19 de diciembre de 2017

CONSUMIDOR : ¿Es justo dejar una mejor propina por los servicios que recibimos?

Resultado de imagen para imagenes de la propina

Todos estamos acostumbrados a que llega la cuenta y a eso hay que sumarle al menos 10 por ciento de propina, algunas veces esto se sale del presupuesto y otras lo consideramos como un premio justo por el servicio que recibimos, pero en realidad estas gratificaciones tiene un origen muy antiguo y se da prácticamente en todas partes del mundo y además, tienen un trasfondo financiero que ayuda a los trabajadores, a los dueños de los negocios y a los propios clientes.

Ciudad de México.- En México dejar propina es un acto común, que aplica tanto para el “franelero” que cuida los carros en las calles, los meseros, los asistentes de negocios y hasta para algunos profesionistas que reciben un pago extra por su trabajo; pero más allá de ser una carga para los clientes, se ha asumido como una manera de mejorar la situación económica de los trabajadores.
Resultado de imagen para imagenes de la propina

Pero su origen puede ser muy antiguo e incluso en tierras muy lejanas, ya que una versión es que en la Inglaterra del Siglo XVI, “los huéspedes dejaban dinero para los empleados de sus anfitriones”, tal como lo señala el sitio BBC. Otra versión es que en la gran depresión del comienzo del Siglo XX, los restaurantes de los Estados Unidos impusieron esta costumbre con la finalidad de poder subsistir y que fueran los propios clientes los que pagaran parte del salario y que los dueños de los negocios pudieran ofrecer precios bajos a los comensales.

                                 Un complemento a los salarios 

Y parece que esta versión se ajusta más a la importancia que tiene la propina en México, ya que son ingresos extras que compensan los salarios de los trabajadores, algo que ayuda a su economía y mantener en cierta medida un equilibrio comercial. Tal como lo señala Edward Mansfield, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Pensilvania, “la propina es económicamente importante, pero en su raíz es una norma social“, es decir, tiene ese doble aspecto que ha modificado los hábitos y las relaciones personales.

 En México incluso, la Ley Federal del Trabajo las contempla dentro de su marco jurídico y el Artículo 346 señala que “las propinas son parte del salario de los trabajadores” y específica que “los patrones no podrán reservarse ni tener participación alguna en ellas”. 

 De esta manera, las propinas se han convertido en la base de un sistema que basa su razón de ser en el hecho de crear un beneficio mutuo entre los consumidores que reciben un servicio, los trabajadores que los atienden de manera profesional y los negocios, que en teoría usan esto para dar mayores beneficios a los clientes sin tener que aumentar los precios de venta.

 La propina ¿Se gana o es una obligación?

https://elsemanario.com/negocios/239813/justo-dejar-una-propina-mayor-servicios-recibimos/