27 de junio de 2019

HORROR : Regresan los secuestros y asesinatos de empresarios, ahi el caso de Harms Peters, creador del “Jugo Menonita”

   No hay descripción de la foto disponible.
Chihuahua.- El secuestro y posterior asesinato del empresario Abraham Harms Peters, creador del “Jugo Menonita”, conmocionó y generó terror en la comunidad menonita de Cuauhtémoc. De acuerdo con las investigaciones, estuvo privado de la libertad por 15 horas y una vez asesinado su cuerpo fue arrojado en calles de ciudad Cuauhtémoc, dieron a conocer investigadores de la Fiscalía General del Estado. 
La evidencia con la que cuenta la Unidad Antisecuestros, en especial un video que captó el momento de la privación forzada, indica que se lo llevaron a las 06:58 horas del 24 de junio, y el cuerpo fue localizado la noche del martes 25 en las calles San Andrés y 94 en la ciudad de Cuauhtémoc. La causa de muerte fue traumatismo craneoencefálico consecutivo al proyectil de arma de fuego que penetró su extremidad cefálica. 
El cronotonatodiagnóstico reveló que la persona murió a las 22:00 horas aproximadamente. 
La Unidad Antisecuestros se encarga de la investigación correspondiente, tarea que les fue encomendada tras el hecho violento que sufrió esta persona.
 El reporte del hallazgo de la Fiscalía destaca que el cuerpo de un hombre que presentaba una herida por proyectil de arma de fuego en la cabeza, se encontraba en calidad de desconocido. 
El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense para practicar la necropsia de Ley. 

                                                     Abraham Harms Peters

Personal investigador de la zona occidente, de Servicios Periciales y del Forense, se hicieron cargo de la escena del crimen, de recabar evidencia y trasladar el cuerpo al Semefo para la necropsia de ley. El día de los hechos un sujeto lo interceptó antes de que entrara al restaurante La Huerta, en el corredor comercial, luego llegó otro y entre los dos lo subieron a la fuerza al asiento trasero de su camioneta pick up de modelo reciente. 
La unidad fue localizada en la calle 86 y Venezuela, según los datos que se dieron a conocer en su momento.
                       Van seis casos de plagio y homicidio 
Con el homicidio de Abraham Harms Peters, suman 6 hechos delictivos de alto impacto, principalmente secuestro, desde el año pasado y hasta la fecha, en los cuales 5 han sido asesinados por sus agresores.
El primero fue Enrique Thiessen, de 20 años, quien fue privado de la libertad y posteriormente ejecutado en marzo de 2018, junto con otras dos personas no pertenecientes a la comunidad menonita; el segundo fue David Friesen Unrau, de 47 años, desaparecido el 6 de mayo del año pasado. Apareció muerto dos meses después.
Posteriormente, en junio de 2018, Pedro Terchioeb Heinrichs, de 49 años, dueño de la empresa Sistemas de Riego El Durazno en el corredor comercial fue asesinado frente a su esposa en el restaurante El Puerto, en la ciudad de Chihuahua. El 15 de agosto del año pasado, John Redekap fue secuestrado en el establecimiento de Maquinaria Pesada DISMAQ localizado en el corredor. Horas después, el cuerpo del empresario menonita fue hallado muerto en el rancho El Sapo.
 A finales de septiembre de 2018, el empresario y fundador de la Unión de Crédito Ucasa, Peter Stoesz Sawatsky, de 79 años, fue secuestrado. Por él se pagó un rescate y fue liberado días después de los hechos.
Es el único que ha regresado vivo después de haber sido víctima de la privación ilegal de la libertad. Harms Peters se convirtió en el quinto caso que terminó fatalmente, de 6 registrados en poco más de un año.
 Otros menonitas han sido víctimas circunstanciales de la delincuencia, por haber quedado atrapados en el fuego cruzado de enfrentamientos entre grupos criminales; además de que han sido blancos de extorsionadores.
Otros delitos que afectan a la comunidad menonita son la extorsión, el robo y el fraude, mediante engaños para supuestas transacciones de compra y venta de productos agrícolas y derivados de la leche, en lo que se sustenta el mercado de la región. 
 De acuerdo con comerciantes y pobladores del corredor de la carretera Cuauhtémoc-Álvaro Obregón, en cuanto a secuestros existe una cifra negra, es decir casos que no son denunciados a las autoridades, por eso el temor de que se puede ser víctima de los grupos criminales en cualquier momento.
Reconocen que como en otras partes de la entidad, la actividad del crimen organizado está presente en la comunidad menonita, pero no es excusa adjudicar los crímenes a los negocios ilegales de la delincuencia.
 “La Fiscalía nos ha invitado a cursos de prevención, pero hay mucha desconfianza, no creemos que haya una protección real de las autoridades”, dijo uno de los comerciantes instalados en el corredor comercial, quien pidió la reserva de sus datos. 
Agregó que han debido modificar sus actividades rutinarias, como la hora del cierre de los negocios instalados sobre las carreteras. y evitar salidas nocturnas, entre otras.

0 comentarios: