27 de mayo de 2018

EMPRENDEDOR : Lérida Mojica una sinaloense que se ha consagrado en Nueva York



Nueva York.-  Lérida Mojica es una sinaloense que ha conquistado el paladar de los Yankees, la familia Kardashian, el Madison Square Garden, Martha Stewart, entre otros habitantes de la ciudad de Nueva York con sus famosos Cake Pops, paletas dulces elaboradas con pastel. 

Hace ocho años, la directora general de la empresa New York Cake Pops hizo una serie de postres para celebrar el cumpleaños de uno de sus hijos. Entre pastel, galletas, cupcakes, lo que destacó fueron los Cake Pops, pues es lo único que se comían los niños. Lérida cuenta que después de esa celebración, algunas amistades comenzaron a hacerle pedido para sus reuniones.



Hacía los pedidos en su casa, cada pedido que entregaba lo subía en fotos a la red a una página que creó. El primer pedido de gran dimensión fue solicitado por una empresa del giro de maquillajes profesionales, eran 6 mil 500 Cake Pops y Lérida no tuvo la capacidad para hacerlos. Entonces, se dio cuenta que estaba ante un producto que era capaz de ser comercializado en grandes cantidades y fue ahí cuando comenzó su idea por emprender. 

 “No tenía ni la capacidad, ni el espacio, pero de ahí principalmente me surgió la idea de hacerlo negocio, me informé de qué se necesitaba para poner un negocio, porque se necesitan permisos, seguros, cursos y todo eso”, explica. Cuando comenzó, recuerda que fue en una cocina compartida, por medio de una incubadora para negocios relacionados con los alimentos, las órdenes eran a través de la página web y su crecimiento fue por las recomendaciones de sus clientes.

                                                             Migración




 Cuenta que hace 15 años aproximadamente fue a Nueva York para una entrevista de trabajo en Smithsonian Institute, pero luego se quedó por amor, conoció a su ahora esposo, se casó, tuvo dos hijos y dejó el trabajo en ese entonces en el museo Guggenheim, para dedicarse a ser madre. 

Pese a ser egresada de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas, se fue a trabajar al área de cultura, en aquel entonces recuerda se sentía una mujer realizada, en un trabajo de ensueño, pues aunque siempre ha tenido una atracción por la cocina, nunca pensó que sería su ocupación principal.

 “Siempre me ha gustado la cocina, experimentar cosas, me gusta mucho la repostería, ahora tenemos nuestra propia cocina, tenemos cuenta con los Yankees y cada juego les proveemos, también al Madison Square Garden para todos los conciertos que hacen”, señala.



La empresaria sinaloense ha recibido ya la aceptación de Hillary y Bill Clinton por medio de una carta que la reconoce como empresaria, Time Out NY la reconoció como mejores postres en NYC, la revista People la posicionó como mejor postre y City Harvest la incluyó en su top 30. 

 En su empresa desarrolla lo que más le gusta, por eso cree que cuenta con la aceptación de la gente, ya que hace las cosas con pasión y siente mucha satisfacción que la reconocen por su trabajo. "Me gusta mucho lo que siento cuando la gente me contacta luego de entregarles el pedido, para decirme que les gustó mucho, que me van a recomendar con sus amistades", señala.

                                      El equilibrio 

La imagen puede contener: postre y comida

 La clave del éxito de New York Cake Pops además de la perseverancia, ha sido el encontrar un equilibrio en todos los roles: de madre, esposa y empresaria, pero además una balanza que mantiene a su familia unida. Originaria de Culiacán, Sinaloa, vive sola en Nueva York con un esposo que es músico y viaja mucho, dos hijos que tienen 9 y 10 años y demandan su total atención, por lo que la alternativa en la empresa es ayudarse de seis personas más. 

La imagen puede contener: una o varias personas

Dice que conquistar los paladares neoyorkinos no ha sido tan complicado como ella lo pensaba, porque la gente apoya mucho, tanto instituciones sin fines de lucro, como el Gobierno, para quienes quieren emprender. "Me siento muy agradecida de la oportunidad de expresarme y vender mis productos y surtir a grandes compañías, como para Oreo, que les diseñé unas paletas especiales, y eso me hace sentir bien fregón, que éstas compañías tomen en cuenta a pequeños negocios como el mío", refiere.

No hay texto alternativo automático disponible.

Lérida tiene la proyección de expandirse a California en seis meses, luego a otros estados. Dice que no hay mayor satisfacción que hacer lo que le gusta y ser su propio jefe, porque de ese modo no tiene límites.

http://www.noroeste.com.mx/publicaciones/view/una-sinaloense-que-conquista-el-paladar-de-grandes-ligas-en-nueva-york-1124895

0 comentarios: