OPINION: Quienes luchan por un mundo mejor no son enemigos de México

Claudio X. González Guajardo
Quienes luchan por un mundo mejor no son enemigos de México Antier México fue noticia de primera plana en el New York Times. Para variar, se trató de una noticia negativa. En esta ocasión se reportó el asedio de que está siendo objeto uno de los mejores mexicanos, Claudio X. González Guajardo, actual Presidente de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Según se señala en la nota, Don Claudio X. González Laporte, padre del asediado, fue recientemente increpado en público por el Presidente Peña Nieto durante una reunión con el Consejo Mexicano de Negocios, con la petición de que su hijo dejara de ser tan crítico con el Gobierno y lo invitó a enfocarse tanto en los errores como en los logros de su gobierno. Le dijo que la sociedad civil no debe pasar tanto tiempo hablando de corrupción. Desde luego, el padre le dejó claro al Presidente que estaba muy orgulloso de su hijo y del trabajo que está haciendo. Asimismo, en la nota se da cuenta que Claudio hijo ha sido objeto de hackeo y espionaje telefónico del tristemente célebre software Pegasus, así como de nueve auditorías fiscales y de seguridad social en organizaciones sin fines de lucro en las que ha participado, y en su propia casa. Es una lástima que el Presidente desaproveche la valiosa palanca de la llamada sociedad civil para implementar la flamante legislación anticorrupción, logro de su propio gobierno. La crítica, aquí y en China, fortalece a quien la recibe y es una oportunidad de cambio para lograr la excelencia.

Con la nota del New York Times queda mal el país, en momentos sensibles de nuestra renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, de cuya primera ronda salimos heridos, y se corre el riesgo de que Trump intensifique sus ataques a México abriendo este nuevo frente. La hipersensibilidad del actual gobierno no es rara en México, ya que en su momento también el ex presidente Felipe Calderón y su entonces Secretario de Educación, Alonso Lujambio (Q.E.P.D.), reaccionaron negativamente a las críticas del entonces Presidente de Mexicanos Primero, Claudio hijo. En esa ocasión, la reacción se limitó a retirarle el saludo Presidencial, sin llegar a las intimidaciones de hoy. Debe quedarles claro a quienes lo atacan, que según lo ha informado Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, la institución que Claudio González Guajardo preside, continuará con su misión de investigar, exhibir y denunciar los actos de corrupción, sean públicos o privados, federales o estatales, partidista o empresariales.

En efecto, el activismo con resultados de Claudio ha virado del equipamiento con tecnologías de la información a mas de ocho mil quinientas escuelas públicas del país, a la transformación del sistema educativo, destruyendo algunos de los pilares de su antigua estructura basada en la corrupción, para ahora entregarse en cuerpo y alma al combate a la corrupción.000 El Presidente Peña Nieto debe sentirse muy orgulloso de las importantes reformas estructurales que deja en el país: ‒sin precedentes que rompieron tabúes y que van saliendo adelante y comienzan a dar frutos que se prolongarán en el tiempo‒ pero la percepción nacional e internacional sigue siendo que los problemas de corrupción, impunidad e inseguridad no han sido resueltos.

Es por eso que el Presidente debe aprovechar la crítica de la sociedad civil para fortalecerse. El grito de Claudio González Guajardo no es una voz aislada de un mexicano lastimado, sino un clamor popular que pocos se atreven a levantar de manera tan vehemente y documentada. Los enemigos de México y del gobierno no son los valientes mexicanos que ‒como Claudio‒ dedican su tiempo, su talento y sus relaciones a luchar por un mundo y un México mejor, sino quienes lucran con el tráfico de drogas, quienes intentan lavar su dinero sucio, quienes se corrompen o corrompen a otros para hacer negocios ilícitos y quienes violan los derechos humanos.

El gobierno debe utilizar sus recursos y su inteligencia para atacar a esos enemigos de México fuera o dentro del propio gobierno, y utilizar a su favor la crítica de la sociedad civil comprometida, para construir un verdadero Estado de Derecho y dejarnos un mejor país, más próspero y más justo.



Antonio M. Prida

https://elsemanario.com/colaboradores/antonio-m-prida/222658/claudio-x-gonzalez-guajardo/

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment