9 de enero de 2014

FINANZAS ESTATALES Se dicen hasta consternados los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Tijuana por la tendencia al endeudamiento público que trae el nuevo gobernador Francisco Vega de Lamadrid, una vez que entrando pidió y el Congreso le autorizo un crédito que amplia la Deuda Publica a mas de dos mil 900 millones de pesos.

El Consejo Coordinador Empresarial de Tijuana (CCE) se declaró consternado ante la ampliación de endeudamiento por casi dos mil 900 millones de pesos, autorizado a la recién inaugurada administración por el Congreso del Estado para el ejercicio fiscal 2014, aún y cuando es entendible que el gobierno del estado busque sanear las finanzas públicas señaló que es alarmante el incremento a la deuda gubernamental como la principal solución.
El presidente del CCE, contador público Juan Manuel Hernández Niebla, expresó que tras un análisis de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos estatal, al CCE Tijuana le preocupan tres aspectos de esta decisión: primeramente, que el financiamiento no se traduzca en mayor inversión pública que incentive el crecimiento económico; siendo esto aún más relevante ante el difícil escenario que se prevé para la región fronteriza como resultado de la Reforma Hacendaria federal.
Segundo, que la ampliación de deuda sea uno de los puntos de partida de la administración, y tercero, que el saneamiento financiero contemplado no incluya un plan de austeridad real con reducciones importantes en el gasto operativo.
Afirmando que esto es preocupante ya que el endeudamiento como se demuestra a través del presupuesto aprobado, se deriva precisamente del alto costo operativo que implica la burocracia, el magisterio y las prestaciones de ambos. "Es por ello que el organismo empresarial invita al Poder Ejecutivo del Estado a buscar un cambio sustancial a corto plazo en los procesos de gestión y gasto gubernamental; de otra forma, cada año existirá la necesidad de reponer el déficit a través de nuevos financiamientos", puntualizó.
Hernández Niebla indicó que el CCE considera que es importante señalar que la exposición de motivos de los documentos analizados, no hacen mención de mejorar la capacidad de captación de recursos propios, ni proponen mecanismos específicos que transparenten el gasto con el fin de maximizar su uso.
Además, subrayó que en principio no queda claro si la autorización de ampliación de la deuda pública, cumple necesariamente con los requisitos establecidos en la Ley de Deuda Pública del Estado de Baja California y sus Municipios, por lo que invitan a que se convoque al Comité Técnico de Financiamiento Estatal que establece dicha ley para que evalúe y opine al respecto, ya que es sumamente importante que se aproveche dicho espacio de consulta.
Destacó que aún y con los ingresos adicionales que generarán los cambios aprobados al Impuesto Sobre Remuneraciones al Trabajo Personal y a algunos derechos que se cobran por los servicios que presta el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, el pronóstico de ingresos que hace el gobierno del estado considera disminuciones en otros de sus renglones.
"Es por ello que será fundamental la actualización constante de dicho pronóstico, pues se infiere que si durante el ejercicio fiscal los ingresos no van a la baja como estima el gobierno, la necesidad y el monto del endeudamiento deberán disminuir", abundó.
Resaltó que el CCE exhorta al nuevo gobierno a trabajar en conjunto con la ciudadanía, para lograr hacer más eficiente el gasto gubernamental, mejorar la capacidad de captación de recursos propios y para construir mecanismos que transparenten el uso de los recursos con el fin de hacer más eficiente su implementación.
Por último, Hernández Niebla recalcó que los organismos empresariales que representa el CCE estarán pendientes del proceso de obtención de créditos que haga el gobierno del estado, así como del uso que se le dé a dicho financiamiento.

0 comentarios: