21 de diciembre de 2017

BANXICO : Enfrentará seis obstáculos que entorpecen su labor de bajar la inflación



Ciudad de México.- El 2018 llegará con un cauce tempestuoso para la economía mexicana y Banxico se enfrentará a oleajes para encaminar la tasa de inflación al objetivo. Cuando Agustín Carstens soltó el timón de Banco de México (Banxico), prometió que había dejado encaminada la inflación a su nivel objetivo del 3.0 +/- un punto porcentual y aseguró que el incremento en los precios al consumidor habían alcanzado su techo máximo en agosto con el 6.67 por ciento y cerraría el 2017 con una tasa de 6.30 puntos.



Parecía que el timón estaba listo para mantener el rumbo durante el cambio de capitán; sin embargo, Alejandro Díaz de León se enfrentó a un panorama turbulento y asumió el cargo de Banxico con el gran reto de sortear seis grandes olas que complicarán el rumbo a la tasa de inflación objetivo. 

 Parará casi un año para que los mexicanos logren ver una inflación baja que rondé el 3 por ciento; sin embargo el proceso de caída de los precios podría ser detenido por:

 1) un desordenado comportamiento del mercado cambiario que reaccione a choques externos, 

2) choque adicionales a los precios más volátiles,

 3) presiones inflacionarias por el incremento salarial; además de los efectos que pudieran registrarse por el desarrollo de la negociación del TLCAN

4), la reacción de la Reserva Federal ante la política proteccionista de Donald Trump

5) y las elecciones presidenciales de México

6). “Estaremos convergiendo hacia el 3% a finales del año entrante, si se dan condiciones ordenadas en el mercado de cambios, ausencia de choques adicionales que puedan retrasar esta convergencia, y que el mercado laboral no presente presiones”, dice en entrevista Díaz De León, gobernador de Banxico. 

 A diferencia de Agustín Carsten, Díaz de León no se atrevió a pronosticar un techo máximo de la inflación que al cierre del decimoprimero mes del 2017 alcanzó los 6.69 por ciento. “Justo uno de los mensajes que la inflación nos ha dejado este año, es que cuando uno cree que ya es muy clara la inflexión a la baja, a veces pueden surgir choques”, reconoce el banquero.



 Para el cierre del 2017, los analistas privados consultados por Banxico esperan que la inflación se fije en 6.56 por ciento, expectativa mayor al 6.49 por ciento señalado en su encuesta previa. Sin embargo, hacia el 2018, esperan que llegue a 3.96 por ciento, en línea al objetivo. 

https://elsemanario.com/economia/240372/banxico-enfrentara-seis-obstaculos-entorpecen-labor-bajar-la-inflacion/