ACTUALIDAD : El negocio redondo del agua embotellada



Guadalajara.- En los últimos 17 años, el consumo de agua embotellada se ha incrementado exponencialmente en Jalisco. La doctora Alicia Torres Rodríguez, profesora investigadora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUSH) de la Universidad de Guadalajara, dijo que desde el año 2000 surgieron nuevos negocios de purificación que llegan a un total de mil 120 en la Zona Metropolitana de Guadalajara, producto de la desconfianza que hay en el agua potable para consumo humano.

 Manifestó que el consumo de agua por habitante es de 234 litros al año, en tanto que una familia invierte desde 360 pesos y hasta 15 mil pesos anuales. “Es más lo que se gasta en la compra de agua de 20 litros y de otros tamaños en pequeñas botellas que lo que se paga por el servicio de agua del Siapa, sin embargo no hay confianza en la calidad del agua porque también viene de diferentes lugares”.

 Si se compra un garrafón de 20 litros el costo por litro es de 1 peso o 1.50 por litro. Si se compra una botella de a litro, el costo es de 10 pesos, es decir el impacto económico es enorme para las familias y prácticamente es parte de la canasta básica. Por su parte, la doctora Sofía Mendoza Bohne, académica de departamento de estudios socio-urbanos del CUSH, dijo que Jalisco ocupa el segundo lugar en consumo de agua embotellada en el país.

El consumo nacional es de 23 mil 936.3 millones de litros en 2016 y podría llegar a 25 mil millones de litros para 2019. “Jalisco es el segundo estado con mayor consumo de agua embotellada en sus diferentes versiones, de 19 litros casero y de un litro, medio litro y un cuarto.

Las principales empresas que negocian con el agua son Danone, Pepsico, Coca Cola y Nestlé. En 2015 fue México el que tuvo el primer lugar en consumo de agua embotellada en sus diferentes versiones. Actualmente está en segundo lugar pero por número de población, le gana Estados Unidos, sin embargo Jalisco siempre está en segundo lugar (a nivel nacional)”. 

 La investigadora dijo que una familia integrada por cinco personas utiliza al menos 2.5 garrafones de agua sin contar todo el líquido que se compra cuando salen de casa cada uno de los miembros que la conforman. Enfatizó que tomar agua embotellada tiene que ver con la imagen que una persona quiere proyectar y que se difunde a través de campañas publicitarias de los grandes corporativos. “Esto tiene un costo ambiental.

En el país se producen 21 millones de botellas pet al año y si hay temporada de sequía, por ejemplo de marzo a junio, se pueden consumir hasta 50 millones de botellas pet”. “El consumo de agua es un gran negocio, en México aumentó 40 por ciento el número de empresas embotelladoras, en la zona metropolitana hay mil 120. 

Tenemos estadística de que 73 por ciento de las embotelladoras corresponden a la empresa Danone, seguida de Coca Cola y Pepsico. Estas empresas se posicionan localmente y se apropian de los manantiales para explotarlos”. Indicó que las grandes empresas engañan, asustan y seducen con la publicidad prometiendo además bondades como la salud.

 Encuesta en el CUCSH Torres Rodríguez informó que junto con sus alumnos realizaron la investigación titulada El Consumo de Agua Embotellada en la Comunidad del CUCSH, a partir del curso de técnicas de investigación de la licenciatura en relaciones internacionales, durante los ciclos escolares 2016B y 2017A, para lo que se aplicó una encuesta a 399 alumnos del mismo centro universitario para conocer el nivel de consumo de agua embotellada y se dividió en las dimensiones: salud, económica, cultural y ambiental con 21 preguntas, con lo que se logró conocer que cada alumno gasta alrededor de 100 pesos a la semana en botellas de agua. 

 “Hay quienes rellenan la botella en su casa, contaminan menos y en lugar de que el litro les cueste 10 pesos gastan 1.50 del garrafón de 20 litros. En el Centro Universitario se generan 4 millones de botellas al año, con 10 mil alumnos, es para espantarse”.

 La académica dijo que la UdeG debe realizar una campaña para disminuir el consumo de agua embotellada y separar y reciclar las botellas de agua, refresco y jugos ya que los envases están hechos de mismo pet. En tanto que el doctor José Juan Pablo Rojas Ramírez, investigador del Centro Universitario de Tonalá, explicó que el costo de un garrafón en una pequeña purificadora, representa la tercera parte de lo que cuesta el agua embotellada por grandes empresas nacionales y trasnacionales, lo que ha generado una guerra publicitaria donde se pone en duda la calidad del agua de las pequeñas empresas. 

 El costo de un garrafón de 19 litros oscila entre 9 y 12 pesos mientras que uno de una empresa trasnacional cuesta 30 pesos. 1,120 purificadoras pequeñas existen en la Zona Metropolitana de Guadalajara 10 pesos es el costo promedio de un garrafón en pequeña purificadora y 30 pesos de marca “Jalisco es el segundo estado con mayor consumo de agua embotellada en sus diferentes versiones” Sofía Mendoza Bohne, académica del CUSH 

http://www.ntrguadalajara.com/post.php?id_nota=84004
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment