12 de octubre de 2018

SALUD : Implantes en la médula espinal son la nueva esperanza para volver a caminar tras una parálisis

University of Louisville

Los implantes suelen ser una manera efectiva de luchar contra una enfermedad que afecta a elementos fundamentales del cuerpo humano.   Y buena prueba de ello pueden dar en el Centro de Investigación de Lesiones de la Médula Espinal de Kentucky en la Universidad de Louisville. 

Aquí, un pequeño grupo de pacientes se ha sometido a cirugía con el fin de introducirles un implante con el cual poder estimular eléctricamente su médula espinal. La encargada de dirigir el estudio con los pacientes, la doctora Claudia Angeli, se ha mostrado muy esperanzada con la mejoría de los mismos. Puesto que varios ya han podido dar los primeros pasos desde sus respectivos accidentes. 

The hub is backed by a federal grant from the National Institute of General Medical Sciences (NIGMS), a division of the National Institutes of Health (NIH).

En palabras de la propia Angeli, “es un momento muy emotivo para ellos, porque es algo que les han dicho que nunca más podrían volver a hacer“. La genética de la medicina La premisa de la que partieron es la llamada estimulación epidural, que funciona según el principio de que todavía hay algunas pequeñas señales del cerebro que cruzan el sitio de la lesión de la médula espinal, aunque estas no son suficientes por sí mismas para generar un movimiento voluntario.




Es aquí donde entra en acción el implante en cuestión, la tarea que realiza es la estimulación eléctrica de la médula espinal aumentando su excitabilidad, lo que genera una especie de reactivación de la propia médula. 

 Dos equipos de científicos distintos han dado el visto bueno al estudio Por una parte, investigadores de la clínica Mayo en Minnesota y UCLA redactaron una documentación en la que informaban con éxito de la premisa antes citada como medio de contención de la parálisis. 

Y, en otro plano, pero no menos importante, se encuentra el estudio publicado en la New England Journal of Medicine donde el equipo de Angeli también atestigua un óptimo resultado después de observar a los pacientes.

Kelly Thomas, de 23 años, sufrió una lesión de la médula espinal que la dejó paralizada en 2014. Ahora, con la ayuda de una terapia experimental, puede caminar sola. (Foto: Kelly Thomas)

Por lo tanto, se espera que el tratamiento continúe, además de poder seguir con él en futuros pacientes.

https://clustersalud.americaeconomia.com/tiinnovacion/implantes-en-la-medula-espinal-son-la-nueva-esperanza-para-volver-caminar-tras-una-paralisis

0 comentarios: