perjudica, mas que mejorar a quienes viven de esas limosnas.
Porque posiblemente, en los 2,000 restaurantes “fusión fifí” que hay en México, los meseros ganan una buena lana de propinas, pero en las 350,000 fondas y restaurantes pequeños que existen, los meseros apenas y ganan el miserable sueldo mínimo que tenemos.
Por Alberto Martínez Vara

0 comentarios: