LIDERAZGO: Detectar tres aptitudes facilita la integración del equipo

pexels-photo-327533.jpeg

Investigadores han descubierto que la actitud que toma una persona ante su trabajo está más relacionada con su percepción que con el tipo de trabajo que hace. 

Entender la forma en que nuestros colaboradores ven su trabajo resulta crucial al elegirlos para ciertos proyectos. La psicóloga Amy Wreziewski, de la Universidad de Michigan, y otros psicólogos, han investigado el propósito que las personas encuentran en el trabajo, y han descubierto que la actitud que toma una persona ante su trabajo está más relacionada con su percepción que con el tipo de trabajo que hace. 

Concluyeron que existen tres posibles actitudes que se adquieren frente al trabajo y, todo líder inteligente y constructivo, debe conocerlas.

 1. Ver el trabajo como un trabajo:

 Características: El trabajo es solo un medio para satisfacer necesidades económicas. Su motivación para la realización de la tarea es extrínseca. El trabajo es un medio para alcanzar otros fines. Buscan más remuneraciones económicas y mantener su trabajo. No toman riesgos ni asumen responsabilidades nuevas. Su prioridad es tener tiempo y recursos para realizar su vida fuera del trabajo No saldrán de su zona de confort. Serán buenos para las tareas metódicas, pero no se comprometerán con un proyecto del cual no conocen todos los pormenores ni el nivel de exigencia que le supondrá.

 2. Ver el trabajo como una carrera:

 Características: Su motivación, aunque extrínseca, está enfocada a conseguir logros y avanzar. Le interesa, sobre todo, el lugar que alcance en la estructura organizacional, lo cual le dota de autoestima. Buscan puestos organizacionales importantes y se esfuerzan en el cumplimiento de sus objetivos. Son meticulosos al estudiar los alcances que sus puestos les permiten. Revisan los puestos de otras empresas que les pueden traer beneficios. Valoran las relaciones sanas y estables dentro de la organización. Tienen un compromiso con los resultados en tu empresa, hambre de crecer y estarán dispuestos a tomar mayor responsabilidad, siempre y cuando, haya un reconocimiento abierto y notorio. Está dispuesto al “extra” siempre y cuando los demás lo vean.

3. Ver el trabajo como una vocación:

 Características Su motivación para trabajar es intrínseca. Sienten que su trabajo es parte inseparable de sus vidas. Sienten que contribuyen al mundo realizando sus tareas diarias y se enfocan más en el usuario final que en su trabajo cotidiano. Sus logros se miden por la satisfacción que sienten al realizar el trabajo en sí mismo. “Las personas con vocación consideran que su labor contribuye al bien general, a algo que trasciende al individuo…” (Seligman, 2002) Suelen valorar un trabajo no por la remuneración sino según el cumplimiento de sus expectativas. 

Si no se sienten útiles, presentarán problemas para adaptarse y para cumplir lo que se solicite. Pueden hacer aportes importantes al equipo. Contagian su entusiasmo por los proyectos y no buscan la parte económica. Las empresas que cuentan con un propósito social tienden a desarrollar una Cultura de Trabajo más colaborativa y positiva ya que reúne a una mayor cantidad de colaboradores con vocación que se sienten identificados y comprometidos con realizar un trabajo con significado.

 Con estas claves para conocer a tu equipo de trabajo, podrás tomar mejores decisiones sobre a quién incluir en ciertos proyectos o tareas; seguro el éxito será más fácil de alcanzar para todos cuando las potencialidades de cada quien sean aprovechadas. Analiza a tu equipo y comparte tus observaciones. Seguro algo podré aprender yo también. 

 *Ivette de Jacobis, Experta en resultados con Bienestar Personal. Sitio web:ivettedejacobis.com, Facebook @ivettedejacobisv y Twitter @IvettedeJV* https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/3-tipos-de-trabajadores-que-puedes-encontrar-en-la-empresa
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment