22 de enero de 2014

MERCADO AGROPECUARIO Invasión de manzana americana, la mayoría considerada de desecho, hace desplomar al mercado nacional y en lo especial quiebra al productor de Chihuahua, una vez que la “importada” se vende a 6.50 Kilo cuando su costo de producción es de 7.50 pesos, situación que los esta obligando a vender a las productoras de jugo , que aprovechándose solo ofrecen 1.50 pesos por kilo

Un total de 13.5 millones de cajas de manzana de desecho invadieron los mercados nacionales, desplazando a los productores locales de Chihuahua, que la venden hasta en 6.50 pesos el kilo y según los reportes internacionales, la invasión podría aumentar, porque las condiciones pintan para que exista buena producción tanto en el Este como en el Oeste de los Estados Unidos, lo que mandaría a la quiebra a los pequeños productores mexicanos, máxime aquellos de la zona noroeste que están entrando en crisis debido a la invasión de manzana norteamericana, que empezó a entrar a territorio nacional y a la fecha siguen llegando tráileres cargados del fruto por las fronteras con México.
Según los reportes internacionales de los productores en Estados Unidos, en sus páginas de Internet señalan cómo el año pasado fue benéfico para ellos, al incrementar su exportación a 13.5 millones de cajas de manzana, lo que representa un aumento con el año antepasado de 3.3 millones de cajas, que en total y convertido a toneladas serían 256 mil 500 toneladas de fruta.
La crisis llegó primero a los pequeños productores que cortaron prácticamente madura su producción y esto implica que su venta debe de ser inmediata, pero como el mercado estaba desde julio invadido por los norteamericanos, comenzó a echarse a perder y para no perderlo todo, deberán de venderlo a la industria para la producción de jugo.
Los norteamericanos reportaron que su recolección presentó la particularidad de vencerse a un ritmo acelerado, y tan sólo en la primera quincena de octubre del año pasado habían acomodado 100 mil cajas más que en octubre, pero de 2012.
Haciendo un comparativo con las estadísticas del vecino país de los periodos 2011-2012, 2012-2013 y 2013-2014, la incógnita surge al comparar los tráileres cargados de manzana que ingresaron al país. Explicando lo anterior, en el periodo de 2011-2012 entraron a México 206 tráileres con la fruta y en ese año su precio era de 19.11 dólares la caja de 19 kilos, en el siguiente 2012- 2013 el precio era de 22.21 dólares por caja, entrando 360 camiones y en el último 2013-2014 se introdujeron 221 tráileres, y aunque fue menor la carga, el precio también lo es, porque se vendió a 17.52 dólares, lo que preocupa a los manzaneros locales, porque no es posible que a menor producto menor precio, cuando lo normal es que a menor producto mayor precio, porque se supone que existe poca producción. Haciendo un análisis, significa que aún existen grandes volúmenes del producto almacenado en los frigoríficos de los Estados Unidos, que de un momento a otro podrían volver a invadir el mercado mexicano este 2014, lo que significaría la quiebra de los pequeños productores, al perder ya dos cosechas seguidas y sin recuperar siquiera lo invertido.
En los mercados y en las calles, el producto se está vendiendo hasta en 6 pesos con 50 centavos, cuando el producto cuesta producirlo siete pesos con 50 centavos por kilo aproximadamente, sin contar los fletes y los procesos posteriores a su cosecha, lo que significa una pérdida de más del 100 por ciento, ya que algunos al no poder comercializarlo, deberán de venderlo a las productoras de jugo que llegan a comprar el kilo a un pesos y 50 centavos.
+++++++++++Podrían perderse en Chihuahua 242 mil Toneladas de manzana
En el recién terminado 2013, en Chihuahua se produjeron 440 mil toneladas de manzana, es decir, 22 millones de cajas , pero fueron importadas de Estados Unidos 242 mil toneladas, es decir el 55 por ciento de la producción local, que se encuentra en riesgo de echarse a perder por la sobreoferta que hay en el mercado.
El año pasado fue excepcional para los productores de manzana del estado de Chihuahua porque las lluvias y horas frío favorecieron a la manzana al grado de obtener 440 mil toneladas de este fruto, que se estimaba se colocaría de inmediato en el mercado por ser de calidad y exquisito sabor.
Las 440 mil toneladas significan aproximadamente 22 millones de cajas de 20 kilos cada una, pero los productores chihuahuenses no esperaban la invasión de los norteamericanos, esta vez no con armas o guerra, sino con su manzana, mucho más barata que la mexicana y de menor calidad. Basta sólo ir los centros comerciales para darse cuenta de esta invasión extranjera, porque en los mostradores donde acomodan este fruto, sólo se pueden ver los sellos de la manzanita roja y la leyenda Washington, mientras que la chihuahuense fue relegada, incluso en los estados del sur de la república a donde se va la mayor parte de la producción norteña.
La Unión Agrícola Regional de Fruticultores del Estado de Chihuahua, estimaba a finales de diciembre que existían 13 millones de cajas en refrigeración y que no podía salir al mercado debido a la importación de manzana del extranjero que inundó el mercado nacional. Lo anterior significa que 242 mil toneladas, que equivalen al 55 % de la producción, permanece detenida y a muy altos costos, porque a diferencia de la fruta americana y la mexicana es que aquella es subsidiada por el gobierno y la de nosotros se logra a base de esfuerzo de cada uno de los productores.
Esa mala noticia fulminó a los productores locales, porque entraron 240 mil toneladas de fruta extranjera, el 96 por ciento de los Estados Unidos, y dicha cantidad ha ido en aumento cada año porque está libre de aranceles.
Por estar libre de todo impuesto, la importación ha aumentado 49 por ciento y tan solo en el 2012 subió un 17 por ciento comparándolo con el año anterior, eso sin contar la clonación de documentos de un mismo permiso para introducir dos o tres veces la cantidad registrada.
Esta saturación en el mercado se debe a que en el país del norte, desde el mes de julio, se llenan sus cuartos fríos y en ese mes en Chihuahua aún no es tiempo de la cosecha porque el frío aún no ha madurado la manzana; luego, cuando ya es tiempo de la pizca, resulta que el mercado ya está ocupado por el producto americano, lo que obliga a los manzaneros locales a bajar los precios para poder venderla en el mejor de los casos.

0 comentarios: