11 de mayo de 2019

M-I-L-A-G-R-O : Regresan al hogar tres sinaloenses que libraron la horca por NARCOS

Imagen titulada Tie a Noose Step 10
Culiacan.- Los tres hermanos culiacanenses que se salvaron de morir ahorcados en Malasia, después de que un juez los condenara por el delito de narcotráfico, fueron puestos en libertad y desde la noche del viernes ya están en su casa en Culiacán. Llegaron en pleno Día de las Madres.

Se trata de Luis Alfonso, José Regino y Simón González Villarreal, quienes arribaron a la capital sinaloense tras permanecer poco más de 11 años en prisión en el país asiático. 
Los hermanos González Villarreal fueron detenidos el 4 de marzo de 2008, dentro de una fábrica del parque industrial de Senai, en la ciudad de Johor, donde presuntamente operaban un laboratorio clandestino y se encontraban en posesión de 29 mil 460 kilogramos de mentafetaminas.

En el año 2012 fueron acusados de narcotráfico y luego sentenciados a morir en la horca.
Sin embargo, su ejecución se aplazó debido a diversas apelaciones. 

Para septiembre de 2018 las autoridades malasias le modificaron la pena y los sentenciaron a cadena perpetua.

Sin embargo, este viernes se reencontraron con sus padres y familiares, luego de que el sultán Ibrahim Ismail Ibni Almarhum les otorgó el perdón a la pena de muerte, lo que fue reconocido por la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana.

https://www.noroeste.com.mx/publicaciones/view/regresan-a-culiacan-los-tres-hermanos-sinaloenses-que-se-salvaron-de-la-horca-en-malasia-1163135

..................................Regresan de la muerte; así fue la vida de sinaloenses en Malasia 

Sinaloa.- El pasado viernes [ayer] Culiacán, Sinaloa se convirtió en el escenario perfecto para una madre, la madre de los tres hermanos que fueron acusados en Malasia y que regresaron a casa después de estar 11 años en prisión. José Regino Gonzalez Villareal narró en exclusiva para EL DEBATE cómo fue su vida ese tiempo y las situaciones a las que se enfrentó desde el día que fueron detenidos y hasta ayer, que por fin volvieron a tierras sinaloenses. 

Ayer EL DEBATE publicó que tres hermanos fueron detenidos presuntamente por narcotráfico y sentenciados a la horca en el país de Malasia, están celebrando el Día de las Madres en Culiacán, Sinaloa.
Los hermanos José Regino, Luis Alfonso y Simón habían sido detenidos en Malasia en 2008, y después de cuatro años se les dictó una condena de pena de muerte por delitos contra la salud. 


Posteriormente, el Sultán del estado de Johor les perdonó la vida a los sinaloenses. 

En exclusiva para EL DEBATE, José Regino Gonzalez Villareal narró que el pasado 30 de abril fue cuando les informaron que podían regresar a Sinaloa, gracias al perdón que el Sultán les otorgó. Sin embargo, años atrás todo eso parecía ser imposible, ya que las costumbres y el idioma fueron una de las barreras que estos sinaloenses enfrentaron durante su estancia en prisión.

Los hermanos José Regino, Luis Alfonso y Simón duraron 11 años y dos meses en prisión y José Regino aún recuerda con lujo de detalle cómo fue el día de su detención.

 "Nos detuvieron y la autoridad de Malasia nos golpeo una y otra vez, la verdad es que no estaban interrogando en Inglés, pero nosotros no sabíamos el idioma; entonces la no responderles creían que los estábamos vacilando, pero después de varios minutos se dieron cuenta que efectivamente no hablábamos Inglés". 

 El día que les dieron pena de muerte "Ese día fue muy triste, cuando nos dijeron simplemente yo cerré los ojos y pensé en mi familia", dijo José Regido para EL DEBATE. Lo que sí es cierto, agregó es que "Dios intercedió por nosotros (...), desde que el embajador Carlos Félix Corona llegó todo dio un giro de 180 grados. 
El día que llegamos a Culiacán, Sinaloa "Cuando llegamos al aeropuerto de Culiacán mi hermana Alejandrina corrió y me abrazó. Tenía muchas ganas de abrazar a mi mamá y a mi hija que ahorita va a cumplir 15 años"
              La rutina en la prisión y lo que viene ahora

 "Todos los días me levantaba a las 6 de la mañana y cumplíamos diferentes actividades". Ahora sigue una nueva vida, empezar de nuevo; es grato volver a nacer, todo se lo agradezco a Dios y al Sultán que nos dio el perdón. José Regido agradeció también el apoyo que políticos federales y locales le otorgaron a él y su familia, "la embajada y la Secretaría de Relaciones Exteriores nos apoyó mucho". 

 Ibrahim Ismail Ibni Almarhum ;Sultán del estado de Johor quien les perdonó la vida a los sinaloenses. 

Sin duda algo que deseo, dijo es "rehacer mi vida (...), cuando el Sultán nos dio el perdón, y escuché como las puertas de la cárcel se abrieron creímos que estábamos soñando, soñando despiertos", finalizó.

0 comentarios: