LABORAL : En mi último puesto fracasé, ¿debo dar sus referencias?

Resultado de imagen para Human Workplace,

No dejes que haber tenido una mala experiencia laboral te paralice en tu búsqueda de un nuevo empleo, aplica los siguientes consejos. relación con tu anterior jefe no funcionó, el ambiente laboral no era lo que esperabas o, sencillamente, no cumpliste con las tareas que debías desempeñar en tu puesto anterior; lo más seguro es que, cuando veas el espacio destinado a “último empleo”, te preguntes qué se supone que debas anotar ahí. Es probable que si las cosas no salieron bien en tu oportunidad más reciente, las referencias que den de ti no sean favorables para la búsqueda de un nuevo empleo. 

Liz Ryan, CEO y fundadora de la firma Human Workplace, escribió en Forbes que “si sabes que tu jefe y líderes de la vieja compañía te mancharán si les das la oportunidad”, esa es la primera razón por la cuál debes dejar un trabajo fuera de tu currículum; pero la situación es un poco más compleja que la respuesta corta. Dejar un espacio vacío en tu CV puede generar muchas dudas a los reclutadores, principalmente si el tiempo que le dedicaste a esa experiencia laboral fue prolongado y no realizaste otra actividad relacionada con tu profesión en ese periodo. Además, es muy probable que la razón por la que saliste de tu último trabajo salga a flote en una entrevista laboral, aunque no lo incluyas por escrito.

 ¿Qué puedes hacer? 

 ANTES DE BUSCAR TRABAJO 

 Evalúa la situación La escritora y especialista en redacción de currículums, Susan Ireland, recomienda en su blog: “Pedirle a un amigo que llame a tu empleador encargado, como si tu amigo fuera un reclutador”. Esto te ayudará a conocer si se limitarán a dar información básica como tu puesto y periodo de préstamo de servicios profesionales, o si dañarán tu reputación con comentarios negativos sobre tu desempeño. Busca alternativas Si no te quieres arriesgar, existen otras maneras en las que puedes sortear la situación, además de omitir el trabajo de tu currículum. 

Habla con algún superior o colega que pueda hablar sobre tus fortalezas y pregúntale si puedes colocarlo como referencia. En el sitio estadounidense de búsqueda de empleo Glassdoor, Heather Huhman sugiere no sentir la obligación de poner a tu supervisor o jefe directo para que sirva como referencia. 

 DURANTE LA BÚSQUEDA DE TRABAJO 

 Breve y en positivo Puede que te encuentres con algún reclutador que quiera profundizar en aquella experiencia laboral de la que quisieras olvidarte, así que debes centrarte en los aprendizajes que obtuviste al trabajar allí y dar solamente la información indispensable, recomienda Glassdoor. Sé cuidadoso con las redes sociales Por más meticuloso que seas en la redacción de tu currículum o durante las entrevistas, un mal comentario en redes sociales puede hacer la diferencia entre ser contratado o no.

 El estudio Recruiter Nation Report de la empresa reclutadora Jobvite, indica que los reclutadores usan las redes para evaluar a los candidatos; al menos 8 de cada 10 recurre a LinkedIn, 4 de cada 10 a Facebook y 2 de cada 10 a Twitter.

 TU ÚLTIMO RECURSO 

 Si consideras que lo anterior no será suficiente y es muy probable que pierdas oportunidades debido a ese empleo en el que no te fue nada bien, entonces sí, “más vale aquí corrió que aquí quedó”. Retira ese puesto de tu CV y maneja el tema con honestidad y profesionalismo durante las entrevistas en las que salga a flote.

 Alejandra Vera, Gerente de Relaciones Públicas de OCCMundial, dijo a El Contribuyente: ¿Tuviste una mala experiencia en el pasado? Déjala atrás. Los pensamientos negativos no te ayudan a avanzar. Evita pensamientos como: “no me van a dar el trabajo” o “siempre me esfuerzo y no logro resultados”. Todo el mundo fracasa alguna vez, aprende de tus errores y no dejes que eso te detenga.

 https://www.elcontribuyente.mx/noticia/3296/-en-mi-ultimo-puesto-fracase-debo-dar-sus-referencias-
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment