PLANEA

domingo, 18 de junio de 2017

AGROMERCADOS Perspectivas del sector aguacatero para mercados de exportacion

Resultado de imagen para foto de aguacates en el arbol

La producción del aguacate es una historia única en el mundo.

El letargo al que dicha producción estuvo sujeta desde 1914 por el embargo del mercado estadounidense, ocasionó que el árbol del aguacate fuera usado más bien como sombra para el cultivo del café u otros usos. De esa historia reciente, nada queda. Desde el término de ese embargo de más de 80 años a la fecha actual, los cambios han sido abismales. 

De comenzar a exportar tres meses al año y sólo a tres estados de la unión americana, a partir de 2015 el aguacate mexicano se exporta todo el año y a todos los estados, siendo el último en recibir el estado de California, que también lo produce.

 Michoacán es, por mucho, el estado que más superficie destina a la producción del aguacate y en consecuencia se queda con el primer lugar en valor de la producción, sin embargo no es el que está obteniendo el mejor rendimiento. Los cuadros que se muestran indican una diferencia importante en la producción de este cultivo. 

Resultado de imagen para foto de aguacates en el arbol

Las causas pueden ser diversas, pero generalmente pueden ser manejables cuando se trata de manejo del cultivo, dependiendo de la región; existen otras que dependen del mercado. En ambos casos, aun cuando la producción, calidad y distribución del producto son multifactoriales, también es cierto que existen aspectos básicos de manejo para incrementar la ganancia marginal, ya sea mediante el aumento del rendimiento, de la calidad o del precio, como lo expone el Ing. Reynel Flores, técnico aprobado de la Junta Local de Sanidad Vegetal.

 Aumentar el rendimiento 

 Para obtener altos rendimientos es necesario llevar a cabo la tecnificación del huerto. Entre los factores claves para esta tecnificación está la aplicación oportuna y la cantidad del agua, lo cual se logra mediante el sistema de riego. De manera complementaria al sistema de riego, citamos la aplicación de la solución nutritiva, conocida como fertirrigación. La nutrición de la planta por etapas es fundamental — un desarrollo vegetativo en la etapa inicial, rico en nitrógeno y equilibrado entre fosforo, potasio y microelementos cada año en la etapa de formación del fruto.

 El sistema de poda permite el ingreso de radiación solar a una mayor cantidad de hojas y favorece la circulación del aire; estos factores aumentan la fotosíntesis y por lo tanto la producción de materia seca y se evitan problemas de plagas y enfermedades respectivamente. Asimismo la detección visual a tiempo de plagas y enfermedades permite su manejo antes que se convierta en una reducción de calidad del fruto y rendimiento.

 Los rendimientos se reflejan cuando se tiene un calendario de actividades por ciclo de cultivo, etiquetando cada etapa fenológica y los requerimientos necesarios a suministrar, con base a un análisis de suelo.

El suelo es una interacción dinámica de procesos físicos, químicos y biológicos en constante estado de cambio, de manera que la fertilidad está estrechamente relacionada con la actividad biológica. Los microorganismos influyen en factores como la liberación de nutrientes y la resistencia natural de la planta. 

El suelo debe tener de 5 a 8% de materia orgánica (MO) y realizar enmiendas orgánicas anuales para mantener un nivel adecuado de microorganismos. Al tener un pH 5.8 a 6.2, la disponibilidad de los nutrientes y su aplicación se hace más efectiva — N, P, K, Ca, Mg, Bo, Zn, Fe Mn, Md. 

 La radiación solar es importantísima tanto en el árbol como en el suelo; realizar una poda en periodo de prefloración favorece al cuaje de frutos y calidad de los mismos y se evita la competencia. El uso excesivo de fertilizantes no conlleva a una producción abundante — es preferible utilizar los minerales en las dosis adecuadas y en el momento necesario.



Aumentar la calidad de frutos 

 Obtener frutos de primera calidad y mantenerla durante el ciclo y en varios ciclos, está basado en un programa estricto de nutrición y manejo de los minerales. La calidad de la fruta se ve reflejada en las condiciones organoléptica del fruto y el manejo del mismo en poscosecha. Un factor básico de manejo, es el suelo. La interacción del suelo con las dosis de fertilización condiciona la liberación de los nutrientes y su disponibilidad para la planta. 

 La nutrición es la base de alimentación de las plantas; pero también se realizan aspersiones foliares para ayudar en etapas críticas o de mayor demanda de nutrientes. En la prefloración o tamaño repollo, una aplicación con Ca, B, Zn en forma quelatada favorece y refuerza la flor. El uso adecuado de hormonas como las citocininas, auxinas, giberelinas y los aminoácidos es un factor importante en la calidad de los frutos, ya que la floración en aguacate es abundante y larga, iniciando en agosto y finalizando en abril, con sus variantes por altitud.

 Manejo del mercado 

 En la actualidad existen dos posibilidades básicas de mercado; nacional y de exportación. El mejor precio sin duda se obtiene mediante las exportaciones al mercado de EUA; esta ventana se abrió en octubre del 2007 y a la fecha hay 30,240 huertos que corresponden a 19,447 productores con una superficie de 112,563 hectáreas, logrando exportar 870,000 toneladas. Actualmente el precio es de 55 pesos/kg de 120 gramos y de 240 gramos 70 pesos/kg. 

 No obstante, el abrir un expediente para una huerta y estar en condiciones de exportar no es en si garantía del éxito. El mercado estadounidense donde se coloca más del 90% de la producción, es muy dinámica y volátil, y puede establecer condiciones totalmente diferentes de un ciclo a otro; como ejemplo en la mayor parte de 2016, el tamaño del fruto que se estuvo solicitando fue de entre 100 y 200 gr, cuando el anterior estuvo solicitando calibres de hasta 500 gr. 

Resultado de imagen para foto de aguacates en el arbol

 Ante los retos de producción de calidad que satisfagan, en ocasiones “los caprichos” del mercado en fresco, es conveniente mantenerse al tanto de las exigencias del mismo y ser receptivo de tales cambios. No sólo es importante adaptarse a las condiciones de precio y tamaño del fruto, sino estar en condiciones de elegir el momento adecuado para adoptar este cambio. Especular con el precio del aguacate, puede ser el punto clave entre el éxito o fracaso de una plantación.

Premio Juventud

CODESON

CODESON

Declaración anual 2016

Ecológico

Ecológico

DIF SONORA

Archivo de noticias

Sonora

Sonora

Actas en Línea

Clima

Con la tecnología de Blogger.

Rescate Carretero

Rescate Carretero
Copyright © Sonoran Business Sensor | Powered by Blogger
Design by Saeed Salam | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Gooyaabi Templates