DE LUCAS HOPKINS Pronuncia en 23 aniversario de Colosio, un memorable discurso

..................con el debido merecimiento como: ex presidente del CDE del PRI, ex diputado federal por ese partido, y en lo especial por ser paisano de Luis Donaldo Colosio, el malogrado  ex-candidato presidencial, al joven  Ernesto de Lucas Hopkins, por ahora alto funcionario estatal,  le fue confiado por la dirección del tricolor sonorense , el discurso oficial en la ceremonia conmemorativa al 23° aniversario luctuoso de Colosio.

 Quienes asistimos al evento, celebrado al pie del monumental busto colocado sobre el boulevard que en Hermosillo honra la memoria de Luis Donaldo, fue muy satisfactorio y aleccionador, escuchar el bien armado discurso pronunciado por De Lucas ,al que ubicamos como  toda una magistral pieza de oratoria digna de colección, que en esencia y al traer a valor presente su contenido , mas se reafirma la presunción popular , de que Colosio estaba destinado a desempeñarse y trascender en la historia como el mejor Presidente del México Moderno.


Resultado de imagen para foto de colosio

Estamos reunidos hoy aquí, como sonorenses, como orgullosos priistas, para rendir tributo a quien con trabajo y amor por México, supo poner muy en alto el nombre de Sonora. Hoy que se cumple un aniversario luctuoso más de la partida de Luis Donaldo Colosio Murrieta, como mexicanos, pero particularmente como sonorenses, tenemos la obligación de alzar la voz, de llamar a las cosas por su nombre, tal y como él lo hizo hasta el último día de su vida. 

 A 23 años de su ausencia, como nunca antes debemos hacer una pausa y detenernos a reflexionar que tanto como país hemos avanzado en los grandes temas de la agenda nacional. Esos temas a los que Colosio hacía referencia con la voz completa, sin titubeos ni regateos para encontrar soluciones al como erradicarlos.

 Por ello, este 23 de marzo, es importante que juntos hagamos ese ejercicio, porque Luis Donaldo Colosio fue un político genuino que siempre defendió y luchó por lo que creía, y por lo tanto hoy más que nunca, debemos replicar esa conducta y actitud congruente ante los retos que como sociedad estamos enfrentando. 

Resultado de imagen para foto de ernesto de lucas

 En sus discursos, pero sobre todo en los hechos, Luis Donaldo demostró que vivió para la política con una auténtica Y real vocación de servicio. Esa vocación hoy en Sonora, tiene mayor relevancia, pues nuestro partido bajo el liderazgo de una mujer, el pasado 2015 recibió una oportunidad histórica al poder regresar al Gobierno y servir a los sonorenses. Esa confianza no puede ni debe defraudarse. Como bien lo ha señalado la Gobernadora Claudia Pavlovich: Quienes no estén a la altura de los resultados que espera la gente, quienes traicionen la confianza de los sonorenses en su actuar público, simple y sencillamente deberán buscarse otra opción de trabajo.

En el Gobierno del Estado de Sonora, no hay ni habrá cabida para ese tipo de actitudes que van en contra de la gente. Los tiempos actuales exigen un compromiso real, pero también la visión transformadora que Luis Donaldo Colosio impulsó con todas sus fuerzas. En el México que vivimos, la gente está cansada de ver tanto cinismo, prepotencia y corrupción en todos los rincones del país. El descontento social que existe en la República, nos convoca a reconstruir y fortalecer la relación entre el ciudadano y el Estado, tal y como Colosio lo propuso, ni más ni menos que a inicios de los años 90.

 Hoy como nunca antes, la gente está molesta porque aun en pleno Siglo XXI, persisten las actitudes que ofenden al ciudadano, cuando busca apoyo, orientación y seguridad en sus instituciones y autoridades que las representan. No podemos esconder la realidad. Hoy en día, la gente está desilusionada, de los políticos, de los partidos y de los gobiernos. Esto es producto de que aún persisten las políticas públicas que solo dañan la economía familiar, auspiciadas por tecnócratas frívolos carentes de sensibilidad y renuentes a comprender la vida cotidiana de los diversos sectores que conforman nuestra nación. 

 Con justa razón, también la gente está desesperanzada, porque aún persisten en el México actual, las utopías mediáticas que adornan políticas públicas de fantasía que en los hechos pretenden posicionar una imagen del México en el que no vivimos. Por ello, compañeras y compañeros, el ejemplo y legado de Colosio hoy cobra mayor vigencia y relevancia. Luis Donaldo como analista, se adelantó a los tiempos que hoy vivimos.

 El convocó en el sector público a dejar de lado el conformismo, la apatía, el desinterés y la comodidad que generan las oficinas gubernamentales. También exhortó en esos tiempos de crisis nacional, a dejar de lado la arrogancia, las actitudes de soberbia y el engaño a los ciudadanos. Luis Donaldo tenía muy en claro que de seguir el partido por el mismo camino la alternancia tarde que temprano llegaría, a consecuencia del hartazgo ciudadano.

 Pero Colosio antes que bajar los brazos, optó con esa entrega y liderazgo que lo caracterizó a prueba de todo, por sentar las bases del México que debía de construirse para erradicar los privilegios, las desigualdades, los abusos y las complicidades, en todo México. A 23 años de ese lamentable hecho, tal pareciera ser que el tiempo no ha transcurrido, porque simple y sencillamente nuestro país no ha despegado al potencial que está llamado a ser como una gran nación.

 Insisto, a 23 años, aún siguen vigentes los grandes temas nacionales que le preocupan a la gente como la evidente inseguridad, el permanente desempleo y la mala economía. A 2 décadas de su partida, aún persiste el lacerante cáncer de la CORRUPCIÓN. Ese mal que tanto daño le ha hecho a México y que de manera reciente dejó en bancarrota económica y ruina moral a nuestro bello Estado de Sonora.

 Por ello, hoy está más vigente que nunca la visión de Luis Donaldo en relación a que “México no quiere aventuras políticas! ¡México no quiere saltos al vacío! ¡México quiere democracia pero rechaza su perversión: la demagogia!”. Como nunca debemos tener cuidado con los mesías de ocasión y vividores del sistema. 

Esos que creen que cambiándose de camiseta o siendo travestis partidistas van a convencer a la gente. A diferencia de esos oportunistas, Colosio conectaba con la gente, por su congruencia, porque el cambio que proponía tenía rumbo y responsabilidad. Ese cambio rotundo, donde la sociedad y el gobierno, donde los burócratas como quienes ostentan un cargo de elección popular, entendieran que era la hora de las regiones de México, donde los municipios y las entidades federativas pudieran aprovechar mejor los recursos, donde se descentralizara la toma de decisiones y se le diera un nuevo rumbo a la capacidad y talento de cada una de las comunidades del país, de cada ciudad, de cada ejido, de cada estado. 

 Ese era el hombre, el padre de familia, el sonorense que quería transformar a México. El que decía las cosas por su nombre. El que conocía las necesidades del país y además conocía las alternativas para solucionarlas. Por ello, también propuso en su momento una educación de calidad para la competencia mundial, y veía en esa tarea la principal batalla para poder enfrentar un futuro de competencia bajo esquemas globales de alianza trasnacionales con una visión netamente universal. Qué razón tenía Luis Donaldo.

 Hoy en día es imposible comprender la prosperidad de una nación, sin la calidad educativa del Siglo XXI. Hoy en la aldea global, el tema que mayor injerencia tiene es sin duda la educación. Por ende, hoy en Sonora, acorde a la realidad mundial, con el liderazgo de la Gobernadora Claudia Pavlovich, pese a la adversidad financiera, se invierte en el tema de la educación como nunca antes. Se trabaja en infraestructura para que los alumnos y maestros tengan instalaciones dignas y seguras, pero también se trabaja y muy fuerte en el tema de la calidad de la educación, para que juntos salgamos de los últimos lugares en que heredamos al sistema educativo. 

 Amigas y amigos: 

 Sin duda la visión de Luis Donaldo, fue la de un líder transformador que supo construir la historia del futuro. Su probado liderazgo lo hizo actuar con responsabilidad, anteponiendo en todo momento el interés de México y su gente. Hoy en Sonora, estamos llamados como nunca a creer en el poder transformador de la política que impulsó Colosio, pero antes debemos volver a recuperar la confianza de la gente. Debemos luchar juntos contra la corrupción. Debemos dejar las oficinas gubernamentales para evitar tecnicismos y fomentar pragmatismos. 

 Debemos erradicar la arrogancia para atender las necesidades de todos los sectores. Necesitamos ser un partido de gobierno y no un gobierno de partido. Esa es la única forma en la cual el PRI podrá recuperar la confianza de la gente. Esa es la única forma en la cual los funcionarios públicos habremos de honrar los ideales de Colosio, la visión de Obregón y el empuje de Plutarco Elías Calles. Hoy pues…amigas y amigos estamos llamados a creer la política ciudadana que impulsó Luis Donaldo, esa que se sintetiza en la que cada vez le apuesta más a la gente y menos a los partidos. 

Aquí en Sonora al igual que con Colosio, se tiene el temple, se tiene la voluntad, se tiene el compromiso y se tiene la responsabilidad para enfrentar los desafíos actuales y por venir. ¡Aquí tenemos a una Gobernadora que trabaja para transformar a Sonora! Para recuperar el liderazgo perdido y posicionarlo como una entidad competitiva y próspera. Aquí si nos atrevimos hacer las cosas diferentes y le apostamos a la visión de una mujer para cumplirle a las familias decepcionadas del poder público. 

 Como servidores públicos, como funcionarios que percibimos un ingreso de los impuestos de los sonorenses, asumamos la cultura de la autocrítica. Rompamos con las prácticas que lograron el merecido descontento social. Entendamos de una vez por todas que los puestos públicos son temporales y la ciudadanía es y será vitalicia. Hagámoslo hoy desde nuestro actuar público, rindiéndole cuentas a los sonorenses, transparentando los recursos públicos a la vista de todos. Estando en la calle, en los barrios y en las colonias, para que el día de mañana no nos avergüence el hecho de no haber sido sensibles a los grandes reclamos de nuestra sociedad, y no haber entendido a tiempo el mensaje que los ciudadanos de manera contundente nos están enviando.

Desde esta valiosa oportunidad, estemos a la altura del compromiso que la gente espera de nosotros. Menos política… más hechos. Mejor partido…más gobierno…Menos burocracia…más resultados. Ese es el lenguaje claro y conciso que expresan los mexicanos todos los días. Hagámoslo por México… Por el legado vigente de Luis Donaldo Colosio…pero particularmente por la grandeza de Sonora. QUE VIVA COLOSIO.
Share on Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment