PESCA : Sorprenden novedades del VII ° Congreso Internacional de Pesquerias

img_6619.jpg

Merida.- Científicos de todo el mundo usan nuevas tecnologías para estudiar la existencia de las especies y biomasa de peces en los mares, y cada vez perfeccionan los sistemas de monitoreo, lo que permite la generación de información más precisa para la toma de decisiones, revelaron investigadores en la segunda jornada del 70o. Congreso Internacional del Instituto de Pesquerías del Golfo de México y el Caribe, que se realiza en el hotel Hyatt.

Tecnología al mar

La investigadora mexicana Marcela Monserrat Landero Figueroa, quien estudió su maestría en el Cinvestav Mérida y ahora cursa el doctorado en Física Aplicada en Australia, dice que en estos tiempos es una tendencia mundial el uso de sensores acústicos para conocer el recurso marino a diferentes profundidades y condiciones, y en cualquier parte de los océanos. Antes usaban la técnica de la captura de especies en redes para conocer tamaño, especie y volumen de las pesquerías en las zonas pesqueras, pero eso ya es historia. 

 Otros ponentes revelaron que, además de la acústica, usan las ecosondas, los ecogramas, el hidrófono, las videocámaras avanzadas, entre otras tecnologías nuevas, a fin de conocer las especies, sus tamaños, los cardúmenes y los diversos fondos y lechos marinos. En entrevista, Landero Figueroa dice que las tecnologías acústicas y de grabación de sonidos permiten tener una mejor estimación de la biomasa de peces, tiene mayor cobertura, se obtiene información en poco tiempo y es más precisa. 

En la parte mexicana del Océano Pacífico, concretamente en el Golfo de California, los investigadores marinos ya usan estas nuevas tecnologías en los monitoreos, pero en el Océano Atlántico, donde está la Península de Yucatán, todavía no llega. “Ojalá que en la Península de Yucatán empiecen a aplicar esta tecnología porque no importan las condiciones del agua ni que esté turbia, siempre dará una información precisa”, indicó. “La tecnología acústica nos llevará a tener una mejor toma de decisiones y con ello una mejor conservación de los recursos. No sólo es generar información en cuánto y cuándo se debe de pescar, sino que es para que las generaciones futuras tengan disponible este alimento”.

 En opinión de la científica mexicana, falta perfeccionar algunas tecnologías porque hay peces que producen mucho más ruido y causan confusión porque se interpreta que por la fuerza del ruido es un cardumen enorme y no lo es. “La ciencia puede generar una rica información sobre la vida marina, pero no puede controlar ni moderar la pesca, eso corresponde a las autoridades”.

 La entrevistada informó que como parte de sus estudios de maestría en el Cinvestav Mérida realizó un trabajo sobre la langosta, de Quintana Roo a la costa yucateca, y considera que hay sobreexplotación de los recursos marinos, por lo que es importante que los pescadores e industriales se den cuenta de que si abusan de esta actividad, mañana no tendrán nada que pescar porque seguramente habrá una disminución de la biomasa.

 Para ella es importante que sigan los consejos que recomiendan los científicos y si sugieren una veda la deben respetar porque es la mejor decisión para proteger y garantizar la reproducción.
— Joaquín Chan Caamal

 El científico estadounidense Timothy Rowell encabeza un equipo que investiga la biomasa del pez corvina y mero en el Golfo de California y usa embarcaciones dotadas con ecosondas, acústicas pasivas e hidrófonos. Ha documentado que el mero aumenta su volumen en aguas de La Florida y sigue su proceso de crecimiento en el Golfo de México.



 La corvina desova dos veces al mes, emigran al río Colorado y sus sonidos son tan ruidosos que hay pescadores que ya conocen su sonido y los guía a grandes volúmenes. Ya lleva un par de años la veda de la corvina y los sectores presionan a las autoridades para que abra esta pesquería, pero no tienen la certeza científica de cómo está la biomasa en la actualidad, falta mayor estudio sobre estas especies. La brasileña Anne Lebourges y el colombiano Jorge Paramo también mostraron estudios donde usan las tecnologías ya mencionadas.

Pesquería 

Estudios para mejor control en el mar Científicos de todo el mundo usan nuevas tecnologías para estudiar especies y biomasa.

 Corvina 

 El científico Timothy Rowell encabeza un equipo que investiga la biomasa del pez mero en el Golfo de California y usa barcos equipados con ecosondas, acústicas pasivas e hidrófonos.

 Crecimiento del mero 

 Ha documentado que el mero aumenta su volumen en aguas de La Florida y sigue su proceso de crecimiento en el Golfo de México. Desova dos veces al mes, emigra al Río Colorado y sus sonidos son tan fuertes, que a los pescadores los guían a grandes volúmenes.

 Presiones 

 Ya lleva un par de años la veda de la corvina y los sectores presionan a las autoridades para que abra esta pesquería, pero no tienen la certeza de cómo está la biomasa.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment