27 de enero de 2015

GASES INVERNADERO Genera la frontera el 20%.

Los seis estados de la frontera norte generan más del 20 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero en México, con apenas el 17 por ciento de la población del país, revelan estudios de la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (Cocef). Esos resultados del Inventario de Gases de Efecto Invernadero (IGEI) determinaron las acciones a seguir en el Programa Estatal de Acción ante el Cambio Climático (PEAC) para Chihuahua. Pese a que el Gobierno del Estado identificó nueve puntos críticos para enfrentar las consecuencias del cambio climático en la entidad, aún no se tienen definidos los recursos económicos que permitirán implementar acciones en el corto plazo, informó el director de Ecología estatal, Salvador Rubalcaba Mendoza. En Chihuahua, los índices más altos en la generación de gases de efecto invernadero derivaron de la produccción de electricidad, seguida del transporte y el consumo de combustibles. Los avances De acuerdo con la Quinta Comunicación Nacional de México ante la Convención del Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, nuestro país se comprometió a bajar 30 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020, y un 50 por ciento en el 2050. Durante la reunión número 62 del Comité Consultivo Conjunto para el Mejoramiento de la Calidad del Aire en la Cuenca Atmosférica de Ciudad Juárez, Chihuahua; El Paso, Texas, y el Condado Doña Ana, Nuevo México, el director de Ecología Rubalcaba Mendoza presentó un informe sobre los avances del Plan Estatal del Cambio Climático, donde detalló las acciones concretas que deberán orientar las políticas públicas en materia ambiental. Entre esas políticas están la gestión de incentivos para la generación de energía renovable, la inclusión del concepto de eficiencia energética en los planes de estudio, el modelado y las herramientas para la planeación de crecimiento inteligente de las ciudades y comunidades, considerando aspectos como el transporte público y de carga, espacios públicos para los ciudadanos y áreas de esparcimiento. También contemplan crear un centro de investigación y desarrollo de alta tecnología que se enfoque en energías renovables y eficiencia energética, promover e implementar la sustentabilidad hídrica mediante sistemas de riego eficientes y recarga de acuíferos para la atención y prevención de la sequía, y garantizar el agua para consumo humano y para la producción de alimentos. Además, planean fortalecer la infraestructura hidráulica para proteger a la población civil y las áreas de cultivo, incrementar el número de pozos para abastecer agua potable a la población, así como la tecnificación para su distribución. De igual forma, se proponen incentivar el aprovechamiento forestal mediante programas para incrementar la producción y productividad, así como fortalecer la infraestructura para la transformación de materias primas y el combate a incendios forestales. En el último punto del informe se refirieron acciones que ya se han implementado para mejorar la calidad del aire, tales como los programas de autos limpios y sistemas de movilidad urbana para disminuir los tiempos de traslado y las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global, que ya funcionan en los dos principales centros urbanos del estado, Chihuahua y Ciudad Juárez. A pesar de que se trata de una lista de buenos propósitos, todo dependerá de que el gobernador del Estado logre recursos para concretar acciones. “El gobernador está gestionando el recurso para continuar con la segunda etapa de este programa (…) que consistirá en poner en práctica las políticas públicas que se establecieron en la primera etapa”, explicó Rubalcaba. Una vez conseguido y aterrizado el recurso, se estará en condiciones de visitar las regiones nuevamente, “pero ya no para identificar las políticas, sino para empezar a ver cómo lo vamos a hacer, cómo podemos empezar a bajar las emisiones de gases de efecto invernadero”, indicó. Dijo además que el Plan o Programa Estatal de Cambio Climático busca alinearse con la estrategia nacional de cambio climático, para transitar hacia una economía competitiva, sustentable y de bajas emisiones de carbono. “Aquí en Chihuahua nunca hemos estado fuera de normas, y para no llegar a esos grados es que se está buscando la regulación de los gases de efecto invernadero”, agregó. Acciones para ganar De acuerdo con el informe de la Cocef, las medidas para mitigar los efectos del cambio climático en la franja fronteriza se consideran urgentes, debido a que en esta zona habitan 83 millones de personas en un área de 2.6 millones de kilómetros cuadrados. José Mario Sánchez Soledad, administrador general adjunto de la Comisión, destacó la importancia de las acciones, tanto para los gobiernos como para la población. Las 50 acciones previstas en este plan de mitigación, podrían evitarles gastos no planeados, producto de los fenómenos que ahora se identifican con el cambio climático, estableció el funcionario de la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza. “Un ejemplo puede ser que ante la amenaza de tormentas fuertes e impredecibles se cuente con acciones para mitigar los daños, es decir, cómo prepararse para que el impacto sea menor, conocer acciones que se deben realizar, saber quiénes están en riesgo”, expuso. Mitigar es bajar la intensidad de impacto de un fenómeno relacionado con el cambio climático, explicó. Otras acciones tienen que ver con la adaptación para implementar estas medidas y contar con la infraestructura adecuada para que el impacto sea menor, detalló. Planear estas acciones para mitigar los efectos del cambio climático no siempre es atractivo para los gobiernos, sin embargo, si se destacan las ganancias que estos cambios pueden darles en materia económica, el cambio puede ser más atrayente, estimó el funcionario. “No sólo hablamos de sustentabilidad, sino de sostenibilidad de la economía en muchos aspectos”, consideró. Por ejemplo, si hablamos de un transporte moderno, los beneficios no sólo son ambientales, sino de ahorro de energía que trae inevitablemente una mejor economía, explicó. Buscando energías limpias Rubén Quintana, representante de la Semarnat ante la comisión intersecretarial que realiza los trabajos del Plan Estatal de Cambio Climático, dijo que de las 50 acciones previstas para Chihuahua un 40 por ciento se enfoca en acciones de ahorro de energía, además de promoción y uso de energías renovables. “Debemos aprovechar las ventajas del Estado por su alta incidencia solar”, dijo. Para la población también se encuentra la difusión de campañas educativas que encaminen a la reducción de energía en las viviendas. Las 50 acciones ya están previstas: el “qué” ya está, ahora sólo falta el “cómo”, concluyó.

0 comentarios: