GANADERÍA Advierte experto un verano seco, pero un invierno benigno


Resultado de imagen para logo de la UGRS

Hermosillo.- Este año, el  llamado " calentamiento global " afectará a la agricultura y la ganadería, en especial al  cultivo de trigo y mientras que  la producción ganadera en Sonora enfrentará retos por los cambios que ha generado dicho fenómeno, que ha intensificado las ondas de calor, indicó el doctor Mario Tiscareño. 

El prestigiado  agrónomo durante su participación en el Primer Foro Ganadero de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS), destacó que para el 2017 se espera un verano seco y lluvias invernales derivadas de la formación del fenómeno de “El Niño” en el Pacífico. 

Recordo que la última sequía en México costó a la ganadería 18 mil millones de pesos y en 2011 este fenómeno afectó a 23 estados de la república. “Con el cambio climático habrá más riesgo, y se estima que la producción agropecuaria en México puede variar un 15%, que es mucho”, dijo. 

El especialista manifestó que en el país se ha aumentado un 30% la actividad ciclónica, y se ha incrementado la intensidad de éstos fenómenos. Añadió que este año se espera en el noroeste 15 tormentas. Agregó que para Sonora se espera una temporada de lluvias benigna rumbo al invierno, lo que considera un episodio de paz para los ganaderos y agricultores sonorenses. En tanto, con este contexto, Tiscareño precisó que los sistemas de producción agropecuaria en Sonora deben tener duración y resiliencia.

 +++

Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment