31 de agosto de 2014

NACIONAL COMERCIO EXTERIOR Advierte la CANACO JUAREZ que las nuevas disposiciones para la importación de calzado fomentarán su contrabando en la frontera y encarecerán el producto hasta tres veces más para los juarenses.

  Las nuevas disposiciones para la importación de calzado fomentarán su contrabando en la frontera y encarecerán el producto hasta tres veces más para los juarenses, señaló Armando Prado Rojas, responsable del área de Comercio Exterior de la Cámara Nacional de Comercio CANACO Ciudad Juárez.
Lo anterior luego de que el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, anunció en León, Guanajuato, que a partir del primero de septiembre el gobierno federal endurecerá la importación temporal de calzado con el fin de apoyar la industria mexicana.
“Este tipo de soluciones de nada nos benefician, al contrario, el producto se va a dar más caro y va a afectar más a los más pobres que no pueden comprar un zapato de cuero mexicano”, señaló Prado Rojas.
De acuerdo a los medios nacionales, el secretario de Hacienda anunció una desgravación arancelaria a la importación de calzado, por lo que los importadores deberán pagar entre el 25 y el 30 por ciento del valor del producto en la aduana. “Pero si compras unos zapatos a 10 dólares la autoridad no te va a creer y va a decir que debiste de haber pagado 30 dólares por ellos y sobre ésos te va a cobrar el impuesto”, señaló el representante de Canaco.
Se establecieron nueve aduanas por donde ingresará la mercancía al país, pero Ciudad Juárez no es una de ellas, lo que estimulará el contrabando de calzado, apuntó. “La autoridad supone que con esos controles va a saber quién está importando, pero así no se va a combatir el comercio ilegal y los precios elevados del producto, al contrario, se va a fomentar la ilegalidad… y si pagamos los árenceles vamos a tener que pagar el precio doble o triple del producto”.
Con estas medidas Juárez quedó fuera del juego del mercado, pero pasará lo mismo que cuando se prohibió la importación de papa a la frontera, que se encontró en la ciudad una bodega con la verdura ilegal, destacó.
Otra de las medidas es que habrá un padrón sectorial de importadores de calzado y que quien no se encuentre inscrito no podrá introducir calzado al país.
  “Los juarenses no vamos a comprar calzado de León, Guanajuato, porque el que llega a Juárez es carísimo y va a perjudicar a los más pobres”.
La Canaco tratará de solicitar el derecho para que se revoque la importación en la frontera Juárez-El Paso, lo que impediría un mercado ilegal, concluyó.

0 comentarios: