26 de enero de 2015

MUJER Crecen los hogares encabezados por mujeres.

  El medio rural del estado de Durango, vive una situación social preocupante, cada vez más mujeres se convierten en madres solteras, cabezas de familia y las relaciones conyugales tienden a la disolución, comentó la secretaria de Acción Femenil de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, CNC, Nancy Ríos Soto. Mencionó que cada vez es más común ver pueblos o pequeñas comunidades donde las mujeres son mayoría; esta situación se debe en buena parte a que los varones emigran a los Estados Unidos en busca de otras opciones de empleo o que las parejas se separan, el hombre encuentra otra mujer y la anterior se queda criando hijos. A través de la CNC, Ríos Soto anotó que se está ayudando a las mujeres para impulsarlas a obtener una fuente de empleo propia; lo anterior es por medio de Financiera Nacional -antes financiera rural-, institución del gobierno federal, que actualmente otorga créditos de treinta y seis mil pesos hasta doscientos treinta mil, para las mujeres que buscan emprender una actividad productiva propia. Recién, agregó la representante cenecista de las mujeres en el estado, participaron doscientas mujeres del medio rural, de municipios como Canatlán, Durango, Gómez Palacio, Lerdo, Súchil, Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria, entre otros, en un taller de inducción de parte de Financiera Rural para dar a conocer este esquema de crédito. En la reunión, recordó Nancy Ríos, las participantes se mostraron interesadas y también las hubo quienes ya contemplaban un proyecto, mismos que serán apoyados en su elaboración, una vez que los tres técnicos que están por certificarse para tal efecto por la Financiera Nacional, realicen el trámite. "Estamos en la espera de que estos técnicos sean certificados por Financiera Nacional, para que una vez así, comiencen a trabajar con las mujeres del medio rural en la elaboración de sus proyectos, que pueden ser de siembra, crianza de ganado, alguna tiendita u otro negocio, sin embargo, primero debe darse esta certificación para que la financiera autorice el financiamiento de los proyectos". El pago del financiamiento es flexible dependiendo del monto y del proyecto puede extenderse hasta quince años, con una tasa anual del seis por ciento para las mujeres y como garantía, se pide la factura de lo comprado o emprenda si es siembra o crianza, remató.

0 comentarios: