5 de agosto de 2018

FRANQUICIAS: Busca Miguel Ortega globalizar sus Rhino Bats


No hay texto alternativo automático disponible.

Hermosillo.-  En México es evidente el gusto por el beisbol y Rhino Bats nació de esa pasión hace 15 años. Actualmente la empresa sonorense especializada en la confección de bates está entre las cinco mejores marcas en calidad en el mundo y en el corto plazo piensa registrarse en la Liga Mayor de Beisbol (MLB por sus siglas en inglés). 

“No de tamaño porque somos chicos todavía, pero tenemos una muy buena calidad y una mano de obra extraordinaria. El bat de madera es prácticamente un producto artesanal y es muy apreciado”, comentó Miguel Ortega, fundador y socio de Rhino Bats, cuya meta  es que al menos un jugador de la MLB utilice sus bates para tener una exposición publicitaria, según calcula el empresario, de 50 millones de espectadores.

No hay texto alternativo automático disponible.

“Más que hacer negocios con un equipo, lo que paga es la exposición a nivel mundial. Esperamos ya estar la próxima temporada en 2019”, dijo Ortega en entrevista para Forbes México. Además de llegar a la MLB, Rhino Bats busca comercializar su propia marca con franquicias llamadas Rhino Sports, que tendrán un valor en el mercado de 1 millón de pesos (mdp). Para el primer año buscan llegar a 10 franquicias. 



Aunque la pasión por el beisbol es evidente, el mercado de confección de bates en el país es muy pequeño. En México se fabrican al año más de 400,000 bates de beisbol en todas las categorías y la industria nacional no llega ni al 1% de la producción, de acuerdo con Rino Bats. “Hace cinco años se empezó a revertir la tendencia de crear los bates de metal, ya que ocasionaban muchos accidentes en las ligas infantiles, porque la pelota era proyectada con mayor velocidad.



Eso ocasionó que las ventas de los bates de madera crecieran”, dijo el fundador de la empresa. La empresa de Ortega confecciona 17,000 piezas al año y de llegar a Estados Unidos las ventas crecerían al triple en dos años. 

0 comentarios: