11 de mayo de 2019

RELIGION : Fallece el legendario monseñor; Richard O'Keeffe, un gran luchador social

Obituary of Monsignor Richard W. O'Keeffe

La comunidad del Valle de Yuma ,está de luto por la pérdida del monseñor Richard O’Keeffe, pastor en la Parroquia de la Inmaculada Concepción en Yuma, quien murió el jueves a los 84 años.  O’Keeffe llegó a Yuma en 1972, quien en ese tiempo era el sacerdote más joven de los Estados Unidos con el título de monseñor.
Recibió el título del Papa Pablo VI en 1968, a la edad de 32 años. Fue pastor asistente en la parroquia, antes de que asumiera el cargo de pastor nueve años después. Se jubiló el 1 de julio de 2010. 
Los servicios fúnebres comenzarán a las 7 p.m. el domingo, 12 de mayo, en la Iglesia de la Inmaculada Concepción, 505 S. Avenida B, seguido por el rosario a las 7:30 p.m. La visita fúnebre continuará hasta las 9 p.m. Se llevarán a cabo dos misas al día siguiente en la iglesia, una a las 8 a.m. y la otra a las 2 p.m.
Michelle Umbower de la Inmaculada Concepción publicó el jueves en Facebook: “El monseñor Richard O’Keeffe falleció esta tarde alrededor de las 4:20 PM. Los que estaban en vigilia con él acababan de terminar la oración de la Divina Misericordia, y respiró su último suspiro. Rezamos con él, le dijimos cuánto lo amamos todos”. 
La imagen puede contener: 1 persona, interior
El alcalde Doug Nicholls compartió en una declaración con el periódico Yuma Sun: “Es una gran tristeza saber sobre el fallecimiento del monseñor O’Keeffe. Sirvió con gran dedicación a la comunidad católica local de Yuma y al pueblo en general de la zona de Yuma. En paz descanse”. 
La organización Catholic Community Services de Yuma publicaron en Facebook: “El monseñor O’Keeffe fue amado por muchos en la comunidad de Yuma. Él ofició miles de bodas, bautizos y muchas otras ceremonias para feligreses católicos, sirvió a la comunidad a través de su participación en grupos de servicio y fue un firme defensor de Catholic Community Services. En paz descanse”.
 Yuma Proving Ground también envió una declaración: “YPG lamenta el fallecimiento del monseñor Richard O’Keeffe, quien se desempeñó como capellán católico durante más de 30 años.
Fue amigo de YPG por mucho tiempo y en una entrevista de 2008 reflexionó sobre lo gratificante que era ser capellán del ejército: ‘Le brinda la oportunidad de servir directamente a las personas que arriesgan sus vidas por su país’. Es genial tener desfiles, pero la gente no siempre aprecia plenamente el efecto que la guerra tiene en el personal militar y sus familias. Un buen capellán le da a la gente un gran sentido de esperanza”.

La imagen puede contener: 2 personas, texto

O’Keeffe nació el 4 de abril de 1935, en Kildare, Irlanda. Sus padres era Thomas y Nora O’Keeffe. Fue ordenado sacerdote en 1959 por el obispo Joseph J. Byrne de Moshi, Tanzania, en la Catedral de Thurles para la Diócesis de Tucson y se mudó a los Estados Unidos. Se hizo ciudadano en 1964.
Cuando llegó a Yuma, se suponía que solo duraría dos años, pero permaneció y se jubiló de su puesto de Inmaculada Concepción en 2010. 

Llegó a ser conocido como el “sacerdote del pueblo” y un ardiente defensor de los derechos laborales y de los inmigrantes en la zona. O’Keeffe era un amigo cercano de César Chávez, quien fue bautizado en la Inmaculada Concepción, y de la familia Kennedy. O’Keeffe se reunió con el presidente Kennedy tanto en Irlanda como en la Casa Blanca. James Joseph Rowley, un católico que se desempeñó como director del Servicio Secreto entre 1961 y 1973, le dijo a O’Keeffe: “Si te presentas a las puertas de la Casa Blanca, serás bienvenido”. O’Keeffe aceptó la oferta de Rowley y visitó la Casa Blanca. 

La imagen puede contener: 10 personas, personas sonriendo, exterior

 O’Keeffe más tarde dio la invocación durante una parada de la campaña presidencial por Bobby Kennedy en el Phoenix Biltmore en 1968, una semana antes del asesinato de Kennedy.
Hizo hincapié en que ser sacerdote político y sacerdote políticamente liberal combinaban dos pasiones que, según dijo, se unen de manera bella y lógica. “Todo lo relacionado con la separación entre iglesia y estado, eso es un mito. Eso nunca existió. El estado nos necesita y nosotros necesitamos el estado”. Añadió: “Soy conservador en cuanto a la doctrina y liberal en temas sociales”. 
Al explicar su afinidad por la política, O’Keeffe le dijo al Yuma Sun en 2010 que sus padres eran miembros prominentes de la escena política irlandesa y que lo alentaron a buscar una carrera en el servicio público.
Pero O’Keeffe eligió otra forma de servicio público. En junio de 1959 fue ordenado como ministro en el St. Patrick’s College and Seminary en Thurles. Fue una decisión que se tomó por necesidad de tener un medio de vida tanto como lo fue el deseo de servir.
 “Después de salir de 1953, sólo cinco años después de la Segunda Guerra Mundial, los trabajos no eran muy abundantes en Irlanda y todos estábamos muy bien educados”, dijo O’Keeffe. “Así que pensamos que la mejor manera era servir a la iglesia”.
La imagen puede contener: 1 persona, de pie, calzado y traje
Dos meses después de ser ordenado, O’Keeffe salió de Irlanda, vino a Arizona y comenzó a servir en Douglas. Fue reclutado, junto con otros 20 clérigos, para la Diócesis de Tucson. Después de dos años en Douglas, se fue a San Manuel, luego a Tucson antes de llegar a Yuma.
 “Vine aquí solo por un año o dos, para ayudar a la Inmaculada Concepción a crear una escuela aquí y terminé aquí por unos 30 años”, dijo O’Keeffe en 2010. “Probablemente podría haber conseguido cualquiera de las parroquias en Tucson, ya que estaba en la línea de antigüedad, pero elegí quedarme en Yuma”.
O’Keeffe se convirtió en un ícono del área, llamado a discutir algunos de los problemas más apremiantes de Arizona. En 2010, formó parte de un enviado de siete líderes religiosos que fueron a Washington, DC, para discutir la última ley de inmigración y su efecto en ciudades fronterizas como Yuma. 

No hay descripción de la foto disponible.
En 2009, O’Keeffe marcó medio siglo como pastor con una celebración que incluyó a dignatarios estatales y locales. La entonces gobernadora de Arizona y luego la secretaria de seguridad nacional, Janet Napolitano, estuvo presente, junto con el congresista Raúl Grijalva y el entonces fiscal general Terry Goddard. Era conocido por muchos políticos locales, estatales y nacionales, incluido el vicepresidente y candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden.
O’Keeffe enfrentó numerosos desafíos durante su administración, ninguno más prominente que los abusos de niños por parte de sacerdotes católicos. Fue especialmente impactante después de que se descubrió que el ex sacerdote y monseñor Robert Trupia cometió abusos contra un adolescente durante su servicio en la Iglesia Católica de San Francisco de Asís en Yuma.
“Es muy doloroso. Espero que como resultado de nuestras acciones hayamos dado un sentido de esperanza”, dijo O’Keeffe. “Creo que hemos hecho un trabajo razonablemente bueno para asegurarnos de que los niños estén seguros y que no volverán a pasar las mismas cosas”. QQQQ Después de su jubilación, se mantuvo activo con la iglesia y Yuma Catholic High School. En 2012, O’Keeffe estaba observando desde un lado un juego de fútbol en Gilbert cuando los jugadores salieron de los límites y se estrellaron contra él.
Un diácono llevó a O’Keeffe de regreso a Yuma y lo dejó en casa. Más tarde, esa misma noche, o temprano en la mañana siguiente, O’Keeffe se cayó y no pudo levantarse. Se suponía que debía ir a misa a la mañana siguiente, pero no se presentó. Alguien se acercó y lo encontró en el suelo. Se había caído de la cama y se había golpeado la cabeza. Fue al hospital y luego al centro de rehabilitación para sanar.
...........................El obispo de la Diócesis de Tucson, Edward J. Weisenburger, señaló que es difícil sobreestimar la contribución de O’Keeffe a la iglesia en general, y especialmente a la iglesia de Yuma. 
Según un obituario de la Diócesis de Tucson, fue director de la Organización de Jóvenes Católicos (1967-69), miembro del Grupo de Trabajo del Obispo sobre Asuntos Urbanos y vicario de Yuma/La Paz de 1983-89. También fue presidente del Consejo de Sacerdotes en 1984.
Viajó con el obispo Manuel Moreno al Vaticano en 1988 para encontrarse con San Juan Pablo II.
En 2001, O’Keeffe fue nombrado vicario episcopal de Yuma-La Paz, habiendo asumido un papel de liderazgo en la creación de Yuma Catholic High School y el Consejo Interreligioso del Condado de Yuma.
Se desempeñó como presidente del estado de la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unido, presidente de la Junta de Relaciones Humanas de Tucson y como administrador del Distrito de Bibliotecas del Condado de Yuma. Fundó el Consejo Interreligioso del Condado de Yuma en 1999 y fue miembro de la Comisión de Asuntos Militares del Gobernador. 
O’Keeffe recibió numerosos honores, incluido el Certificado de Logro del Ejército de los Estados Unidos por un liderazgo religioso sobresaliente; el Premio al Servicio Civil del Departamento del Ejército y TECOM, del Cuerpo de Marines el Premio Profesional de Capacitación y Mando; el Premio a la Participación Comunitaria Chicanos Por la Causa; y el Premio Humanitario Andy Nichols por el servicio a los pobres. Recibió el Liberty Bell Award como un destacado ciudadano naturalizado del Colegio de Abogados del Condado de Pima en 1969. 
“Sostuvo su propia escuela en la Inmaculada Concepción (en Yuma) en los buenos y malos momentos ... Se convirtió en el principal fundador de la Escuela secundaria católica de Yuma. No es un error que se les llame Yuma Shamrocks”, dijo el Padre John Lyons, pastor de la Parroquia San Tomás en Tucson, cuando O’Keeffe recibió el Premio Seton para la educación católica de la Escuela Secundaria Católica Salpointe. 
“El monseñor O’Keeffe era una parte integral de Yuma Catholic. Era nuestro mayor fanático”, dijo Rhett Stallworth, director de la escuela y ex entrenador del equipo de fútbol. “El monseñor fue definitivamente una bendición para la comunidad católica de Yuma”.  Un torneo de golf se lleva a cabo en honor de O’Keeffe por sus años de servicio en la Escuela de la Inmaculada Concepción. También fue reconocido en el Congreso por el Representante Grijalva por su servicio como capellán en YPG. 
El monseñor Thomas Cahalane, pastor jubilado de la iglesia Our Mother of Sorrows en Tucson y contemporáneo de O’Keeffe, elogió al sacerdote por sus fuertes posiciones en nombre de la enseñanza de la iglesia sobre la justicia social. 
 “Era político, pero solo en la medida en que estaba alineado con la enseñanza social católica”, dijo Cahalane. “Estaba muy involucrado en la defensa social”.
Cahalane dijo que el fallecimiento de sacerdotes como O’Keeffe llega en un momento en que la iglesia necesita más voces que aboguen en favor de los pobres. “Será muy extrañado. Hoy hay una gran necesidad de ese tipo de defensa”.

0 comentarios: