11 de diciembre de 2017

RELIGION : Lamenta Aguiar Retes "Desde la fe” , el dispendio en las campañas

Drogas y violencia

Ciudad de México.- “Millones de pesos se destinarán a los procesos electorales y a los partidos políticos a pesar de que no existen programas efectivos de prevención, de salud pública y de rehabilitación a fin de crear buenas fuentes de empleo para jóvenes en situación de riesgo”, lamenta la Arquidiócesis Primada.

 El editorial del semanario “Desde la fe” asegura que la violencia que impera en el país puede imputarse a causas concretas que la mantienen desnuda en regiones pobres, grandes ciudades y puntos fronterizos que representan polos económicos importantes de desarrollo. “Detrás de la violencia está la compraventa de drogas que afectan particularmente a los más jóvenes, presas fáciles de esta vorágine de destrucción a la que no se ve solución efectiva e inmediata alguna”, subraya. 

 El artículo, titulado “el exterminio de la juventud”, retoma datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) 2016-2017, en donde “se revelaron datos preocupantes y nada alentadores sobre esta realidad del consumo de drogas, más entre jóvenes y adolescentes”. La población juvenil, entre 12 y 17 años, reportó un aumento en el uso de drogas, al pasar de 1.3% en 2002 a 2.9% en 2011.

Los estados con mayor consumo de marihuana y cocaína son Ciudad de México, Quintana Roo, Jalisco y Estado de México. “En los grupos entre los 12 y 65 años se ha mantenido el crecimiento sostenido en el consumo; es decir; prácticamente la población en general económicamente activa, niños, jóvenes y personas en la tercera edad”.

 El informe concluye que hay que trabajar con la población en general para que perciba el consumo de drogas como un problema de salud y no como un acto delictivo. “Desde la fe” también enlista pendientes para nuevo arzobispo primado, Carlos Aguiar Retes, quien a partir del 5 de febrero relevará a Norberto Rivera Carrera. “Tiene la tarea de reimpulsar la acción misionera de diálogo, testimonio y acción. Debe cultivar vocaciones, apacentar una realidad dinámica y plural, Iglesia en crecimiento, boyante e interpelada por la ebullición de una sociedad más crítica”. 

 Además, resalta la necesidad de la autorreflexión para hacer más eficiente la tarea evangelizadora. “El cardenal Aguiar Retes será el pastor capaz de gobernar y apacentar, no por sus propias capacidades, sino por ser conocedor de que esta Arquidiócesis”, dice. “Requiere de la suma de los más notables talentos y del trabajo dedicado de los agentes de evangelización involucrados en la Misión Permanente, que permite la renovación de los propósitos del II Sínodo”, añade.

 En lo social, “se enfrentará a las polarizaciones de un territorio que es el centro económico del país, que se encuentra agobiado por la pobreza y la marginación; por la proliferación de cultos religiosos y por disposiciones legislativas que van contra la dignidad de la vida y de la familia”, indica. “La Arquidiócesis de México es un lugar de desafíos y retos; una iglesia de esperanza en un país plural anhelante de un futuro más prometedor, en donde se respeta la dignidad de todas las personas; hogar de casi 8 millones de católicos”. 

 La publicación recordó que hace 22 años, el entonces obispo de Tehuacán, Norberto Rivera Carrera, llegó para hacer frente a esos mismos desafíos y para introducir a los fieles hacia el tercer milenio de la era cristiana. “Dos décadas de luces, sombras, de llevar la Cruz y las pruebas que azotan a la Iglesia en medio de las tensiones del mundo moderno.

 La restructuración y organización pastoral de la Arquidiócesis comenzó desde tiempos del siervo de Dios, Luis María Martínez y fue continuada por los arzobispos Miguel Darío Miranda, Ernesto Corripio Ahumada y Norberto Rivera Carrera, “esta no debe quedarse en huecos propósitos mientras la sociedad exige respuestas y razones válidas de fe que justifiquen por qué creer en el cristianismo”. El Arzobispo Emérito de México tuvo esta oportunidad de servir a pesar de los muchos ataques e incomprensiones, entre polarizaciones y reconocimientos que le valieron el aprecio y cercanía de los últimos pontífices, subrayó el artículo.

 La designación del cardenal Carlos Aguiar Retes continúa con esta tónica definida desde el II Sínodo Arquidiocesano. Es urgente la acción evangelizadora para encarnarse en las culturas de Ciudad de México. Desde el semanario religioso agradecen a Norberto Rivera Carrera “por la amplia libertad que el arzobispo emérito de México dio a este semanario para interpelar e iluminar la realidad a la luz del Evangelio y de la doctrina social de la iglesia. 

 Al tiempo manifiestan con gozo y esperanza, esa misma confianza al cardenal Carlos Aguiar Retes, “quien ha sido llamado a ser puente y conducir esta iglesia particular en los vínculos de la caridad y la misericordia, desde donde irradian los cambios más profundos que repercuten en el futuro de la nación mexicana”.

 En la misa dominical, en la Catedral Metropolitana, el cardenal Rivera Carrera pidió a los fieles orar por el arzobispo Carlos Aguiar Retes, “para que el espíritu santo le ilumine en esta nueva encomienda”. En Tlalnepantla, el cardenal Carlos Aguiar Retes se despidió ayer de la feligresía con la cual convivió durante nueve años.

 Antes de iniciar la misa, agradeció a las personas que lo felicitaron y le expresaron sus sentimientos encontrados por su designación como arzobispo primado. “Estamos para cumplir la voluntad de Dios, en la expresión de nuestras autoridades eclesiales”, dijo. Monseñor Aguiar Retes agregó que se siente agradecido por el tiempo que permaneció al frente de esta diócesis y comentó que con mucha alegría y esperanza espera que los trabajos fructifiquen. 

 Al ingresar a la Catedral, los fieles lo recibieron con aplausos e incluso hubo quienes, a su paso, decían: “Sí se pudo, sí se pudo”.

http://yucatan.com.mx/mexico/delincuencia/drogas-y-violencia