20 de enero de 2019

VALLE DE MEXICALI : Afianza supremacía en siembra y cosecha de algodón en el noroeste de Mexico



Mexicali.- La delegación estatal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) en Baja California, informa que la cosecha algodonera del ciclo agrícola primavera-verano 2018, lleva un avance del 80% con la pizca de 25 mil 533 hectáreas de las 31 mil 993 hectáreas sembradas, el año pasado. 

Ver las imágenes de origen

El jefe del Distrito de Desarrollo Rural 002, Río Colorado –Valle de Mexicali-, Hilario Pérez Vega, destacó que el mayor avance de cosecha se registra en los campos agrícolas pertenecientes al Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (CADER) Benito Juárez, en donde se han pizcado 12 mil 046 hectáreas, lo que representa un avance del 90.31 por ciento, con respecto de las 13 mil 338 hectáreas sembradas.

pacas2

A dicho CADER, le sigue el Hechicera, con la cosecha de 6 mil 697 hectáreas (91.14%); Delta con 3 mil 71 hectáreas (73.08%); Cerro Prieto con 2 mil 199 hectáreas (62.70%); Guadalupe Victoria con 926 hectáreas (45.46%) y finalmente Colonias Nuevas con 294 hectáreas (26.20%).



Pérez Vega, dijo que el rendimiento promedio de producción, en todo el Valle de Mexicali, es de 6.520 pacas por hectáreas. Sin embargo, hay zonas agrícolas como las que se ubican en el CADER Delta, en donde el rendimiento promedio reportado, al 16 de enero, es de 6.800 pacas por hectárea.



La producción total del Distrito es de 166 mil 480 pacas, concentrándose la mayoría (79 mil 022 pacas) en el CADER Benito Juárez, seguido del Hechicera con 43 mil 129 pacas; Delta con 22 mil 923 pacas; Cerro Prieto con 13 mil 794 pacas; Guadalupe Victoria con 6 mil 125 pacas y Colonias Nuevas con 1 mil 488 pacas. 

Señaló que las empresas despepitadoras de la región, reportan la recepción de algodón hueso para la maquila de 142 mil 048 hectáreas. 



Por otra parte, Juan Manuel Martínez Núñez, subdelegado Agropecuario de la SADER, declaró que es urgente que los productores de algodón agilicen las labores de desvares y barbechos, con el objetivo de que se pueda evitar o minimizar el riesgo de la presencia de plagas y/o enfermedades, como sucedió el año pasado, con el piojo harinoso, que afectó al cultivo algodonero.

0 comentarios: