28 de enero de 2015

SEGURIDAD Blindarán a exportadoras del narco

México y Estados Unidos acordaron trabajar de manera coordinada para blindar la cadena de suministro y de logística de las compañías en comercio exterior, con sus respectivos programas de certificación, para evitar el tráfico de drogas y armas por las Aduanas, lo cual beneficiará a las empresas exportadoras de la región fronteriza al minimizar los riesgos. Así lo reveló el experto en comercio exterior y Gerente de la firma TLC Asociados de Certificación NEEC, Ángel Caballero Moya, quien explicó que fue el pasado mes de diciembre de 2014 cuando la autoridad aduanera mexicana firmó el “Acuerdo de Reconocimiento Mutuo” con Estados Unidos de América. El documento dejó de manifiesto la voluntad de ambos países para fortalecer la compatibilidad administrativa y operativa entre el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC), y el programa de la Aduana Americana, Customs Trade Partner-ship Against Terrorism (C-TPAT). Ambos operadores económicos autorizados conforme a los lineamientos del “Framework SAFE” de la Organización Mundial de Aduanas (OMA). "Este acontecimiento no fue sino el resultado de un largo proceso de negociación entre ambos países que comenzó con la firma de una carta de intención en enero de 2013, mediante la firma del ‘Plan de Acción para un Acuerdo de Reconocimiento Mutuo’ entre los programas de seguridad de la cadena logística", indicó Caballero Moya. Señaló que a raíz de los acontecimientos del 9/11 en Estados Unidos la dinámica sobre el flujo de bienes y servicios en el contexto internacional cambió, hoy los sistemas proteccionistas de los países desarrollados prevalecen para garantizar la hegemonía económica, la paz y armonía de sus sociedades. "La supervisión de la seguridad de la cadena de suministros en las fronteras resulta onerosa para los estados, basta con observar el número de operaciones que cotidianamente se registran a lo largo de nuestra frontera norte y que pesar de que las autoridades cuentan con equipo de última tecnología de las denominadas no intrusivas, resultan insuficientes en su quehacer conforme a la demanda que se registra", puntualizó. La necesidad de que los usuarios del comercio internacional implementen prácticas de seguridad para garantizar el flujo dinámico entre las fronteras, representa una oportunidad para constituir en gran medida la confianza y certidumbre en sus operaciones ante las autoridades, con el objeto de mitigar el contrabando, tráfico de armas, personas, mercancías prohibidas, actos de terrorismo, entre otros, que se traducen en verdaderas barreras del negocio exterior, abundó. Por último, el Especialista en Comercio Exterior agregó que la implementación de medidas de seguridad conforme a los lineamientos de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), debe considerar una gran voluntad de los usuarios y una nueva forma de hacer negocios, una situación plenamente cultural que debe ser permeada en la organización y en sus procesos.

0 comentarios: