INOCUIDAD ALIMENTARIA : Preocupa la incorporación de agroquímicos en los alimentos


Resultado de imagen para avion fumigando plantios

Agua org.-  Los agroquímicos son sustancias químicas que se utilizan en la agricultura moderna para incrementar la productividad de los cultivos —producir más por unidad de área—; promueven el crecimiento vegetal e impiden la propagación de plagas. Son fabricados con base en compuestos orgánicos o minerales; fosfóricos o nitrogenados en el caso de fertilizantes, y organofosforados, organoclorados y sales de amonio, calcio o magnesio entre otros, en el caso de los pesticidas. 

 En las últimas décadas con la industrialización de la agricultura alrededor del mundo se han incorporado el uso de fertilizantes y pesticidas químicos —insecticidas, herbicidas, fungicidas, bactericidas, etc.— que, si bien favorecen la producción tienen efectos nocivos en el entorno natural, pero también en nuestra salud.

 El uso de fertilizantes sintéticos destruye la capa fértil de suelo, lo mineraliza y saliniza, disminuyen su capacidad de retención de agua. Asimismo se infiltra al acuífero y lo contaminan, y al ser arrastrados superficialmente aportan una gran cantidad de nutrientes a los cuerpos de agua provocando su eutrofización y la proliferación de algas, que desplazan otras especies y desarticulan la dinámica natural. 

 Los plaguicidas por su parte, son sustancias tóxicas que pueden acumularse en los ecosistemas y los organismos, amenazan a especies vitales para la producción de alimentos como los polinizadores, acaban con insectos y plantas, afectan organismos acuáticos, ponen en riesgo la biodiversidad e incluso contribuyen a la destrucción de la capa de ozono.

 Muchos son persistentes y se acumulan en los seres vivos alterando incluso la cadena trófica y otros, generan resistencia en los organismos a los que combaten; esto hace necesaria su aplicación en mayores cantidades lo cual tiene un impacto aún más agresivo en el medio ambiente. Pero su efecto, repercute también en la salud humana. 

 Los agroquímicos llegan a las personas por contacto directo, ingestión e inhalación y dependiendo de su composición química, pueden tener efectos cancerígenos, neurotóxicos, mutagénicos, teratogénicos e incluso pueden alterar funcionamiento endócrino y reproductivo. 
Los productores agrícolas son un grupo especialmente vulnerable a los efectos de estas sustancias, generalmente no usan el equipo requerido para aplicar los químicos y suelen estar poco capacitados en cuanto a su manejo seguro.

 ......................“De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (1990) en los países en desarrollo, incluido nuestro país, los plaguicidas causan un millón de casos de intoxicación y cerca de 20,000 muertes anualmente”. 

 Debido a su toxicidad varios países han eliminado completamente el uso de algunas de estas sustancias. Sin embargo en México se siguen empleando, tan solo del 2002 al 2014 el uso de fertilizantes creció 1.53 veces y el uso de pesticidas se incrementó 3.44 veces. En este contexto, parte de los alimentos que se producen en el país, provienen de este tipo de agricultura “moderna” en la que el empleo de sustancias químicas es frecuente.

 En zonas agroindustriales de México, es común encontrar sustancias que por su toxicidad han sido prohibidas en otros países como el glifosfato, el endosulfán, mevinfos y el metil paratión. Sinaloa, Chiapas, Veracruz, Jalisco-Nayarit-Colima, Sonora, Baja California, Tamaulipas, Michoacán, Tabasco, Estado de México y Puebla-Oaxaca son estados con un alto consumo de plaguicidas. Mientras que la aplicación de agroquímicos es recurrente en algunos productos como maíz, cebolla, chile, algodón, jitomate, manzano, pepino, entre otros.

 Ante este panorama se hace cada día más urgente transitar hacia nuevas formas de agricultura sostenible, ecológica u orgánica que permitan la producción de alimentos, eliminen el uso de agroquímicos y salvaguarden la salud de los ecosistemas, los productores y consumidores. A nivel individual, podemos producir nuestros propios alimentos, utilizando compuestos naturales y/o alternativos, para fertilizarlos y para el control de plagas. Consumir en mercados locales productos cultivados naturalmente, entre otras acciones.

 https://agua.org.mx/analisis_integral/agroquimicos-en-los-alimentos/
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment