31 de enero de 2015

LABORAL Escandaliza Cónsul de México en Yuma

Una queja de cinco empleados por hostigamiento laboral tiene al Consulado de Mexico en Yuma enfrentando dos demandas laborales, y una más que podría entablarse en unos días, a poco más de un ano y medio de conducción de Eusebio Romero en esa dependencia de Relaciones Exteriores (SRE). El 28 de octubre, cinco empleados del consulado, entre ellos Manuel Cuen, enviaron por escrito una queja a la SRE en México, a las cámaras de Diputados y Senadores, y a otras instancias federales, denunciando un clima de hostigamiento e intimidación contra ellos. “Es un ambiente que habíamos soportamos casi por un año. Desde enero vimos un cambio de actitud en el consul, inicialmente pensé que era solo contra mí, pero después en pláticas coincidimos que era contra varios. Era insoportable la actitud que tenía hacia nosotros”, describió Manuel Cuen, a quien en diciembre no le fue renovado el contrato de trabajo con el consulado, donde, desde el año 2002, fungía como coordinador del Instituto de los Mexicanos en el Exterior. En la queja, aun como empleados de consulado, exponen supuestas irregularidades como falta de entrega de copias de contratos sus contratos; transición de plazas de permanentes a temporales, sin notificación al empleado; cambio arbitrario en los horarios de operación de la oficina; uso de las cámaras de vigilancia para supervisar al personal, en vez de brindar seguridad; trato irrespetuoso a los empleados y constantes amenazas de despidos de parte del cónsul titular; intromisión en asuntos personales de los empleados, favoritismos, conflicto de interes, y hasta la intervención de la esposa del cónsul en asuntos laborales. Ese mismo mes, dos de los quejosos, quienes pidieron el anonimato por estar el proceso abierto, y porque continúan trabajando para el consulado, interpusieron una demanda laboral, mientras otros dos decidieron no demandar. Ante las solicitudes de comentarios de parte del consul Eusebio Romero, la respuesta de su secretaria asistente fue que no haría comentarios al respecto, al tratarse de asuntos internos de la dependencia. Romero asumió la titularidad del Consulado de México en Yuma en junio del 2013. Antes, las funciones del puesto eran cubiertas interinamente por el Consul Encargado, Santiago Ballina. En su caso, Cuen señaló que el 21 de diciembre se le notificó que su contrato no se renovaría, por lo que su relación laboral con el consulado terminó el 31 de diciembre. Agregó que, ante la falta de atención a las quejas, en breve decidirá si interpone también una demanda laboral, lo que analiza asesorándose con abogados. “De las instancias a la que enviamos la queja no hubo respuesta. Lo que se sabe es que Relaciones Exteriores no actua contra el funcionario, si no que guardan ese antecedente en su archivo para tomarlo en cuenta cuando se llega el tiempo de una rotación. Es sabido que Romero tuvo en Salt Lake City el mismo tipo de quejas”. “No se me respetó mi antiguedad, y considero que hicimos buen trabajo, pero todo se vino abajo en este último año cuando Romero llegó al consulado”, aseveró Cuen. Aparte del daño en la relación laboral, en el documento, los quejosos exponen que la política del consul afecta también la atención a los mexicanos en la jurisdicción consular, ya que “constantemente el titular impide el apoyos o servicios que por ley los empleados están obligados a prestar”.

0 comentarios: