6 de junio de 2018

MEDIOS : Deja Mario Valdés Hernández , la Voz de la Frontera, acabando asi su leyenda de 46 años



Mexicali.-  Tras años de trabajo, dedicación y esfuerzo, inicia una nueva etapa de vida, en la que estará aún más cerca de su familia y seres queridos. Contribuir incansablemente a lo largo de 46 años en mantener el liderazgo que posee una de las empresas de comunicación más consolidadas en México y América Latina, no puede significar más que satisfacción para Mario Valdés Hernández, quien hoy se despide de la Dirección Regional Noroeste de Organización Editorial Mexicana (OEM).  

Su entrega y compromiso por la empresa que le permitió constatar, pero sobre todo ser partícipe de momentos clave en la evolución de los medios de comunicación, fue sin duda la motivación para llegar a dirigir simultáneamente diez de los 70 periódicos que forman parte de la familia OEM, aunado a la confianza que depositó en él don Mario Vázquez Raña.



Sentado por última vez en la oficina que ocupó en el cuarto piso de LA VOZ DE LA FRONTERA, Valdés Hernández hace una reflexión al concluir lo que considera una de las etapas más importantes de su vida para iniciar otra que le permitirá disfrutar de su familia, descansar y abrir la puerta a otras actividades. “Hace dos años tenía la intención de cambiar de aires y descansar, me pidieron que esperara y esperé dos años; ya es el momento estoy listo y mi familia más que contenta”. 

 En medio de las emociones encontradas que genera desprenderse del sitio que fungió como un segundo hogar, encontró el momento justo para voltear hacia atrás y compartir parte de sus memorias en esta casa editorial.

                                                                  EL INICIO 

 La historia entre Mario Valdés y OEM comenzó a escribirse en 1971 cuando por invitación del periodista Jesús Blancornelas, entonces director de LA VOZ DE LA FRONTERA, asumió la gerencia del diario mexicalense. Previamente se había desempeñado como jefe de almacén y compras del Consejo Municipal de Mexicali bajo la presidencia de don Francisco Gallego Monge y precisamente al concluir la gestión en la Presidencia Municipal de Eduardo Martínez Palomera, en 1971 recibió varias ofertas de trabajo y terminó inclinándose hacia el que hoy describe como el mejor trabajo que ha tenido.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie
Despedida de Mario

 “Blancornelas me llamó, me dijo tengo un problema y necesito un estudio de tiempos y movimientos en el área de publicidad. En ese tiempo no tenía gerente, acepté hacer el estudio y a las dos semanas me ofreció la gerencia; me presentó con el licenciado Ignacio A. Guajardo, quien me confirmó y desde entonces aquí estoy”. Tiempo después Jorge Davó Lozano suplió a Jesús Blancornelas en la dirección de este diario, por lo que el aún gerente Valdés Hernandez presentó su renuncia, aunque se quedó a apoyar en el proceso de transición, estadía que se prolongó por 46 años.

 En abril de 1989, cuando OEM adquirió este diario, don Mario Vázquez Raña encontró en la gerencia un rostro conocido, pues él y Valdés Hernández habían coincidido años antes, congeniando ambos por tener en común su trabajo dentro de un medio de comunicación. “También le renuncié porque tenía otro ofrecimiento en ese entonces y ya había decidido salir del periódico; le expliqué mis razones a don Mario y me dijo vas a depender de mí directamente”. 

 Lo que buscaba era autonomía para poder desarrollar plenamente sus labores en la gerencia y asegurar así una sana administración, propuesta que fue bien entendida por Don Mario, iniciando ahí un trabajo en equipo que los llevó a alcanzar las metas planteadas. En 2001 Don Mario le llamó para informarle que dividiría la OEM en seis direcciones regionales que se encargarían de la dirección y supervisión de los periódicos, ofreciéndole la Zona 5 del Noroeste del país, que comprendían Durango, Coahuila, Sinaloa, Sonora y Baja California, siendo Mexicali su base.

 “A los cuatro años me llamó y me dijo voy a desaparecer las regionales, no me funcionaron, nadie hizo nada más que tú y entonces me quedé a cargo de Mazatlán, Hermosillo, La Paz, Tijuana, San Luis, Mexicali”. La tarea era dirigir y mantener la operación de estos periódicos, cada uno con características y dinámicas distintas en base a la demanda de una diversidad de lectores.

                                                                            EVOLUCIÓN 

Tras un camino recorrido por más de 40 años desde la dirección regional, Valdés Hernández puede dar testimonio puntual de la evolución de la prensa escrita desde el proceso de producción hasta la forma en que la información llega e impacta al lector. En los inicios en la impresión de LA VOZ DE LA FRONTERA, recuerda, se trabajaba con teletipos, máquinas que permitían formar el texto en placas que eran fotografiadas para luego imprimirse.

 “Después vinieron las Friden que perforaban cintas, un sistema nuevo; siempre fuimos teniendo lo mejor, en eso no escatimábamos, se iba comprando lo que iba saliendo, así le gustaba a Don Mario”. Aunque la dirección regional se centraba en el área operativa de los diarios, Valdés Hernández siempre tuvo en cuenta que con su trabajo y el de la gente que lo acompañaba en cada una de las áreas de los periódicos a su cargo, hacía valer el derecho que tienen los ciudadanos a estar informados y por ello hubo que cumplir jornadas extenuantes hasta asegurar la impresión y distribución de los ejemplares.

 Además de la evolución técnica y el cambio que ha vivido el consumo de noticias de parte de la población ahora con el recurso de las redes sociales, a Valdés Hernández le tocó también vivir una transición importante en la dirección general de OEM, pues tras el fallecimiento de Don Mario Vázquez Raña en 2015, asumió la presidencia y dirección general Doña Paquita Ramos de Vázquez, quien le otorgó la responsabilidad en la Vicepresidencia a su nieto, Francisco Torres Vázquez, en quien reconoce la capacidad y carácter para dirigir la organización de noticias más grande del país y América Latina. 

 “Francisco es una persona sumamente sencilla, agradable y de buen trato, tenemos contacto frecuentemente y él personalmente está al tanto de cada uno de los diarios, tal como lo hacía su abuelo”.

                                              LA VOZ, UN CARIÑO ESPECIAL 

La imagen puede contener: 17 personas, personas sonriendo, personas sentadas
Despedida de Mario

Aunque sobre sus hombros estuvo la responsabilidad de ocho diarios, en el corazón de Mario Valdés LA VOZ DE LA FRONTERA ocupa un sitio sumamente especial, aunado a su amor por Mexicali. “Es mi hogar, pasé más horas aquí que en mi casa”. Su estadía en esta casa editorial le permitió trabajar con casi todos los directores que han estado a cargo de LA VOZ DE LA FRONTERA.

 “Teníamos seis unidades de prensa que podían fallar en la noche, tenías que venir y hacer salir el periódico; como bombero debía estar listo para salir en cualquier momento. Actualmente tenemos diez y seis”. Y es aquí donde hace un reconocimiento especial a su compañera de vida, Rosa Delia Velasco, quien siempre entendió su dinámica laboral y se encargó de la crianza de sus tres hijos: Mario, Yanira y Gerardo, convertidos hoy en exitosos profesionistas.

Siempre analítico, pensativo y con un gran liderazgo, lograba transmitir a su equipo de trabajo la importancia de realizar las cosas en equipo para alcanzar las metas.

                                                                             EL RETIRO 

Aunque postergó su retiro por dos años, para Valdés Hernández es éste el momento oportuno para dejar las labores que desempeñó durante 46 años para ahora disfrutar plenamente de su familia y de los amigos que en el camino ha ido sumando. “Va a ser difícil, voy a empezar a batallar; yo me vestía y me venía para acá”. Decir adiós a su segunda casa no es sencillo. 

 Sin embargo, refiere irse contento, satisfecho y con la amistad de quienes lo acompañaron a lo largo del trayecto. “Me voy satisfecho, contento con todo el apoyo que me dio OEM”. En su nueva etapa, Valdés Hernández estará a cargo de un viñedo en el Valle de Guadalupe, propiedad de uno de sus hijos, ahora en un ambiente distinto y con un estilo de vida tranquilo que le permitirá disfrutar de su esposa, hijos y diez nietos, aunque Mexicali seguirá siendo su lugar predilecto.

0 comentarios: