3 de mayo de 2018

ENERGIA : Crean científicos de Berkeley Lab , recubrimiento para capturar la luz infrarroja cercana

Resultado de imágenes de logo del Berkeley Lab

California.- Un equipo dirigido por científicos del Laboratorio de Berkeley ha creado una capa de tinte orgánico que, según dicen, puede convertir la luz infrarroja cercana, una parte del espectro que a menudo desaprovechan los paneles solares convencionales, en electricidad. 

Según su trabajo, “El enriquecimiento de tripletes de antenas moleculares amplifica la emisión de nanopartículas de conversión ascendente” publicado en la revista Nature Photonics, las partículas recubiertas con el tinte orgánico pueden convertir de manera eficiente la luz infrarroja cercana en luz visible, amplificando su brillo en un factor de aproximadamente 33.000.
visit-lab

 “Las longitudes de onda del infrarrojo cercano a menudo no se usan en tecnologías solares que se enfocan en la luz visible, y estas nanopartículas sensibilizadas con colorante convierten eficientemente la luz infrarroja cercana en luz visible”, dijo Bruce Cohen, científico de la fundición molecular del laboratorio Berkeley.

 “Plantean la posibilidad de capturar una buena porción del espectro solar que de lo contrario se desperdicia; e integrándolo en las tecnologías solares existentes “.


Edificio del Lawrence Berkeley National Laboratory.

El efecto se observó por primera vez en 2012, cuando un estudio demostró que los colorantes en la superficie podían mejorar las propiedades de conversión de la luz de ciertos materiales, pero no pudo explicar cómo se produjo el fenómeno. 

 Ahora, Berkeley Lab puede explicar que los tintes mejoran la presencia de un estado llamado “triplete” que transfiere de manera más eficiente su energía, convirtiendo fotones infrarrojos múltiples en fotones individuales de luz visible. Los investigadores señalan que las partículas son en gran medida transparentes para la luz visible y permitirían que otra luz atraviese una capa de células activa.

Resultado de imágenes de logo del Berkeley Lab

 Aunque es un descubrimiento alentador, se necesita mucha más investigación para que los colorantes orgánicos tengan alguna aplicación práctica en la energía solar: los investigadores señalan que los materiales son extremadamente inestables y se estudiaron en un ambiente de nitrógeno para evitar la exposición al aire.

0 comentarios: