3 de mayo de 2019

LEGAL : Recuerdan la triste historia del APL Panamá, que marco un precedente universal

No hay descripción de la foto disponible.

Ensenada.- A trece años y cuatro meses del accidente marítimo más famoso de la historia de Ensenada, la semana pasada salió a flote la historia jurídica de la varadura del buque carguero APL Panamá, ocurrido el 25 de diciembre de 2005.
 El caso del APL Panamá marcó un momento histórico del Derecho Marítimo mexicano y a nivel mundial es considerado el segundo salvamento más caro que se ha pagado hasta el momento, un total de 47 millones de dólares. 
 Así lo señaló Juan Carlos Merodio López, director del despacho especializado M and L Estudio Legal, quien ofreció junto con el Capitán de Altura, José Luis Ríos Hernández, una conferencia sobre la trascendencia jurídica que tuvo en México la varadura del buque de 260 metros de eslora y cuyo valor total era de 173 millones de dólares, evaluación que comprendía tanto el barco como la carga que transportaba.


El abogado, uno de los pocos especialistas en Derecho Marítimo que existen en México, destacó en su exposición la importancia de la adecuada y firme actuación de las autoridades mexicanas para determinar la causa del percance, lo que permitió que jurídicamente se pudiera defender a empresas nacionales afectados por el accidente marítimo. 
 Merodio López agregó que la varadura del APL Panamá fue también el primer caso en el que los juzgados federales mexicanos tuvieron actuación y no se remitió a tribunales internacionales como se había hecho tradicionalmente en este tipo de situaciones.

                    Avería gruesa 

El APL Panamá permaneció varado durante 76 días a 1.5 millas de las instalaciones portuarias y fue noticia espectacular, atracción turística, motivo de venta de camisetas, fotografías y un difícil y complejo problema técnico para lograr reflotarlo.

 Pero, en lo legal representó un caso técnicamente importante, pues la naviera declaró la llamada “Avería Gruesa”, que de acuerdo a lo explicado por Merodio López es aquella “en la que se realiza un sacrificio o gasto extraordinario para la seguridad común, contraída intencionada y razonablemente para preservar de un peligro las propiedades ante un riesgo común”. Es decir, que todos los “actores de la aventura marítima” -quienes contrataron el servicio de transportación- correrían con los mismos gastos y riesgos que la compañía naviera en ese percance marítimo.

Sin embargo, los abogados mexicanos -respaldados por la actuación y reporte de las autoridades portuarias-, pudieron establecer que la varadura ocurrió por una negligencia de la tripulación, en particular del capitán del buque quien no esperó a los pilotos del puerto para atracar y además se encontraba en estado inconveniente. La aceptación o no de la avería gruesa, tenía consecuencias jurídicas y económicas de trascendencia particularmente para empresas nacionales que tenían en el APL Panamá un importante cargamento con partes automotrices.

Demostrar legalmente la negligencia fue posible gracias a la oportuna y correcta actuación del entonces Capitán de Puerto, José Luis Ríos Hernández, enfatizó a lo largo de la conferencia Merodio López. Agregó que además con la argumentación jurídica y los reportes oficiales se demostró que los pilotos de puerto no fueron responsables del accidente marítimo, ya que la compañía naviera pretendía culparlos del varamiento del buque carguero.

La imagen puede contener: comida
En la parte final de la conferencia el Capitán de Altura, José Luis Ríos Hernández, relató que representantes legales de las compañías aseguradoras y de la naviera que intervinieron en el caso reconocieron que si no se hubiera actuado con eficiencia, oportunidad y honestidad por las autoridades el resultado legal hubiera sido distinto. Una parte de la historia del APL Panamá que trece años después se da a conocer, pues en ese tiempo toda la atención se concentró en cómo un barco de tal tamaño llegó al sitio dónde varó, cómo hacer para sacarlo y finalmente cómo se logró reflotarlo.


Cronología: 

25 diciembre 2005. Varamiento.
27 diciembre 2005. Inicia labores de salvamento por la empresa Titán Maritime. 3-6 enero 2006. Construyen un camino en la playa para descargar el combustible del buque. 8 enero 2006. Descargan combustible de la embarcación. 10 de enero un grupo de remolcadores desde el mar realizan maniobras permanentes para reflotar al carguero e impedir que se encalle más. 11 enero 2006. La compañía naviera declara la avería gruesa.

15-16 enero 2006
Ocurre una derrama menor de combustible y actúan las autoridades federales Profepa y Semarnat. 20 enero 2006. Se hacen públicas las declaraciones de la tripulación del APL Panamá quienes reconocen que se trató de una negligencia. 
20 enero 2006. Con el uso de un helicóptero empieza la descarga de contenedores.
 3-5 febrero 2006. Se construye una escollera a un costado del APL Panamá para realizar la descarga de contenedores por vía terrestre. 
Del 8 de febrero al 7 de marzo se hacen trabajos continuos de dragado bajo del buque. 9 marzo. Logran mover la embarcación y reflotar una parte. 10 marzo 2006. En la madrugada es reflotado totalmente.




https://www.elvigia.net/general/2019/4/13/la-triste-historia-del-apl-panama-325867.html

0 comentarios: