BURSATIL: Baja Moody's nuevamente la calificación a BC

Resultado de imagen para logo de  Moody'
Mexicali.-  La administración de Kiko Vega refleja una “continua acumulación de deuda y mantiene un deterioro en los niveles de liquidez”, por tal razón, la agencia Moody's modifica a la baja la calificación al estado y se mantuvo la perspectiva negativa. En ese sentido, la firma informó que cambio la nota de Baja California a Ba3/A3.mx de Ba2/A2.mx. Lo anterior derivado de los incrementos en las obligaciones financieras y los incrementos de pasivos circulantes del estado junto con un deterioro en las métricas de liquidez.

Además, continúa registrando déficits financieros consolidados y requerimientos de efectivo importantes, advirtió. La calificadora recordó que en 2016, Baja California registró un déficit financiero de 5.9% de los ingresos totales, en comparación con el promedio de 5.3% durante el período 2012-2015. Por lo que se “espera que el estado continuará registrando déficits de alrededor del 4.9% de los ingresos totales en 2017”. Sobre los déficits financieros son principalmente por presiones originadas por gastos relativos a educación, las transferencias extraordinarias realizadas a compañías estatales como son las compañías de agua y el sistema de pensiones de Baja California (ISSSTECALI). 

De tal manera, las transferencias totales al ISSSTECALI fueron equivalentes al 5.5% de los ingresos totales durante 2016. Moody's estima que en 2017 Baja California continuará haciendo transferencias en niveles similares a la dependencia de salud, debido a que el instituto registra altos pasivos por pensiones no fondeados (208% de los ingresos totales del estado comparado con una mediana del 100% para los estados mexicanos) y bajos niveles de reservas. 

Asimismo, Baja California ha incrementado su deuda de corto y largo plazo para financiar los déficits. La deuda pública del estado incrementó a 28.5% de 19.5% de los ingresos totales entre 2012 y 2016. A pesar de que se considera que la carga de deuda todavía es manejable, la estructura de la deuda representa el mayor desafío debido a que la deuda de corto plazo ha incrementado en los últimos dos años.

La firma comentó que la deuda de corto plazo representó 25% de la deuda bruta a diciembre de 2016, en comparación con el 14.8% que representó en 2014. Se espera que el estado continúe adquiriendo deuda en 2017, alcanzando niveles cercanos al 30% de los ingresos totales y que la deuda de corto plazo siga representando el 25% de la deuda total. 

De acuerdo con la Ley de Disciplina Financiera, el estado requiere liquidar la deuda de corto plazo en julio de 2019. Sin embargo, Moody's estima que los niveles de deuda continuarán representando 30% de los ingresos totales en 2019 dado que el estado puede refinanciar su deuda de corto plazo con deuda de largo plazo o contratar deuda de corto plazo adicional al final del año. “Adicionalmente, la liquidez del estado, medida por el capital de trabajo neto (activo circulante menos pasivo circulante) pasó a -10.7% de los gastos totales de -3.4% durante el mismo periodo, mientras que el efectivo a pasivo circulante también disminuyó a 0.2x al cierre de 2016 en comparación con un 0.5x en 2014.

El deterioro refleja principalmente la contratación recurrente de deuda de corto plazo y un aumento en las cuentas por pagar. La posición de liquidez de Baja California es una de las más débiles comparadas con otros estados mexicanos calificados”, señaló Moody's.

                               Fundamento para la perspectiva negativa 

Cabe comentar que la perspectiva negativa refleja la expectativa de Moody's de que el estado continuará enfrentando retos para mejorar sus déficits estructurales, registrando déficits financieros en 2017 y 2018 de alrededor de 4-5% de los ingresos totales. Esto probablemente se traducirá en una mayor dependencia en la deuda de corto plazo y en el continuo deterioro de los niveles de liquidez. Factores para cambio de calificación 

Dada la perspectiva negativa, la firma comentó que no es factible un alza de las calificaciones. Sin embargo, las calificaciones del estado pudieran estabilizarse si Baja California registra una mejora sostenible de los resultados financieros que conlleve a la estabilización de la deuda y se logre una mejora importante de los indicadores de liquidez. Inversamente, los elevados déficits consolidados, junto con un incremento en su deuda total y/o un mayor deterioro de la liquidez, pudieran ejercer presión a la baja en las calificaciones. 

Asimismo, una baja de la calificación de bonos soberanos de México pudiera ejercer presión a la baja en las calificaciones del estado. http://monitoreconomico.org/noticias/2017/sep/08/moodys-baja-nuevamente-la-calificacion-a-bc/
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment