OBISPO WEISENBURGER : Define su postura en tema de ilegales, refugiados y la seguridad nacional

El Obispo de la Diócesis de Tucson, Edward Weisenburger

San Luis, Ariz.- Para el nuevo titular de la Diócesis de Tucson, la situación de refugiados y de inmigrantes indocumentados es un tema en el que pueden equilibrarse las necesidades de ellos y la seguridad que la nación requiere. 

 El recién instalado Obispo, Edward Weisenburger, dijo lo anterior en esta ciudad, tras la misa que ofició en honor de los trabajadores del campo, en el marco del Dia del Campesino . “Estoy muy preocupado por toda nuestra gente, porque lo primero que debemos hacer es reconocer a Cristo en todos. Entonces tenemos dos bienes, uno es la gente y sus necesidades, y otro es la seguridad del país, yo creo que ambos son posibles”, dijo.

El Obispo de la Diócesis de Tucson, Edward Weisenburger

Apenas instalado formalmente en el puesto , Weisenburger, quien fue transferido de Kansas a la Diócesis de Tucson, tuvo aquí su primer acto ministerial público y habló sobre las recientes decisiones de la administración federal de suspender programas de alivio migratorio y protección de refugiados como DACA y TPS, programas que calificó como “muy críticos” “Nuestros oficiales de gobierno deben trabajar juntos por una buena legislación que pueda proteger a la gente que está aquí, que permita que los inmigrantes vengan, y que también proteja a nuestro país. Yo creo que es posible hacer todas esas cosas”, afirmó. 

 Apenas el mes anterior, el gobierno federal anunció el fin del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), con el que se dio asilo a miles de haitianos vulnerados en su país por el terremoto ocurrido en el año 2010. “Nuestro gobierno quiere enviar a 50,000 personas de regreso a Haití, pero ellos están trabajando y enviando dinero a casa para alimentar a personas; entonces no solo son afectadas esas 50,000 personas, sino todas las que ellos están alimentando”, aseveró.

 En cuanto al programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), cerrado en septiembre, el prelado se expresó preocupado por los miles de jóvenes que son cobijados con el programa: “Debemos encontrar pronto una solución para DACA, no podemos enviar a tantas personas que ya son parte de nuestras comunidades y nuestras vidas, a países que la mayoría de ellos ni siquiera conocen. Necesitamos que los políticos se unan por nuestra gente y nos ayuden a resolver esos retos”, urgió Weisenburger.

El Obispo de la Diócesis de Tucson, Edward Weisenburger

En ese sentido señaló el Obispo que lo que él puede hacer desde el liderazgo que representa es expresarse y unirse a las voces que reclaman una solución. En la misa del Día del Campesino, celebrada en la parroquia de San Judas Tadeo, el nuevo Obispo estuvo acompañado del Obispo Emérito, Gerald Kicanas, a quien relevó al frente de la Diócesis de Tucson.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment