5 de junio de 2018

VAPEADORES : Cunde su uso en México....pero todos estan fuera de la Ley


Ver las imágenes de origen
Ciudad de México.- Hace un par de meses Philip Morris —dueña de Marlboro, Delicados y Benson &Hedges— anunció su plan de dejar de producir cigarros convencionales en todo el mundo para comenzar a fabricar cigarros libres de humo, como su producto estrella IQOS, un dispositivo electrónico que calienta el tabaco sin generar combustión. Para 2025 busca que uno de cada tres fumadores deje el cigarro convencional. “Si bien la nicotina genera adicción, está claro que no es la principal causa de las enfermedades derivadas de fumar. El principal problema es el humo, y quemar el tabaco. 

El humo genera miles de componentes químicos, de los cuáles el 1% son dañinos o potencialmente dañinos, y se ha trabajado en desarrollar distintos productos que tienen en común la ausencia de la combustión”, comenta Gonzalo Salafranca, director de asuntos corporativos de Philip Morris México. La empresa ha invertido más de 4.5 millones de dólares desde 2008 para la investigación y desarrollo de productos libres de humo.

 La inversión incluye una nueva fábrica en Italia y otra en Alemania, así como la conversión de sus plantas en Grecia, Rusia, Rumania, Corea del Sur y dos líneas de producción adicionales en Suiza. “Queremos llegar en 2025 a 40 millones de personas que fumen estos cigarros electrónicos, equivalente a lo que fuman en Estados Unidos y Canadá”, dice Gabriela Wurcel, vicepresidenta de Asuntos Corporativos para América Latina y Canadá de Philip Morris Internacional.

 En México, sin embargo, la comercialización de los cigarros electrónicos es ilegal, ya que el agente regulador Cofepris considera que estos dispositivos no son seguros para los fumadores.



 Pese a ello, hoy existen en el país más de una veintena de páginas web dedicadas a la venta de estos productos —cuyos precios oscilan entre 60 y 3,000 pesos—, y al menos unas 40 tiendas establecidas o improvisadas en la Ciudad de México, de acuerdo con Roberto Sussman, director de Pro-Vapeo México, una organización sin fines de lucro que busca informar sobre el uso y beneficio de estos productos. “Los líquidos ya se fabrican en México, y los dispositivos y accesorios los traen principalmente de China y Estados Unidos.

 Es un mercado gris y no está bien estudiado. Cofepris de vez en cuando va y trata de clausurar una tienda, pero ya no lo pueden prohibir. Las autoridades deben entender que el mercado del cigarro electrónico es distinto del cigarro convencional”, agrega Sussman. "Incluso con la regulación, este mercado negro está prosperando, y muchos consumidores jóvenes están cada vez más interesados en comprar estos productos. 

El mercado mexicano podría alcanzar hasta 2,000 mdd, utilizando el gasto per cápita de los Estados Unidos como punto de referencia. Hay mucho de lo que las grandes compañías se pueden beneficiar si se establece una legislación para esta industria”, señala Catherine Krol, analista en Euromonitor.


                                                  ÉXITO EN OTROS PAÍSES 

 Philip Morris ya vende estos productos en 38 países, como Japón, Colombia, Guatemala y Canadá. “En Japón, más de 800 restaurantes aceptan el IQOS, pero no el cigarro convencional. La gente acepta este producto porque no desechan las colillas y no contamina, no huele, es menos intrusivo. En Ginza, Tokio, pasaron de tener 22 tiendas de IQOS a 62 en 2017”, destaca Eric A. Feldman, profesor de Ética Médica y Política de Salud de la Facultad de Derecho de la Universidad de Pensilvania.

https://expansion.mx/empresas/2018/06/04/el-negocio-ilegal-de-los-vapeadores-que-ya-triunfa-en-mexico

0 comentarios: