BANXICO : Reconoce que sus ‘pensionados de lujo’ hacen minoría

Resultado de imagen para foito y logos de banxico

Ciudad de México.- En el Banco de México (Banxico) existe una minoría anónima que puede denominarse los ‘pensionados de lujo’, ya que perciben más de 200,000 pesos libres cada mes y otro tanto se retiró de la vida laboral cuando no había cumplido siquiera los 50 años de edad. Una investigación de Expansión encontró que el instituto central, que funciona como un organismo autónomo desde 1994, otorga pensiones con cierto grado de discrecionalidad, se niega a identificar a los beneficiarios de dichas pensiones y otorga jugosas cantidades para el retiro de algunos exfuncionarios públicos.

                                            NOMBRES CONFIDENCIALES 

Sobre el anonimato y la negativa a revelar el nombre de quienes reciben las pensiones, Banxico esgrimió argumentos sobre seguridad y derechos humanos, de acuerdo a las respuestas obtenidas a las peticiones realizadas a través de la Ley de Transparencia. “Entregar la información (...) implicaría que se hiciera pública dicha información… (por lo que) pone en riesgo de ser víctima de delitos en contra de las personas, en su patrimonio, tales como la extorsión, o bien de secuestro”, explicó el Banco Central en una justificación redactada en 24 páginas, donde determina que esos datos son “confidenciales”.
Resultado de imagen para foito y logos de banxico
Para la institución, los pagos que reciben sus extrabajadores están estrechamente ligados a su patrimonio y publicarlos conllevaría un “grave riesgo” porque se trata de un “dato personal sensible” que podría ser utilizado por posibles delincuentes. Dicha información permite determinar los ingresos de personas de la tercera edad, grupo extremadamente vulnerable para el caso que nos ocupa en comparación con el resto de la población, ya que por su propia edad no cuentan con la fuerza suficiente para poder repeler un ataque armado en su persona o propiedad, la cual aumenta el riesgo grave que puedan sufrir en su persona. Explicó Banxico en su respuesta.

 Entrevistado sobre el impedimento para conocer el nombre de los pensionados, el subgobernador de Banxico, Roberto del Cueto Legaspi, dijo que la entidad aboga por la confidencialidad de los datos personales: “Creemos en esa teoría, entonces por esa razón nosotros no damos a conocer los nombres de nuestros pensionados”. 

A diferencia de Banxico, el banco de desarrollo, Nacional Financiera sí entregó a Expansión el listado con el nombre de todos los pensionados que alguna vez fueron servidores públicos dentro de Nafin.

“En el banco estamos convencidos de que forma parte de los datos sujetos de protección las pensiones que les pagamos a nuestros jubilados, porque vives en un ambiente donde hay ciertos riesgos a los que puedes exponer a una persona si se sabe cuál es el monto de su pensión”, afirmó el subgobernador Del Cueto Legaspi.

“Nosotros creemos que es parte de lo que se debe proteger. Hacemos lo correcto en no decirlo”, agregó.

                                           JUBILACIONES ONEROSAS 

El total de pensionados de Banxico sumó 3,292 en el mes de septiembre pasado y entre todos ellos recibieron un monto de 64.7 millones de pesos, según los datos ofrecidos por el instituto central. De este universo, existen 6 personas que recibieron más de 200,000 pesos y hay otros 71 que obtuvieron montos mayores a los 100,000 pesos.

Aunque por cuestiones de confidencialidad es imposible conocer quiénes son las personas que perciben de pensión más de 200,000 pesos al mes, sí se pudo saber que el pago mayor en septiembre ascendió a 264,415 pesos netos, es decir ya descontados los impuestos y otros cargos.

Estas cantidades igualan o incluso rebasan las pensiones vitalicias a las que tienen derecho expresidentes mexicanos. Felipe Calderón (2006-2012), recibe una pensión mensual de 205,000 pesos (el exmandatario panista anunció en febrero de 2017 que donaría ese dinero a una organización de lucha contra el cáncer infantil).

La cifra también supera los 239,527 pesos de remuneración total íntegra que perciben mensualmente los actuales miembros de la Junta de Gobierno de Banxico: el gobernador Agustín Carstens, y los subgobernadores Roberto del Cueto Legaspi, Alejandro Díaz de León, Javier Guzmán Calafell y Manuel Ramos Francia, según datos de la institución.

En diciembre del año 2000, el pago máximo fue de 129,000 pesos, y ahora la pensión más onerosa la duplica. Fue a finales de 2008 cuando Banxico empezó a otorgar pensiones superiores a los 200,000 pesos.

Del Cueto Legaspi afirmó que estas variaciones obedecen a que las pensiones se actualizan conforme a la inflación, además de la incorporación de nuevos exfuncionarios a las filas de los jubilados.

Aclaró que a los miembros de la Junta de Gobierno no les corresponde una pension en el Banco Central por solo haber ocupado ese puesto. Everardo Elizondo, Guillermo Güemez, Guillermo Prieto y Manuel Sánchez han salido de la Junta sin recibir un pago por este concepto.

En los últimos 17 años, la cantidad de personas pensionadas en Banxico pasó de 2,615 a 3,292, y el sugobernador dijo que la entidad está cerca de alcanzar su nivel máximo de personas jubiladas, ya que llevan mucho tiempo sin aumentar su plantilla de personal y se han ajustado los perfiles de los trabajadores.

                                ¿QUIÉNES PUEDEN PENSIONARSE? 

Banxico fue la primera institución del país que sustituyó su esquema de reparto por uno de capitalización. Este cambio entró el vigor el 1 de agosto de 1994 y actualmente sigue vigente.

El sistema viejo aplicaba el factor 85, es decir, el trabajador debía tener una suma que entre edad y antigüedad diera los 85, por ejemplo un mínimo de edad de 55 años y una antigüedad de 30. “Cuando tú tenías el factor 85 te podías jubilar”, explicó Del Cueto, quien agregó que la pensión se calculaba en función del promedio del sueldo del último año, lo que los actuarios llaman una tasa de reemplazo de 100%.

A partir de 1994 cambiamos el régimen a uno de capitalización. Y es distinto porque supone que el patrón va abonando recursos mensualmente a una cuenta. Esos recursos son propiedad del trabajador. Ya no estamos en factor 85, sino que lo elevamos a factor 90. De tal manera que en el nuevo régimen las personas se pueden jubilar hasta que cumplen 60 años de edad y tienen cuando menos 30 años de antigüedad.  Roberto Del Cueto Legaspi, subgobernador del Banco de México.

“La otra gran diferencia (con el nuevo esquema) es que la pensión de los trabajadores va a ser en función del saldo que tengan acumulado en sus cuentas al momento en que ejerzan su derecho a la jubilación”, tal como operan actualmente las Afores para los trabajadores privados, dijo el funcionario.

El régimen viejo daba pensiones mucho más altas porque la tasa de reemplazo era de 100%, ahora las pensiones que el banco otorga son más bajas. “El último dato que tengo es que las personas que se jubilaron en el mes de septiembre de este año su tasa de reemplazo promedio fue de 25%”, dijo el subgobernador.

                                             DISCRECIONALIDAD 

El actual esquema pensionario que rige en Banxico le ha permitido al gobernador de la institución otorgar pensiones de manera discrecional, en el cual un trabajador puede jubilarse desde los 45 años de edad y con al menos 20 años de antigüedad.

En respuesta a una solicitud de información, Banxico informó que del año 2000 al 2016, los dos gobernadores que han ocupado el puesto durante ese lapso otorgaron un total de 111 pensiones bajo esta modalidad.

Guillermo Ortiz aprobó 99 pensiones entre los años 2000 y 2009, de las cuales 10 beneficiaron a trabajadores de 45 años de edad al momento de pensionarse y cuya antigüedad oscilaba entre los 21 y 27 años.

Agustín Carstens, por su parte, aprobó 12 pensiones entre 2010 y 2016, de las cuales dos beneficiaron a trabajadores de 46 años y cuya antigüedad laboral era de entre 22 y 27 años.

Al respecto, Del Cueto Legaspi explicó que esa práctica tiene una tendencia decreciente y que las personas beneficiadas adquirieron pensiones reducidas: “se dan recortadas por no haber llegado a los requisitos y eran facultades que tenía el gobernador para resolver ciertos problemas”, dijo.

Resultado de imagen para foito y logos de banxico

Pero no todos los pensionados de Banxico forman parte de la élite. Los registros de pago obtenidos por Expansión muestran que se hacen desembolsos menores a los 200 pesos. Incluso, en septiembre pasado hubo 106 personas registradas que recibieron nada. El subgobernador aclaró que la cifra registrada no significa que los extrabajadores se hayan pensionado con 200 pesos o nada al momento de su retiro, sino que se trata de una subrogación, es decir que esos trabajadores también tenían un derecho a pensión del Seguro Social, por lo que Banxico solo pone la diferencia.

 ................No quiere decir que esa persona viva con 500 pesos. Esa persona vive con lo mismo que vivía aquí en el banco solo que una parte se la paga el Seguro y otra parte se la paga el banco. Roberto Del Cueto Legaspi, subgobernador del Banco de México............... El sistema pensionario de Banxico es uno de los más atractivos que hay en el país y uno de los mejor administrados, pues en 2010, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) estimó que las reservas para cubrir los pagos alcanzarían para los siguientes 100 años.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment