AGUA: Hay que despolitizar los Organismos Operadores de Agua



“La mayoría de los Organismos Operadores de sistemas de agua para servicio público son ineficientes y opacos; funcionan con criterios politicos y clientelares, no están debidamente profesionalizados, dependen de cuantiosos subsidios y no están constituidos como empresas públicas sujetas a reglas claras y transparentes”, señala el Consejo Consultivo de aguas.

Agua.org.-   Planteamiento con el que coincide el ingeniero Juan Enrique Anda Gutiérrez, asesor del director de Organismos Operadores de Agua del municipio de Acolman, en el Estado de México, y Cuauhtémoc Anda Mendoza, jefe de Regulación Sanitaria —Jurisdicción Toluca— y doctor en Administración Pública por la Universidad Anáhuac, quienes aseguran que entre los usuarios existe una percepción de inseguridad en cuanto a la calidad de agua, inconformidad por las tarifas del servicio y la impresión de la falta de honestidad de quienes atienden en los OO. 

En pocas palabras, no hay credibilidad en los Organismos Operadores. Frente a este problema, que no solo es en el ámbito estatal sino incluso nacional, el ingeniero Anda Gutiérrez y el doctor Anda exponen a Siempre! su propuesta sobre la Renovación de Organismos Operativos de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en el Estado de México, la cual hicieron llegar ya al gobernador Alfredo del Mazo Maza a través de sus colaboradores y de los foros de consulta para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2017-2023. 

Además, tienen la intención de presentarla también ante quien el mandatario estatal nombre director o directora de la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) durante su administración. Anda Gutiérrez señala que “el problema del agua se ha tratado de resolver, a escala mundial, creando, instalando nuevas tecnologías, sobre todo plantas tratadoras de agua o potabilizadoras de agua gigantescas, sin embargo la propuesta de Juan Enrique Anda es que deben ser pequeñas plantas tratadoras de agua o potabilizadoras que atiendan a comunidades muy específicas, una colonia, un centro urbano, un pueblo, no deben ser muy grandes, porque la idea es que la red de agua, la que distribuye a todos los usuarios domésticos, sea solo para ese grupo de población”. 




Cuauhtémoc Anda Mendoza y Juan Enrique Anda Gutiérrez.

 Explica que la ventaja es que no se trasporte el agua desde el Sistema Cutzamala para que la consuma el ama de casa de “X” colonia, delegación, municipio o pueblo. “Que esa misma agua que desechan los usuarios, dicen los Autores, sea tratada, incluyendo las aguas negras, deben ser tratadas para hacerlas grises, eso los ecologistas y las personas encargadas de esto lo saben muy bien y saben que esto es posible, que puede ser caro o barato eso es otra cosa, pero cuando se succiona el agua del subsuelo y se provoca que los mantos freáticos se sequen, la solución es no sacar agua, la pregunta es ¿cómo se hace esto?, que todo el mundo tenga agua, sin traerla de los ríos, desde lejos”. 

 Apunta que existe la tecnología para tratar el agua y posteriormente darle una potabilización, a nivel que las autoridades sanitarias lo digan. “Alguien podrá decir: no, cómo el agua llena de heces fecales, ¿es la que voy a tomar?, pues sí, eso es lo que la naturaleza ha hecho toda la vida. Actualmente, las aguas negras se van a los campos, donde se filtra, la naturaleza la potabiliza y posteriormente recarga los mantos acuíferos de la zona.

No hay más agua ahora que la que hubo hace millones de años, es la misma cantidad, pero reciclada, aunque hoy existe la tecnología para hacer todo este proceso”. El ingeniero Anda asegura que tal vez en algunos casos es más caro que en otros, pero el beneficio será no sacar más agua de los pozos, “no habrá necesidad de tener pozos, los mantos acuíferos no se agotarán. La Comisión del Agua del Estado de México determinó un abatimiento de los mantos acuíferos de entre uno y dos metros por año, sin embargo no hay un proyecto que diga que se revertirá esa tendencia o que no se abatirán los mantos acuíferos, cada vez hay menos agua por esta razón. 

Esta es una solución que está en manos de la gente, de los que toman las decisiones, que puede ser costosa, claro que sí, pero beneficiará a toda la población”. Cuauhtémoc Anda advierte “el problema del agua ya es a escala mundial, las guerras en el futuro no serán por petróleo, sino por el agua, el agua dulce se está acabando”. “La gente no toma conciencia de este problema y ahorita con el sismo se acentuó más la falta de agua, sin embargo se hacen campañas a todos los niveles, federal, estatal, municipal, pero la gente sigue gastando el agua como si realmente tuvieramos los mantos acuiferos de por vida, creen que nunca se secarán”, apunta.

 Añade que “la sociedad debe estar consciente y saber que el agua es un bien renovable, que la debemos respetar, cuidar, pagar y usarla sin remordimiento, ella nos gratifica, y tiene el poder de restaurarnos; así mismo, al hacer uso de su derecho de acceso a la información, podrá obtener los datos del uso, destino y aplicación del pago, lo cual de manera inercial propiciará una nueva cultura, ya que podrá verificar de manera fehaciente que en verdad se cumple el postulado de hace 25 años: lo del agua al agua”. 

 Problema político 

 El ingeniero Juan Enrique Anda explica por su parte que “los Organismos Operadores fueron creados hace 25 años porque el problema del agua se convirtió en un problema político. Para los presidentes municipales era un problema dar el agua sin tener presiones de los diversos actores políticos, entonces los OO se crearon para despolitizar el agua y para que tengan autonomía”. Ante la falta de credibilidad de los Organismos Operadores, Juan Enrique Anda Gutiérrez y Cuauhtémoc Anda Mendoza proponen su renovación teniendo como ejes principales cinco grandes temas: autonomía de gestión; consolidación financiera, pendiente desde su creación; gobierno abierto; derecho humano al agua, y ecología, recarga de mantos. 

 La autonomía de gestión, precisa, “implica que los Organismos Orperadores tengan la capacidad de tomar las decisiones fundamentales para resolver el problema del agua. La utonomía técnica, operativa y financiera para los OO es una condición elemental, ya que la dotación de agua potable tiene que ver con la salud pública, la cual no debe estar sujeta a ninguna consdieración de otra especie”. “Es muy importante este tema —la autonomía— porque quien tiene el contacto con los usuarios domésticos son los Organismos Operadores”, dice. Explica que “es un precepto constitucional el concepto de municipio libre, de ahí se deriva la calidad de los OO como entes autónomos descentralizados. 

Es un mandato constitucional la dotación del servicio de agua a cargo de la administración municipal”. Cabe señalar que “los Organismos Operadores son las instancias de gobierno que tienen la facultad y obligación de prestar este servicio con esa autonomía a la población”. Por tanto, la propuesta es fortalecer su autonomía, como un primer paso en su renovación, “mediante un financiamiento federal etiquetado por cada obra, y que el OO en pleno uso de su autonomía diseñe, proyecte, ejecute o contrate la obra, integre sus costos de construcción y de operación, estructure sus tarifas, administre sus ingresos y liquide su financiamiento otorgado, ante la presencia de la autoridad federal y estatal, solo durante la construcción de la obra y la liquidación del financiamiento en cada prouyecto”, asegura Anda Gutiérrez.

 En cuanto a la consolidación financiera, subraya que los organismos sean autónomos en el manejo de sus ingresos. “Los controles para reducir los desvíos presupuestales son laxos”. “El abatimiento del rezago y la aplicación de las tarifas deben pasar por el filtro de la consideración política municipal”. Además de que “el pago puntual del agua tiene que ver con las finanzas sanas de los OO, con la preservación de los mantos acuíferos, con la dotación universal del agua, y con la autonomía de gestión de los Organismos Operadores”, asegura el ingeniero. Ante esta situación proponemos que se logre el pago puntual de los usuarios, que tiene que ver con la calidad, cantidad y continuidad del servicio, y la participación ciudadana; así como cuidar que los ingresos no se desvíen a otros propósitos. 

 El derecho humano al agua “no es más que la consecuencia de un tratado, una disposición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) donde declara que el acceso al agua debe ser un derecho humano. Todas las personas por el solo hecho de haber nacido tenemos derecho al agua”, asegura Juan Enrique Anda. Dice que “México ya trasladó esta disposición al artículo 4º constitucional. No es si a los gobierno les gusta regalar o no dar el agua, sino que los gobiernos, y en consecuencia los Organismos Operadores, deben dotar de agua a la ciudadanía. 

 En este sentido, la ONU establece que el consumo diario mínimo que debe tener un ser humano es de entre 50 y 100 litros de agua diaria, nosotros proponemos que se regalen los primero 70 litros de agua a todos los usuarios. “No importa si consumen 200 litros diarios por persona o 300 o 150 u 80; los primeros 70 litros deben tener tasa cero, el propósito de esto es cumplir con la Constitución y poder cobrar el agua que la gente consuma de más. La tendrán que pagar, como es una tarifa progresiva no podrán decir: me están cobrando mucho”.

 Con esta propuesta de Renovación de Organismos Operativos de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en el Estado de México que hacen el ingeniero Juan Enrique y Cuauhtémoc Anda, las demandas sociales se verán satisfechas en virtud de que se les invitará y participarán en la formulación de sus requerimientos de servicio, en los términos de la filosofía de gobierno abierto”.

 http://www.siempre.mx/2017/10/despolitizar-los-organismos-operadores-de-agua/
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment