4 de febrero de 2018

MANZARY : Idea llegada de Hermosillo , que conoce del exito en BC



No hay texto alternativo automático disponible.

Mexicali.- La mujer es sinónimo de perseverancia, de lucha, de emprendimiento, aptitudes que hacen crear, formar y dar pasos hacia un mejor porvenir no solo de ella misma, sino de los que la rodean. Una de las empresas que a tan solo cuatro años de su establecimiento formal en el mercado de la fruta enchilada es Manzary, liderada por Zarina Dávalos Macalpín, quien como muchas mujeres, picando piedra y tocando puertas pudo lograr el establecimiento formal de su negocio. 

Poco más de 11 años son los que lleva Zarina Dávalos vendiendo primeramente manzanas forradas de tamarindo, del cual es iniciadora en esta localidad, actividad que nació de su puro gusto y paladar y se convirtió poco a poco en un fructífero negocio. “Una comadre mía de Hermosillo, que es de donde viene esto de las manzanas, me invitó a trabajar y a mí me apasionó la verdad”.


La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y bebida

Después de conocer el negocio, Zarina emprendió la búsqueda de puntos de venta, locales ya establecidos que le abrieran la puerta para colocar su producto, que la ayudaron a darse a conocer, para después con apoyo de su esposo y sus tres hijos emprender la aventura que hoy es conocida como Manzary.

“Cuando vendía solo manzanas me llamaba Manzarindo; cuando surgió la idea de poner esto, un día yo me estaba comiendo una naranja rellena, para lo cual yo misma hacía el chamoy y era tan bueno que mi marido me dijo ‘y si lo haces para vender’ y así empezó el Manzary”. 

Este lugar que se distingue por ofrecer más que mix rellenos de frituras, de fruta de temporada y de excelente calidad, así como productos propios como su famoso chamoy casero, el cual es el toque de todos los combinados de fruta que aquí se realizan. 

“El concepto es el pico de gallo, el maestro que está en la calle, que padre que haya un lugar en el que ya esté seleccionada la fruta, misma que ya pasó el control de calidad y te de la seguridad de que tendrán algo rico, saludable e higiénicamente elaborado”.

La imagen puede contener: comida

El esfuerzo, el trabajo y la calidad humana con la que ha manejado Dávalos Macalpín su negocio Manzary, no habría sido posible sin el apoyo incondicional de su familia y de su ímpetu y sus ganas de salir adelante, a pesar de los tropiezos, los cuales son parte del crecimiento y la maduración de un negocio y como persona, lo cual sabe bien esta mujer emprendedora que exhorta a las de su género a no rendirse, a seguir adelante con su sueño de emprender y no dejarse caer, a pesar de la adversidad. 

“Es difícil, pero no le debemos de tener miedo a salir a trabajar, el miedo no deja nada, que se avienten, si un producto no les funcionó, que lo intenten con otro si lo que quieren es hacer algo que lo intenten, que no se queden con las ganas”.

 https://www.lavozdelafrontera.com.mx/mexicali/manzary-el-dulce-negocio-del-tamarindo-y-las-manzanas