1 de febrero de 2018

CEDH : Eligen a Pedro Gonzalez Aviles como su presidente


Resultado de imagen para foto de pedro gonzalez aviles
Hermosillo.- En sesión Ordinaria el Congreso del Estado eligió este jueves a Pedro González Avilés como presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para el periodo del 4 de febrero de 2018 al 3 de febrero de 2022.

Originario de Nogales, Gonzalez Avilés, fue el junior de don Pedro Gonzalez Duarte, uno de los empresarios mas recordados y queridos de Nogales,  tanto por su prestigio como por la firmeza de su palabra.

Pero nadie mejor que su hijo para hablar de ese gran personaje que dejo amplia como profunda huella entre quienes le conocimos. De ahí entonces la justificación que tenemos para a continuación reproducir un  ensayo biográfico que de su padre hizo en 2008 , el ahora nuevo presidente electo de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos .

PEDRO GONZÁLEZ DUARTE - "El señor de los espectáculos" - Por: Pedro Gabriel González Avilés


Estimados amigos y familia:

He tenido el atrevimiento de escribir algo de un señor
al que siempre he admirado y al que Dios me dio la fortuna
de poder llamarlo papá, por supuesto que tengo material para un libro pero que difícil es ser objetivo cuando se escribe de una
persona a la que se tuvo tan cerca pero a la que siempre se vio
como un ejemplo a seguir, por tanto dejo como síntesis biográfica
de Don Pedro, lo que a continuación les mando. A mi familia les
acepto correcciones o mayores datos para ampliar este pequeño
trabajo dedicado a mi jefe.

Pedro Gabriel González Avilés


PEDRO GONZÁLEZ DUARTE
El señor de los espectáculos
Por: Pedro Gabriel González Avilés
Empresario y artista autodidacta nacido en Valparaíso, Zacatecas, el 24 de octubre de 1902. Hijo de don Victoriano González y doña Martina Duarte de González.

En plena época de la revolución, siendo muy niño emigró a la ciudad de Mercalf, Arizona, cuando sólo contaba con nueve años de edad, quedó huérfano de padre, entonces su madre lo llevó a vivir a un pueblo minero en Miami, Arizona. En este lugar cursó sus estudios primarios en la “Miami Normal School”, teniendo que trabajar para costearse sus estudios y ayudar al sostenimiento de la familia. En plena adolescencia consiguió trabajo en una compañía de circo como vendedor de nieve a porcentaje y se fue contratado por el rumbo de California. Al poco tiempo le dieron la oportunidad de trabajar como payaso, cosa que le sirvió porque aprendió un poco de arte. A su llegada a Los Ángeles, California, desertó del circo y se inició en el Teatro “Principal” en donde adquirió mayores conocimientos en el arte dramático y más popularidad.

Contaba con la edad de dieciocho años cuando inició su primera caravana artística en cuyo cartel figuraban Catalina Laform, Marina Turich, Arturo Tu
rich, Drácula y los hermanos Bañuelos, entre otros artistas de la época. Esta caravana de la cual era jefe, recorrió los estados de California, Nuevo México, Arizona y Texas. Llegó a Nogales, Arizona en 1929, y en este lugar se desbarató la compañía y todos los artistas regresaron a sus casas.

En ese mismo año, es decir 1929 decide establecerse en Nogales, Sonora y en compañía de don Baldomero Castañeda compraron una tienda de abarrot
es. Posteriormente estableció una tienda de curiosidades, llamada “La Princesa”, misma que vendió al señor José Dabdoub.



El dinero obtenido por la venta de “La Princesa” lo invirtió en la construcción de una plaza de toros, donde, en un terreno propiedad de la familia Hoeffer, previo convenio con dicha familia en una concesión por doce años, inaugurándose el 20 de abril de 1952, con un cartel de lujo, encabezado por Luis Procuna “El Berrendito de San Juan” y alternando con Antonio Velásquez “Corazón de León”. Instituyó las corridas cada quince días y reglamentarias de seis toros cada una. En corto tiempo la elevó a categoría de Plaza Monumental. Por ella desfilaron las principales figuras del toreo (en su tiempo) de México: Carlos Arruza (33 veces); Mario Moreno “Cantinflas” (9 veces); Fermín Espinoza “Armillita”, quien se despidió en esta monumental plaza.

Otras grandes figuras que se presentaron en esa plaza fueron: Alberto Balderas, Pablo Lozano, Silverio Pérez, Fermín Rivera, el rejoneador Gastón Santos, Juan Silvetti, Chucho Solórzano, los hermanos Luis y Félix Briones, Jaime Rangel, Humberto
Moro, Luis Castro “El Soldado”, Alfonso Ramírez “El Calesero”, Lorenzo Garza “El Ave de las Tempestades”, Tomas Abaroa y muchos más que pisaron la arena de dicho coso taurino.

En esa misma plaza de toros, Don Pedro organizó funciones de lucha libre, donde se presentaron las grandes figuras de la época, El Santo, Blue Demon, Huracán Ramírez, Rayo de Jalisco, Cavernario Galindo, Karloff Lagarde, Rene “Copetes” Guajardo, Black Shadow, Ciclón Veloz, Ray Mendoza, los hermanos Espanto, Dorel Dixon, entre otros.

El box también fue un deporte que se promovió por el inquieto empresario, el ring de la plaza de toros vio pasar por los encordados a los grandes peleadores como: el que fuera uno de los mejores campeones mundiales, Archie Moore, un tremendo peleador “indio piel roja” de nombre Don Jordan, Jesé Bogart, Enrique Bolaños, el cubano
Miguel Berrios, el gran campeón Mundial de peso gallo José Becerra, Kid Anáhuac, Memo Garmendia y una larga lista de figuras nacionales e internacionales que armaron sensacionales temporadas boxísticas en la plaza de Nogales.

Inolvidables las funciones de cine que se proyectaban en la misma plaza de toros los días que no había toros, box o lucha libre, inolvidable la nieve y los antojitos que se degustaban en el drive inn de la plaza, oyendo desde luego el mariachi, que constituía el atractivo de los turistas y donde se dice cantó Javier Solís, “El Señor de las Sombras”.

La plaza de toros de Nogales fue la actividad turística por excelencia, mucho antes de que apareciera la industria maquiladora como aporte económico de la frontera. A principios de los años sesenta se venció la concesión del terreno donde se construyó la plaza de toros y ante la negativa de sus propietarios a vender dicho coso al empresario en forma por demás repentina y brusca dejaron de alegrar el ruedo de la plaza de to
ros de Nogales, las alegres notas de los pasodobles, enmudeció el toque de la trompeta que ordenaba el cambio de suertes y los tendidos y la arena del redondel se volvieron mudos testigos de aquellas tardes de sol que para desgracia de todos los nogalenses ya no se volvieron a dar. Igual pasó con el box, la lucha libre, el cine, el teatro, las caravanas artísticas, la nieve de chorro, los antojitos mexicanos, el mariachi y todo lo que se daba en el tiempo de Don Pedro.

Al perder la oportunidad de continuar con la plaza de Toros y fiel a su espíritu de empresario, se dio a la tarea de construir el “Hotel Alambra”, donde también se presentaban grandes artistas y grupos musicales, entre otros “Los Apson
”, en el “Star Light”, donde se efectuaban espectáculos de mucha calidad, dicho Hotel no redituó al empresario los ingresos que se esperaban y dejó de operar dicho negocio.

A fines de los años sesenta construyó “Los Flamencos Drive Inn”, un inmueble multifuncional que por su alta inversión nunca pudo terminar, pero donde se celebraban espectáculos de box, lucha libre, teatro, cine, bailes, gimnasio, pista de patinaje, en el interior y al exterior, un drive inn donde se vendían ricos antojitos mexicanos servidos en los carros y una nevería que se hizo famosa por su rica nieve de chorro, que personalmente preparaba el propietario.

En la última etapa de su vida como empresario Don Pedro operó un local propiedad de la cervecería Cuauhtémoc, enseguida de la Escuela Secundaria Federal por la avenida Obregón, donde también presentaba box, lucha libre, teatro y variedades artísticas.

Don Pedro González fue un hombre que hizo mucho por Nogales, que consideraba su tierra, fue presidente de la Sociedad de Padres de Familia de las escuelas de Nogales y organizó muchos eventos a beneficio de varias de ellas, sobre
todo de la Escuela Benito Juárez, lugar donde estudiaron tres de sus hijos y a la que ayudó en todo momento, impulsó y apoyó el deporte amateur en Nogales, ayudó a muchos jóvenes a convertirse en luchadores o boxeadores y como reconocimiento a eso el H. Ayuntamiento de Nogales y su presidente, Licenciado Wenceslao Cota Montoya impusieron el nombre de Pedro González Duarte a una unidad deportiva, ubicada en la colonia Virreyes de la frontera.

Pedro González Duarte tenía la siguiente filosofía de la vida: “He trabajado lo que he podido y me he divertido lo que he podido.....Los problemas no los hecho a la cabeza, se los dejo al cuerpo....Tengo muy buenas amistades, cuando los he necesitado me han servido; por eso no he abandonado este pueblo, no obstante los fracasos que he tenido....”. Cual Ave Fénix, Don Pedro se levantó en muchas ocasiones de perdidas económicas que nunca lo desalentaron y si al contrario lo llevaron a convertirse en un gran empresario.

Contrajo matrimonio en la ciudad de Nogales, Sonora, con Alicia Avilés Acuña, originaria Del Fuerte; Sinaloa, en el año de 1936, tuvo 5 hijos: Dora, Ofelia Alicia, Leticia, Pedro Gabriel y Maria Cristina, falleció el 27 de diciembre de 1995 a los 93 años de edad, después de una vida fructífera y de haber realizado muchos de sus grandes sueños, entre otros ser reconocido por los nogalenses por su espíritu de lucha y por su entrañable amor a su tierra adoptiva Nogales.

http://teamnogales.blogspot.mx/2008/04/pedro-gonzlez-duarte-el-seor-de-los.html