TEC DE MTY : Su majestad como ruta hacia la Era del Conocimiento.

José Antonio Fernández y Salvador Alva hablan sobre el papel activo del Tec de Monterrey hacia la era del conocimiento.

Ciudad de México - Ante un avance económico que no despunta como debiera, con un cúmulo de mexicanos que viven en la informalidad y con profesionales que no perciben un salario justo es necesario hacer un viraje para reconfigurar el esquema de crecimiento del país: apostar por la innovación y el emprendimiento. Los dos componentes para construir con solidez la era del conocimiento. 

 La más reciente edición de Expansión presenta una entrevista con José Antonio Fernández, presidente del consejo de administración de FEMSA y del consejo del Tec de Monterrey; así como con Salvador Alva, presidente de esta institución, quienes destacan la importancia de hacer equipo entre el gobierno, las empresas y la academia para reformular la senda hacia el progreso.

 Mientras otros países hicieron un giro de timón hace décadas para impulsar la innovación, la investigación y la información, México tiene el desafío de preparar talento que gane protagonismo en emprender, en vez de engrosar las plantillas laborales en las fábricas. 

 La aplicación de este modelo muestra una experiencia internacional de éxito: Corea del Sur, nación que logró incrementar 10 veces su Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, al pasar de 2,542 dólares, en 1985, a 27,222 dólares en 2015. No sólo se trata de dar un impulso a las buenas ideas, el trabajo conjunto de los tres pilares: gobierno, iniciativa privada y gobierno, apalancaría a mayor velocidad el bienestar de la población con educación superior de excelencia, un factor esencial para la formación del capital humano y cuadros profesionales que afronten los retos del futuro.

 “México va a tener que evolucionar, sí o sí, hacia una economía basada en el conocimiento”, dice José Antonio Fernández, quien es el único mexicano que forma parte del consejo del Massachusetts Institute of Technology (MIT). 

 En lo que concierne al gobierno, Fernández explica cómo su rol es de suma importancia para simplificar trámites y fomentar las oficinas de transferencia tecnológica con la implementación de planes transexenales y no con recortes en áreas claves como fondos para investigación y emprendimiento. Los entrevistados comentan que el papel de las empresas también es protagónico, sobre todo en el tema de la inversión en investigación y desarrollo, así como estrechar la vinculación con universidades.

 Por lo que respecta a la academia, Fernández y Alva, indican que la búsqueda permanente de la calidad educativa en todos los niveles es un elemento que las instituciones deben atender con acciones de impacto como la alianza con más escuelas y potenciar un ecosistema emprendedor. Bajo este precepto, el Tec de Monterrey quiere ser el agente y pionero del cambio pues para 2020 planea captar 900 millones de pesos en fondos para la investigación. 

 Salvador Alva, comenta que el trabajo no termina ahí, ya que se encuentra un acuerdo con el MIT, que generará otras 10 alianzas estratégicas, como los dos proyectos de investigación de la Secretaría de Energía que obtuvieron en convenio con la Universidad de Berkeley y la de Calgary, mismos que suman 675 millones de pesos.

 Durante la entrevista, entérate qué otros planes ha puesto en marcha el Tec para ganar en la carrera hacia el conocimiento como el programa Líderes del mañana, que aporta becas sin tomar en cuenta el nivel socioeconómico de los jóvenes y Tec 21, otro modelo educativo que se enfocará en la enseñanza del futuro.

 El reto que tiene el país es enorme y el tiempo apremia. ¿Cómo lograr que las investigaciones y las invenciones pasen del papel a la realidad y que sobre todo, tengan un impacto positivo entre la población?

http://expansion.mx/carrera/2017/07/31/el-talento-y-la-innovacion-la-receta-para-mexico?utm_source=Matutino&utm_campaign=f11bed427f-
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment