13 de abril de 2018

MUNDO AMLO : Ven riesgoso y amañado su plan de autosuficiencia alimentaria ......una meta de varios sexenios....ahi el "gimmick"


No hay texto alternativo automático disponible.
Ciudad de México.- Nuestro país México, es fuerte en la producción de frutas y verduras, pero su principal debilidad está en la producción de alimentos básicos como granos, leche y carne, por lo que cerrar las fronteras a las importaciones de alimentos dejaría sin comer a media población y al ganado. El martes pasado, el candidato a la presidencia por Morena, Andrés Manuel López Obrador se comprometió a dar impulso al campo, y así dejar de depender de la importación de alimentos como maíz, arroz, frijol, carne y leche. 

 En 2017, México importó 12,278 millones de dólares (mdd) en productos agropecuarios; 8% más que en 2016. Si bien la balanza comercial de México es superavitaria, hay ciertas necesidades que debe atender con productos importados. Del valor total de las importaciones, el 40% fue por la compra de maíz (con 23%), soya, trigo, carne, leche y sus derivados, refieren cifras del Banco de México. “En la práctica hemos aumentado la producción, pero no al ritmo del consumo que tiene el país en granos”, comentó Juan Carlos Anaya, director de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA). 



El ritmo de la producción obedece a factores como la falta de apoyos financieros, capacitación y acompañamiento técnico para pequeños productores, quienes proveen el 50% de los productos agropecuarios en México, explicó Héctor Robles, investigador del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP). La diferencia entre la producción y el consumo es abismal, en el caso del maíz amarillo. 

Para este año se espera un consumo de 21.5 millones de toneladas (mt), de las cuales se importarán 15, 95% provenientes de Estados Unidos y 5% de Brasil y Argentina, refieren cifras de GCMA.

¿QUÉ NECESITA MÉXICO PARA INCREMENTAR SU PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS? 

En una economía global resulta imposible cerrar las puertas a las importaciones, pero nada impide reducir la dependencia con otros países.

Mejorar reparto de recursos
A corto plazo no se necesita más dinero público, sino reestructurar programas y garantizar que los recursos de apoyo lleguen a pequeños y medianos productores.
Proyección a largo plazo
Seis años son pocos para incrementar la producción al nivel de la demanda. Se necesita organizar a productores, inversión pública y privada en materia hídrica, tecnológica, carreteras y bodegas. Desarrollo de política pública.
Cambio de chip
Los apoyos a productores deben cambiar su enfoque de asistencial a detonante económico
Acompañamiento técnico
Los productores requieren de asesoría en materia agrónoma, ganadera, de inocuidad y sanidad, tecnológica, de optimización y uso de recursos naturales, sustentabilidad, entre otros.
Incrementar rendimiento de la tierra
Solo para maíz, se necesita incrementar el promedio de rendimiento por hectárea. En la actualidad el promedio es de 3.7 toneladas, debe ser de 5.7 para atender la demanda mexicana.

 Fuente: Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP), Grupo Consultor en Mercados Agrícolas (GCMA), Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Logo Rimisp

 "Limitar la importación de alimentos puede generar escasez y un aumento de precios que afectaría a los más pobres que dedican más del 60% de sus ingresos a ese concepto", refiere Marcelo De la Jara, director del programa de Crecimiento Económico del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

                                                                   Del plato a la boca 

                             Dejar de importar en un mundo globalizado suena imposible. 

Cada país tiene sus fortalezas, las cuales ayudan a complementar las necesidades de otras economías, incluso por condiciones propias de cada territorio, explicó Anaya. Pero lo que sí es posible es aumentar la producción para reducir la brecha entre la producción y la demanda.

                   Pero para lograrlo, un sexenio no bastará.

A decir de Robles, más que dinero público se requiere reestructurar programas que ya existen de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Pesca (Sagarpa), por los que se ejerce un presupuesto de más de 12,000 millones de pesos al año. “Lo que se debe garantizar es que los recursos lleguen completos y de manera localizada a pequeños productores, quienes son los que tienen menos rendimiento de su tierra por hectárea”, comentó Robles. 

 Esta semana, una investigación de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) reveló que la Sagarpa desvió más de 3,500 mdp, a través de distintos mecanismos, como la clonación de nombres de campesinos. Además, los recursos deben orientarse a construir infraestructura hidráulica y carretera, a recursos humanos y materiales para la tecnificación del campo, sanidad, inocuidad; también para la construcción de bodegas y transporte, explicó Anaya. 

 Pero si lo que se quiere es atender a los pequeños productores, más que un programa agrícola, requiere implementarse estrategias para eliminar la pobreza, refiere De la Jara.

 La lista de necesidades no termina, en conjunto los sectores privado y público deben emprender acciones para organizar a productores con el objetivo de que utilicen recursos a mayor escala para incrementar el promedio de rendimiento por hectárea. Tan solo para el maíz, en la actualidad, este rendimiento es de 3.7 toneladas, cuando debe ser de 5.7 para atender la demanda mexicana. Cabe destacar, que tan sólo en 2017, México importó 413 mdd en semillas para siembra. 

 “El problema no se resolverá en un solo sexenio. Es importante que todos los candidatos a la presidencia informen qué acciones tomarán para que la producción se incremente, la inversión que se requiere”, culminó el director de GCMA.

 https://expansion.mx/economia/2018/04/13/independencia-alimentaria-llevara-a-mexico-mas-de-un-sexenio

0 comentarios: