GIROS NEGROS : Persiste el tráfico ‘hormiga’ de cigarro americano

Resultado de imagen para imagen de cajas de cigarros de estados unidos

Nogales. Mañana, tarde y noche decenas de personas cruzan a diario cigarro americano a Nogales, Sonora para su venta, en un tráfico hormiga que encuentra cabida en las leyes de Aduana, y ante la resignación de los Oficiales de Comercio Exterior. Este tráfico legal se convierte en ilegal cuando el cigarro se comercializa al menudeo en tiendas de esta frontera, o en comercios al sur del país, sin pagar los impuestos como mercancía extranjera.

Esta actividad, bien conocida por dichas autoridades, es para muchos su modus vivendi, su oficio, su autoempleo que les deja ganancias que superan los 500 dólares al mes, alrededor de 8,500 pesos, según el precio de la divisa americana, con 10 cruces al día.



El tráfico “hormiga” o “burreada”, realizado por hombres y mujeres de diferentes edades se practica desde décadas atrás y ha sido un oficio de ingresos nobles, tanto para el que cruza dicha mercancía como para el que la compra al mayoreo 

Los ‘cruzadores’ en su mayoría son ciudadanos o residentes de los Estados Unidos, o bien cuentan con domicilio al sur del estado. Mismos que por su estatus migratorio pueden cruzar un paquete con varias cajetillas de cigarros sin tener que pagar impuestos, hasta 300 por ciento del costo de la mercancía que se considera de exportación. 

 Táctica no tiene ciencia: Cruzador

 La táctica no tiene ciencia dice “Don Teco”, cruzador activo desde hace dos décadas y quien por seguridad se autodenominó con ese nombre. “Te esperas a que abran la tienda (Ueta), vas compras las cajas de cigarro y comienzas a cruzarlas poco a poco, por las diferentes garitas. “Los agentes no son tontos, ellos saben a lo que nos dedicamos, pero la ley es la ley y tienen que hacerla valer, y si no abusas pues te dejan ser, ya está uno viejo y desgraciadamente no puede hacer otra cosa, pero hay personas que abusan y esos calientan el terreno.

“La forma de operar ha cambiado poco con el paso de los años, anteriormente había una camioneta cerrada donde íbamos echando las cajas durante el día y parte de la tarde, ahí había alguien que las iba contando. “Al final de la jornada, luego de cruzar hasta 30 cajas de cigarros o a la hora que ya te cansabas, hacías cuentas y te pagaban todo, al día siguiente iniciabas operaciones de igual forma. 

“Pero esto, antes de que la ley cambiara, años atrás el residente norteamericano o procedente del sur del país (después del kilometro 21) podía pasar dos, tres o más cajas de cigarros, comprobando su estatus migratorio o su residencia fuera de Nogales”, explicó. 

Hoy en día según lo estipula la ley de aduanas, cada ciudadano norteamericano puede cruzar a México solo una caja de cigarros y / o tres litros de licor, sin pagar los impuestos. “Desde a principios del 2015 solo podemos pasar una caja de cigarros por cruce, eso provocó que los ingresos disminuyeran, pero sigue siendo un trabajo noble que deja ganancias, principalmente para el mayorista”.

La mayoría de la mercancía se va de Nogales, se trafica al sur del estado e incluso al sur del país, se distribuye en tiendas, hoteles, en zonas turísticas y otros lugares donde se consume dicho producto. Autoridades piden su tajada Agentes policiacos de los diferentes niveles de gobierno han buscado la manera de exigir su tajada en este negocio.

Se tiene conocimiento que han realizado operativos de civiles, incluso cruzando a los Estados Unidos para identificar a los compradores de cigarro y posteriormente retenerlos del lado mexicano, con la única finalidad de hacerlos pagar cierta cantidad para no ser retenidos y puestos a disposición de las autoridades Federales y/o de Aduana. 

Algunas personas que se dicen afectadas por el abuso de autoridad hacen públicas las exigencias de dinero a cambio de no ser puestos a disposición de la autoridad. Sin embargo no interponen denuncias formales por ellos también operar en la ilegalidad. 

 Caso documentado 

El único caso documentado que se ha dado a conocer este año sobre una persona que fue retenida al intentar cruzar más cajas de cigarros de lo que permite la ley es el siguiente: Una persona originaria de los Estados Unidos fue retenida por autoridades de Aduana de esta ciudad tras ingresar cinco paquetes de cigarro americano al país, posteriormente fue liberada al pagar una multa de 7 mil pesos. 

Los reportes oficiales señalan que se trata de quien dijo llamarse Kathleen Meade, de 32 años de edad, originaria de la ciudad de Denver, Colorado con domicilio en esta frontera en la colonia San Carlos, quien cruzó por la garita Morley después de las 19:00 cargando en su bolsa cinco paquetes de cigarros de fabricación americana. 

Al cruce fue sorprendida por una agente fiscal quien le dijo que sería turnada ante un Ministerio Público por evasión de impuestos o de lo contrario debía pagar los impuestos ante la situación dicha persona aceptó realizar el pago por la cantidad de 7 mil pesos evitando enfrentar cargos por el delito federal. Oficiales de Comercio Exterior en Nogales

En un intento por conocer mayores datos del cruce hormiga de cigarros, oficiales de Comercio Exterior en Nogales se limitaron en señalar que se cumple con la ley, y de requerir más información podíamos consultar la página del SAT, donde se cuenta con documentos que explican las franquicias y lo permitido por la ley.

http://www.eldiariodesonora.com.mx/notas.php?nota=97083

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment